El consejero andaluz de Turismo vincula el futuro de la Costa Sol al desarrollo del turismo rural y de naturaleza

El consejero andaluz de Turismo y Deporte, Antonio Ortega, vincula el futuro de la Costa del Sol al desarrollo del turismo rural y la conservación de la naturaleza, ya que los turistas cada vez demandan un mayor cuidado del entorno y buscan conocer los atractivos de zonas del interior.

El consejero andaluz de Turismo y Deporte, Antonio Ortega, vincula el futuro de la Costa del Sol al desarrollo del turismo rural y la conservación de la naturaleza, ya que los turistas cada vez demandan un mayor cuidado del entorno y buscan conocer los atractivos de zonas del interior. Ortega, que pronunció ayer una conferencia titulada "Reflexiones sobre Málaga ante el nuevo turismo del siglo XXI" en el Colegio de Abogados de Málaga, cuyo contenido divulgó la Consejería en un comunicado, manifestó que la Costa del Sol debe "huir de la masificación de su oferta", ya que el nuevo turismo demanda construcciones horizontales, entornos naturales y cuidados, grandes piscinas y jardines. El desarrollo de una zona para captar al turista con elevado poder de gasto debe basarse, según el consejero, en un urbanismo "mesurado y sostenible". Las nuevas tendencias de los mercados hacen necesario "volver los ojos" hacia la oferta de naturaleza y rural de la provincia, y es preciso dotar de mayor accesibilidad a las zonas del interior, "complemento de indudable valor" para la competitividad del producto tradicional de litoral, sostuvo. En la Costa del Sol, que "posee el don de una temporada cuya duración permite paliar el grave problema de la estacionalidad", el turismo de interior es "un valor añadido", que puede complementar "segmentos maduros" como el sol y playa, el urbano o el de congresos, añadió. A juicio de Ortega, "ha llegado el momento de la reinvención de Málaga y de su marca insignia, la Costa del Sol", que debe continuar con su función de "paraguas turístico", en el que el resto de atractivos de la provincia "puedan crecer". Para el titular de Turismo, el "desafío" consiste en superar la fase promocional de la gestión turística y afrontar el reto de "ordenar el turismo" en la provincia para atender a un turista "cada vez más exigente e individualista". Málaga, que ha estado "durante tanto tiempo bajo la sombra alargada" de la marca Costa del Sol, está "renaciendo con fuerza", según el consejero, que apostilló que está reivindicando, "con gran acierto, su propia personalidad como destino turístico independiente". En este sentido, animó a la ciudad a que aproveche las "indudables ventajas" de ser la ciudad natal de Picasso, "privilegio que no puede ostentar ninguna más", y opinó que el Museo Picasso -cuya apertura está prevista el próximo 24 de octubre-, será "el baluarte en torno al cual 'rediseñar' la oferta cultural" para incluirse dentro de los circuitos de grandes urbes europeas. Actualmente, el sector turístico malagueño y andaluz tienen un "excelente futuro", pero para ello Ortega ve necesario estar "atentos" a incertidumbres como los "riesgos geopolíticos", la evolución económica de Alemania, los nuevos competidores del área mediterránea o la ampliación de la Unión Europea. Además, consideró que hay que prestar "especial atención" a la calidad de la oferta y a la imagen de seguridad que se proyecta al exterior, "factores clave" para la competitividad de los destinos turísticos en el panorama internacional, dijo. (HOSTELTUR) )redaccion@hosteltur.com) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.