Diario 5407 21.10.2018 | 06:26
Hosteltur: Noticias de turismo

Extranjeros destinaron 5.700 millones de euros, un 16 por ciento más, a la compra de 90.000 segundas residencias en España en 2002

10 febrero, 2003
Los ciudadanos no residentes en España invirtieron en 2002 un total de 5.676 millones de euros en la adquisición de unas 90.000 viviendas en todo el país, según las estimaciones del presidente de la Comisión Nacional de Turismo Residencial de la Asociación de Constructores y Promotores de España, José Prado.
Los ciudadanos no residentes en España invirtieron en 2002 un total de 5.676 millones de euros en la adquisición de unas 90.000 viviendas en todo el país, según las estimaciones del presidente de la Comisión Nacional de Turismo Residencial de la Asociación de Constructores y Promotores de España, José Prado. Prado destacó que la inversión aumentó un 16 por ciento respecto a 2001, cuando fueron 4.765 millones de euros los que destinaron los no residentes en España a la adquisición de segundas viviendas en este país. Este fuerte incremento se debe a que 2002 fue un "año atípico" en cuanto a inversiones, ya que éstas se refugiaron en el producto inmobiliario turístico, "dada la seguridad de la inversión y la rentabilidad". La provincia de Málaga acaparó el 40 por ciento de las inversiones en segundas residencias, es decir, 2.270 millones de euros. De un total de 78.000 viviendas visadas en Málaga en 2002, 36.000 viviendas fueron adquiridas por no residentes. Por nacionalidades, los británicos fueron el grupo que más invirtió en la Costa del Sol en el año de 2002, suponiendo el 42 por ciento del total, seguidos por los alemanes, que este año, que realizaron el 28 por ciento de la inversión total, un 12 por ciento menos que en 2001 debido a la situación económica que vive este país. El resto se reparte en franceses (7 por ciento), italianos (5 por ciento) y belgas (3 por ciento), entre otros. Prado también destacó que "no hay que olvidar" la inversión realizada por el mercado nacional en segundas residencias, que rondó en 2002 los 2.000 millones de euros en la Costa del Sol, aunque esta cifra sólo puede ser estimativa al no existir ninguna estadística al respecto. Según un informe elaborado en 2002 por la Comisión presidida por Prado, en diciembre de 2000 existían en España 3,6 millones de viviendas utilizadas por el turista residencial, con una capacidad de 12 millones de plazas turísticas efectivamente utilizadas. Según los datos aportados por la Comisión Nacional de Turismo Residencial, los impactos en la economía atribuibles a estas viviendas son 4.804 millones de euros en producción anual de nueva planta; 3.005 millones en renta; 1.878 millones de consumo directo sobre la producción en los sectores de industria y energía; 871 millones en hostelería y comercio y 6.000 millones de euros anuales en concepto de impuestos municipales. En cuanto al trabajo, según las estimaciones de los constructores, genera 220.000 empleos directos y 180.000 indirectos.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.