El ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, exige un cambio radical de la política del ejecutivo autónomo de Baleares

El stand de Baleares en la feria turística Fitur recibió la visita del Ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, y del secretario general de Turismo, Juan José Güemes. Aprovechando la ocasión del Día de Baleares en la feria, también acudieron a esta cita el presidente del Govern balear, Francesc Antich, así como otros representantes políticos de las Islas Baleares.

El stand de Baleares en la feria turística Fitur recibió la visita del Ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, y del secretario general de Turismo, Juan José Güemes. Aprovechando la ocasión del Día de Baleares en la feria, también acudieron a esta cita el presidente del Govern balear, Francesc Antich, así como otros representantes políticos de las Islas Baleares. El ministro, en declaraciones a la prensa tras su visita al stand, criticó duramente la política del ejecutivo autónomo, que, según él, ha llevado a una situación precaria del turismo en Baleares, comunidad que ha perdido el liderazgo entre los destinos españoles, situándose en el tercer puesto detrás de Cataluña y Canarias. Matas matizó que es "absurdo hablar de datos" cuando "la realidad es que el sector padece una recesión muy importante" a causa, según él, de una "política absolutamente errática y descoordinada" del Govern balear, que ha provocado el enfrentamiento con el sector y con los turoperadores, "independientemente de la bondad o de la importancia de las medidas que se hayan podido adoptar". Los problemas son, según el ministro, que en los últimos años, más de 3.000 personas han perdido su empleo en el sector turístico y que se está acentuando la estacionalidad, ya que más de la mitad de las plazas turísticas que quedaban abiertas hace tres años se encuentran cerradas en estos momentos. Asimismo, se está perdiendo calidad de la oferta y de los turistas que llegan a Baleares, ya que la bajada de la demanda ha provocado que los hoteleros ofrezcan precios más bajos, lo que a su vez conlleva que los turistas que llegan a Baleares tengan un poder adquisitivo más bajo. Asimismo, dijo que las perspectivas para este año no son buenas, por lo cual exigió un "cambio radical de la política turística en Baleares" y un lanzamiento de "mensajes positivos", para dar a entender a los clientes que son bienvenidos en Baleares. Por otra parte, el secretario general de Turismo, Juan José Güemes, matizó que Baleares ha perdido entre 500 y 600 millones de euros de ingresos por turismo, al bajar la demanda un 8%, mientras que la media española ha crecido un 3,3%. Mientras que la mayor parte de los operadores es optimista acerca de una recuperación de los destinos mediterráneos y españoles, hay unos cuántos destinos, "entre ellos Baleares", sobre los que pesa "algo más que incertidumbre". (Charlotte Miller/ HOSTELTUR) (charlotte@hosteltur.com) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.