Diario 5329 22.07.2018 | 20:46
Hosteltur: Noticias de turismo
La Comisión Europea les bonifica el 85% restante

Las aerolíneas sólo asumirán el 15% de sus emisiones de CO2 en 2012: 380 M €

Su incorporación al sistema de compensación costará entre 2 y 12 € por trayecto 27 septiembre, 2011
  • De 2012 a 2020 las compañías se ahorrarán 20.000 M € gracias a las bonificaciones

La entrada del transporte aéreo en el sistema de comercio de derechos de emisiones de la Unión Europea a partir del próximo año tendrá un coste de entre dos y 12 euros por trayecto para el pasajero que compre un billete para un vuelo transatlántico, según los cálculos de la Comisión Europea, que considera este impacto “limitado”.

A partir de 2012 se asignarán derechos de emisión de gases contaminantes a las aerolíneas que operen en la Unión Europea, teniendo en cuenta sus registros históricos, hasta el año 2020. En el primer ejercicio se les concederá gratuitamente el 85% de estos derechos y el 82% los años restantes, con lo que deberán asumir el pago del 15%, unos 380 millones de euros en 2012. También se prevé reservar un 3% en el periodo 2013-2020 para nuevas empresas y compañías con gran crecimiento.

La comisaria responsable de Cambio Climático, Connie Hedegaard, ha señalado en un comunicado recogido por Europa Press que los derechos que las aerolíneas recibirán gratuitamente supondrán en torno a 20.000 millones de euros. Por eso confía en que con estos ingresos las compañías “inviertan en la modernización de sus flotas, en la mejora de la eficiencia de los carburantes y en el uso de combustibles de aviación no fósiles”.

Fuentes comunitarias han insistido en que corresponde a las aerolíneas decidir cómo repercutirán estas medidas en el coste del billete que paga el pasajero, aunque calculan que la cifra oscilará entre dos y 12 euros.

Rechazo internacional

Por otra parte, la comisaria ha defendido en su comunicado la decisión de la Unión Europea de cobrar a las compañías del sector por sus emisiones de CO2, pese al rechazo que esta medida ha generado en países como Estados Unidos y China. “No podemos alegar que el sector aéreo no necesita contribuir porque no se pueden llegar a acuerdos internacionales”, ha advertido.

De hecho, en octubre el abogado general del Tribunal de Justicia de la UE debe emitir un dictamen sobre una queja planteada por aerolíneas estadounidenses contra la decisión de la Unión de cobrarles por sus emisiones de CO2.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.