Diario 6039 30.10.2020 | 12:33
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La pandemia pone a este producto en el punto de mira del viajero

La crisis de la COVID-19, una oportunidad para el turismo rural

26 septiembre, 2020
  • “Ha llegado a nuestras puertas un nuevo turista al que hay que conocer, al que hay que adaptarse y hay que fidelizar"
  • Están “cambiando los conceptos, frente a lo exótico, se está buscando lo esencial; frente al lujo está el lujo de lo básico"
  • “Hay una oportunidad en este segmento, si lo hacemos bien y si lo basamos en el eje de la sostenibilidad”

El turismo rural ha sido uno de los productos ganadores en el peor verano para el sector por el impacto de la crisis sanitaria. Tras meses de confinamiento y la necesidad de poner distancia con el resto de los viajeros, son muchos los españoles que han optado por entornos rurales y de naturaleza para disfrutar de sus vacaciones. Una situación que desde el sector se valora como una gran ocasión para dar un impulso a esta actividad. De hecho, aprovechar esta oportunidad fue uno de los mensajes más repetidos en la segunda edición del Congreso Mundial de Turismo Rural Sostenible que se ha celebrado esta semana en los municipios oscenses de Aínsa y Boltaña, organizado por Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA) con la colaboración del Gobierno de Aragón.

"Parece que siempre hemos sido el hermano pequeño del turismo de sol y playa y del urbano, pero la pandemia nos ha puesto en el punto de mira y tenemos que aprovechar esta oportunidad”, señaló Ana Alonso, directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de Escapadarural.com, portal especializado en turismo rural.

Las restricciones a los viajes en todo el mundo por la pandemia han llevado a la gran mayoría de los españoles a renunciar a sus viajes al extranjero y muchos han optado por el turismo rural. Incluso para un gran número de ellos ha sido su primer contacto con esta modalidad de vacaciones. “Ha llegado a nuestras puertas un nuevo turista al que hay que conocer, al que hay que adaptarse y hay que fidelizar. Han llegado por casualidad y vamos a intentar que se queden”, añadió.

“Hay una oportunidad en este segmento, si lo hacemos bien y si lo basamos en el eje de la sostenibilidad”, dijo Rafael Ausejo, fundador y CEO en Ruralka Hoteles. “Va a pasar tiempo hasta poder viajar a destinos de larga distancia, por tanto hay que aprovechar este momento”, agregó.

"Los que nos dedicamos a esto tenemos una gran oportunidad de llevarnos el gato al agua y de poder hacer cosas diferentes. Por eso hoy la España vaciada es la España deseada”

Detalló que su compañía ha tenido un crecimiento del 20% este verano y está convencido de que "a medio y largo plazo el turismo rural va a ser el turismo del futuro".

El director de Hosteltur, Manuel Molina -en el centro de la imagen-, moderó la mesa redonda titulada "Sostenibilidad y estacionalidad", con la presencia -de izquierda a derecha- de Juan Ángel Mairal, experto en transporte, logística y movilidad; Rafael Ausejo, fundador y CEO en Ruralka Hoteles, y Diego Vicente Hernandez, director de la división Hotels&Tourism de CaixaBank.

También Álvaro Planchuelo, experto en viajes y escritor del diario El País, destacó que este producto tiene ahora una gran oportunidad porque no se está viajando a destinos lejanos y es, por tanto, un buen momento para darlo a conocer.

Además, señaló que están “cambiando los conceptos, frente a lo exótico, se está buscando lo esencial; frente al lujo está el lujo de lo básico. Las actividades básicas hechas con calidad tienen mucho éxito”.

El secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, que participó en la clausura del encuentro, destacó que "la apuesta del turismo rural es la apuesta por el futuro y por conseguir que España mantenga su liderezgo en un momento de incertidumbre como el actual"

Un enclave para el teletrabajo

Esta actividad no tiene un gran impacto económico si se compara con las grandes cifras del turismo en España -84 millones de turistas internacionales en 2019-, como indicó la portavoz de Escapadarural, pero puso en valor este producto por su impacto social y transversal, ya que puede ayudar a muchos pequeños empresarios de estos municipios. Además, destacó que la nueva tendencia del teletrabajo puede favorecer el incremento de las visitas al entorno rural.

El confinamiento ha obligado a miles de personas a trabajar desde sus domicilios y se ha puesto de manifiesto que ha sido positivo para muchas compañías, que incluso se están planteando esta opción como algo habitual.

“La posibilidad de trabajar en remoto puede hacer que se revierta el tradicional movimiento campo-ciudad”, indica la portavoz de Escapadarural. De hecho, según una encuesta impulsada por esta firma, 6 de cada 10 turistas que viven en la ciudad la cambiarían por un municipio de menos de 5.000 habitantes.

Para facilitar que se pueda trabajar desde la distancia, es muy importante dotar a estos enclaves de buenas comunicaciones digitales. En este sentido, Álvaro Planchuelo habló incluso de “hiperconexión” y dijo que “las administraciones tienen que preocuparse de que haya conexión digital, ya que hoy no se puede ir a un lugar donde no haya wifi, puede haber gente que no lo quiera, pero otros sí para trabajar”.

La mesa de debate titulada, "El nuevo turismo... y el nuevo turista consecuencia del COVID-19",
estuvo moderada por el director de la revista Viajar, Mariano López, y contó con la presencia -de izquierda a derecha- de Ana Alonso, directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de Escapadarural.com; Francisco Parra, presidente de Turismo Verde de Huesca, y Álvaro Planchuelo, experto en viajes y escritor en El País.

Mejor que en la crisis de 2008

A pesar de las buenas noticias que ha dejado el turismo rural este verano, no a todos los establecimientos les ha ido bien. De hecho, el presidente de Turismo Verde de Huesca, Francisco Parra, dijo que muchos alojamientos se habían visto obligados a cerrar al no poder superar esta difícil situación.

Sin embargo, Diego Vicente Hernández, director de la división de Hotels & Tourism de CaixaBank, dijo que a pesar de la gravedad de esta crisis, tanto las entidades financieras como las empresas turísticas están en mejor situación que en la crisis de 2008.

“La situación de solvencia de las entidades financieras no es la misma que en 2008, por tanto estamos por la labor de ayudar y de oxigenar” a un sector que ha llegado a registrar ingresos cero, aseveró.

También dijo que el sector turístico, en general, está más saneado porque en los años posteriores a dicha recesión. Las empresas mejoraron sus balances y sus beneficios, enlazaron varios años de crecimientos muy pronunciados y reforzaron su nivel de solvencia e hicieron los deberes, con inversiones y modernización de las plantas hoteleras y una mayor profesionalizando el sector.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.