Diario 5945 14.07.2020 | 01:58
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Jornada Hosteltur “Los agentes de viajes ante la nueva realidad”  

Comunicar más y mejor, uno de los grandes cambios para los cruceros

 Entrevista a Tomas Fernández, director comercial para España y LATAM de CroisiEurope   30 junio, 2020
  • CroisiEurope volverá a navegar el 16 de julio y ha adaptado parte de la programación a la demanda actual
  • La compañía de cruceros fluviales sumará un "Comandante Sanitario" encargado de controlar la salud de la tripulación y los clientes
  • La comunicación precrucero será vital para que el pasajero conozca la seguridad que ofrecen, desde siempre, las compañías

El 16 de julio la compañía de cruceros fluviales CroisiEurope reactivará sus operaciones aplicando protocolos adaptados a la era pos-COVID-19 y sumando a bordo a un “Comandante sanitario” responsable del control de tripulación y clientes. En esta nuevo escenario, el gran desafío de la industria será “comunicar más y mejor”, asegura Tomás Fernández, director comercial para España y LATAM de la compañía, puesto que muchas de las medidas de seguridad que hoy parecen indispensables, ya se aplican desde hace años. Fernández será uno de los participantes de la Jornada Hosteltur “Los agentes de viajes ante la nueva realidad”, que se celebra este miércoles 1 de julio a las 16:00 horas, y a la que pueden inscribirse gratis en este enlace.

¿Qué cambiará a partir de ahora en los cruceros?

Es una industria muy avanzada, mucho más de lo que se expone y se difunde. Es un problema que tiene la industria y uno de los grandes cambios que debe hacer es comunicar más y mejor. Es verdad que habrá cambios en los cruceros, pero los barcos están bastante adaptados. Nosotros cambiaremos cosas vinculadas a la seguridad, porque es lo que el cliente busca y es importante para tomar la decisión de viajar.

¿Qué medidas concretas están tomando en CrosiEurope?

Somos una compañía de cruceros fluviales y la capacidad de nuestros barcos es máximo 170 personas, además somos una compañía premium en la que ya se estaba trabajando para que hubiese menos clientes por barco, porque es lo que el cliente nos demandaba. Tenemos un protocolo sanitario validado por Bureau Veritas.

  • Habrá un comisario sanitario en nuestros barcos para que las medidas se cumplan y para solucionar si hay cualquier tipo de problema para el bienestar de los clientes. Controlará y hará un seguimiento de la salud tanto de la tripulación como de los pasajeros.
  • Se le tomará la temperatura a los clientes cuando vayan a embarcar
  • El asiento será asignado desde el principio, para evitar que la gente se pasee en forma innecesaria.
  • Estamos poniendo una circulación de pasajeros organizada para mantener la distancia
  • Hemos quitado el bufé y puesto un doble servicio de comidas y cenas en el restaurante y servicio en mesa. Esto es importante porque el restaurante estará como mucho al 50% de capacidad
  • Se reforzará la limpieza tanto en los camarotes como en las zonas comunes de los barcos.
  • Se enviará un formulario para que el pasajero rellene, con preguntas sanitarias y para saber dónde han estado antes

¿Todo esto alterará la experiencia del viajero?

Salir a un barco fluvial no va a ser una diferencia con respecto a salir a un bar o ir a un hotel hoy. El cliente se va a encontrar con una diferencia respecto a antes del COVID, pero no a su vida actual, porque ahora mismo andamos en la calle con mascarillas, con gel hidroalcoholico…

El hecho de que la capacidad de los barcos sea menor ¿es una oportunidad para los cruceros fluviales?

Será una oportunidad en tanto y en cuanto seamos capaces de comunicar y de hacer sentir al cliente la seguridad del crucero fluvial. La comunicación precruceros deberá cambiar para que el cliente sepa lo que se va a encontrar: todo el desarrollo que tienen nuestros barcos, las medidas de seguridad que ya se aplican y que el pasajero desconoce.

¿Cuál cree que será el rol del agente de viajes en este escenario y cómo se prevé la relación entre compañías de cruceros y agentes?

El agente saldrá reforzado de la crisis, por desgracia solo los que sobrevivan, porque será duro. Y esperamos que no cambie la relación entre la compañía y el agente de viajes, porque son fundamentales en la distribución. El cliente va a buscar seguridad y el agente de viajes se las va a dar porque son profesionales que saben explicar qué se va a encontrar el cliente a bordo.

¿Cómo imagina la industria en dos años?

De aquí a dos o tres años esto será normal como lo era antes de la COVID, porque la gente habrá asimilado el comportamiento sanitario. La gente tendrá que adecuarse a nuevos comportamientos con respecto a la sanidad, pero no solo por el COVID sino porque vivimos en ciudades que son megalópolis de 6, 8, 25 millones de habitantes y esto nos tiene que llevar, forzosamente, a adquirir comportamientos sanitarios seguros. Pero creo que en dos o tres años lo que estamos implementando hoy será normal.

Ya tienen fecha para volver a navegar ¿la demanda está respondiendo?

Empezamos a tener demanda y nos sorprende porque es variada. Habíamos puesto producto en España, para ofrecer al mercado local un producto de cercanía y está funcionando bien, pero también nos sorprende que la gente sigue queriendo ir al Rin, al Danubio, al Duero. Es verdad que hay más demanda a los productos más cercanos como el Guadalquivir o Canarias, en nuestro barco marítimo, y se está reactivando la demanda al Rin o al Danubio. Vemos el inicio de una normalidad de nuevo, no una nueva normalidad.

¿Este nuevo escenario trajo cambios en los itinerarios?

Estamos haciendo un esfuerzo para volver con la mayor cantidad de itinerarios, esta semana o la otra ya sabremos cuántos y cuáles. Hemos adaptado parte de nuestra programación a lo que nos demandaba la situación. Nuestro barco en Canarias estaba previsto que hiciese Canadá y ya no va, se queda. Es un cambio que demuestra la gran flexibilidad y la rapidez en la toma de decisiones de nuestra compañía. Además, en Guadalquivir los cruceros de 8 días los hemos hecho también de 4 y 5 días para que la gente pueda ver lo que es un crucero fluvial, porque es muy atractivo para un cliente de cercanía.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.