Diario 5719 22.10.2019 | 03:16
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Las agencias de viajes dan tres meses prorrogables a las aerolíneas para que garanticen el viaje del usuario en caso de quiebra

4 marzo, 2003
Las agencias de viajes españolas han fijado un plazo de tres meses prorrogable para que las aerolíneas de IATA (Asociación Internacional del Transporte Aéreo) creen un ente o fondo de garantía que ofrezca las garantías necesarias para que el viajero que tiene su billete de avión o ha solicitado su reserva pueda volar en las mismas condiciones y por el mismo precio con otra compañía si la que ha contratado quiebra.
Las agencias de viajes españolas han fijado un plazo de tres meses prorrogable para que las aerolíneas de IATA (Asociación Internacional del Transporte Aéreo) creen un ente o fondo de garantía que ofrezca las garantías necesarias para que el viajero que tiene su billete de avión o ha solicitado su reserva pueda volar en las mismas condiciones y por el mismo precio con otra compañía si la que ha contratado quiebra. El presidente de la Federación Española de Agencias de Viajes (FEAAV), Jesús Martínez Millán, señaló ayer, en declaraciones a Europa Press, que ante la crisis a la que se enfrentan actualmente las aerolíneas de todo el mundo después de los atentados del 11 de septiembre y la posibilidad de que se produzca una guerra en Irak, muchas de ellas son susceptibles de quebrar. Precisamente, por esa razón, las agencias de viajes quieren que las compañías aéreas se hagan cargo de su responsabilidad y pongan en marcha, en el marco de IATA, un fondo de garantía que permita que exista un ente que se responsabilice de los miles de pasajeros afectados y garantice sus viajes en las mismas condiciones y el mismo precio en caso del cierre de una compañía. Para la creación de este ente dan un plazo de tres meses que se prorrogaría si la intención de IATA es favorable. "Lo que queremos es garantizar que el usuario pueda viajar con las condiciones que primeramente contrató, aunque sea con otra aerolínea, y que sean las compañías aéreas las que se hagan cargo de los viajeros y no las agencias de viajes las que tengan que responder", dijo Martínez Millán. En estas circunstancias, y ante la falta de liquidez de muchas compañías, las agencias de viajes dicen estar en una situación de indefensión a la hora de afrontar gastos, ya que han de enfrentarse a posibles caídas de las aerolíneas que no tienen garantía alguna con los clientes en caso de quiebra. Por ello, piden que se elabore un sistema de compensación de gastos indirectos que surgen del cese de la actividad de las aerolíneas, como estancias extras en hoteles o billetes de transporte alternativo. "A las agencias se nos exigen garantías, pese a que una quiebra nuestra tendría una repercusión mínima. Lo lógico es que las aerolíneas, por tanto, también cuenten con avales", agregó Millán. Según explicó, hasta ahora, los problemas causados por las aerolíneas que han quebrado han sido solucionados al 85 por ciento por las agencias de viajes, con el consiguiente gasto. "Por ello, queremos una garantía, que haya un ente que se encargue de cubrir los gastos de los seguros, el combustible, y, sobre todo, evite que los pasajeros queden desprotegidos con la sucesiva reclamación y pérdidas para la agencia", agregó. En principio, el plazo es de tres meses para que se tomen medidas, aunque puede prorrogarse si las aerolíneas se muestran dispuestas a tomar medidas y necesitan más tiempo. En caso de una falta de disposición, las agencias llevarían el tema al Comité Ejecutivo y se estudiarán las acciones a llevar a cabo.

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.