Los turoperadores dicen que no pueden vender plazas con precios de cuatro estrellas en Benidorm

El pulso que mantienen hoteleros y mayoristas ha sacado a luz la dificultad para vender las nuevas plazas hoteleras de cuatro estrellas que se ofertan en Benidorm. Según fuentes del tour operador Tui, «los clientes que quieren pasar sus vacaciones en Benidorm son personas de clase media que buscan establecimientos de dos y tres estrellas. De momento, nos está constando vender hoteles que cuentan con múltiples servicios adicionales que el turista no pide».

El pulso que mantienen hoteleros y mayoristas ha sacado a luz la dificultad para vender las nuevas plazas hoteleras de cuatro estrellas que se ofertan en Benidorm. Según fuentes del tour operador Tui, «los clientes que quieren pasar sus vacaciones en Benidorm son personas de clase media que buscan establecimientos de dos y tres estrellas. De momento, nos está constando vender hoteles que cuentan con múltiples servicios adicionales que el turista no pide». La planta hotelera de Benidorm se ha transformado en la última década con la reforma de establecimientos que han pasado a la categoría de cuatro estrellas. A esto proceso se ha unido en el último año la apertura de hoteles con salones de congresos, centros de tratamiento corporal y otros servicios adicionales, también de cuatro estrellas. En total un 12 por ciento más de plazas que se han puesto en el mercado coincidiendo con un periodo de recesión y con un posible conflicto bélico que podría tener efectos negativos en el sector. Ante este panorama los mayoristas han pedido renegociar los contratos que ya tenían firmados para el verano 2003 con los hoteleros. Sin embargo, los empresarios se han negado a rebajar aún más el precio de las camas porque ya firmaron acuerdos con incrementos mínimos para la temporada alta. Los tour operadores han alegado que la incertidumbre por el posible conflicto con Irak ha estancado sus ventas. La escasa respuesta que han recibido desde los hoteleros de la Costa Blanca llevaba ayer a un representante de un mayorista a pedir a los empresarios que reduzcan sus márgenes de beneficio para poder competir en igualdad de condiciones con otras zonas turísticas de España en las que los precios son más baratos. La reacción de un hotelero ante estas afirmaciones fue rotunda. «Nosotros ofrecemos una calidad que no se encuentra en otros puntos», indicó. «En Benidorm hay hoteles que en la pensión completa se incluye hasta la merienda. Eso no se ve en otros destinos», apuntó este mismo. Prueba del nivel que ha alcanzado el destino son los numerosos certificados de calidad con que cuentan los hoteleros. Además incluso el Centro de Turismo para la cualificacion profesional (CDT) ha obtenido la certificación ISO 9001 tras superar la auditoría realizada por la empresa Aenor. Se trata del segundo centro de estas características de la Comunidad Valenciana que consigue esta distinción. (A.V., diario Información, 27/02/03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.