Diario 5938 05.07.2020 | 15:26
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Temen perder las bonificaciones de las cotizaciones de seguridad social

FEHM exige que reabrir los hoteles no genere penalizaciones en los ERTE

29 mayo, 2020

La presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), María Frontera, ha exigido al gobierno nacional que “nos clarifique ya las condiciones que vamos a tener en los ERTE a partir del 1 de julio”, porque si al abrir un centro de trabajo se pierden todas las bonificaciones, incluso por aquellos trabajadores que no se reincorporen, será difícil comenzar a operar. Insisten en la importancia de llevar a cabo pruebas piloto porque "cada día y semana que pasa (sin actividad) las consecuencias son más graves".

Desde la patronal hotelera señalan que la seguridad jurídica es fundamental y en tanto no se resuelvan las cuestiones pendientes no se va a favorecer que se retome la actividad económica. “Las empresas tenemos unas necesidades muy concretas y hay que empezar a despejar dudas no solo presentes sino futuras. Tenemos que saber más allá del 30 de junio cómo va a ser la protección y las ayudas para las empresas turísticas. Está muy claro que no habrá actividad para todos en la temporada 2020 y los beneficios de los ERTES y las exenciones de las cuotas de la Seguridad Social deben extenderse hasta final de año”.

Si existe la posibilidad de reinicio de la actividad turística en junio, Frontera sostuvo que es primordial que “se contemplen bonificaciones para las empresas que reinicien y no se las penalice”. Es que, como ha explicado, “hay empresas que tiene varios centro de trabajo y cuando un centro quiere reiniciar la actividad, según las condiciones contempladas actualmente en los ERTE, todos los trabajadores de todos los centros se ven afectados y se ven penalizadas todas las bonificaciones de las cotizaciones de la seguridad social de todos los trabajadores”.

Al reiterar que para abrir “es muy necesario contemplar todas estas variables”, pidió al gobierno “flexibilizar las condiciones” porque eso “favorecería a los trabajadores, que cobrarían sus nóminas; a las empresas, que seguirían con las bonificaciones a las cotizaciones de la seguridad social" y además "la administración pública no tendría que hacer frente a esos pagos de las nóminas de esos trabajadores”.

Por otra parte, recordó que aún esperan que se autoricen las pruebas piloto del 15 al 22 de junio “en dos zonas turísticas de la isla de Mallorca”, a las que se sumaría Menorca, Ibiza y Formentera, ya que con esta iniciativa se busca “demostrar que el destino es seguro y apostar por la imagen internacional”.

Días atrás FEHM se había manifestado a favor de la reapertura en julio para el mercado internacional pero insistía en que “el gobierno de España y el de Alemania deberían llegar a un acuerdo y nos deberían autorizar a realizar estas pruebas piloto" en junio.

“Las administraciones implicadas deberían poner todo su empeño en que salga adelante porque no puede más que aportar aspectos positivos si se hace con todas las medidas y garantías necesarias. Proponemos una prueba piloto para demostrar que estamos preparados, que somos un destino seguro que aplica sus protocolos con rigurosidad y por lo tanto podemos liderar la recuperación internacional con el fin de que, después, en julio sea una apuesta firme”, concluyó Frontera.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.