Diario 6066 01.12.2020 | 12:07
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Los pilotos aceptan un recorte salarial y Vueling protege a todo el colectivo a través de un ERTE

Vueling y Sepla firman un acuerdo por la supervivencia de la compañía

El acuerdo permite a la compañía sobrevivir mediante la reducción de determinados gastos laborales fijos 23 octubre, 2020

Vueling y el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) han firmado un acuerdo por la supervivencia de la aerolínea, según el cual, los pilotos aceptan un recorte salarial conforme con la reducción de producción de la compañía a causa de la pandemia de COVID-19 y, a su vez, la empresa se compromete a mantener todos los puestos de trabajo de los pilotos, incorporando a todo el colectivo en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

El acuerdo firmado por la compañía y la Sección Sindical de Sepla en Vueling regula a la baja varias condiciones laborales del colectivo y estará en vigor durante todo 2021. El texto ha sido ratificado esta semana por más del 85% de los pilotos de la low cost de International Airlines Group (IAG) afiliados al sindicato.

“Se trata de un acuerdo que permite a la compañía sobrevivir en la mayor crisis de la historia de la aviación mediante la reducción de determinados gastos laborales fijos”, explica el Sepla.

En concreto, los pilotos aceptan una importante rebaja salarial en sintonía con la disminución de las operaciones de la compañía a causa de la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19. Para mantener el empleo, los pilotos estarán bajo la figura del ERTE, distribuyéndose los vuelos equitativamente entre toda la plantilla, de forma que el salario percibido sea proporcional a la actividad realizada. Además, los pilotos consienten en que se suspenda temporalmente la compensación económica de determinados conceptos como la actualización salarial, el bonus de productividad o el plus de programación libre.

Paralelamente, han pactado una fórmula que otorga flexibilidad a la compañía para poder disponer de la plantilla necesaria para todos los vuelos programados en caso de eventualidades, así como distintas figuras de aumento de productividad. En los casos de cierre de bases, los pilotos de dichas bases tendrán la oportunidad de trasladarse de manera voluntaria a la base de Barcelona, o a bases temporales que eventualmente abra la compañía en función de las previsiones de tráfico aéreo.

La Sección Sindical de Sepla en Vueling ha destacado: “La baja demanda prevista para invierno nos ha obligado a buscar fórmulas que permitan que toda la plantilla pueda tener las mismas oportunidades de seguir trabajando, aunque sea a niveles mínimos. Solo por esta vía podemos mantener los contratos de todo el colectivo, así como nuestras licencias y experiencia reciente”.

El acuerdo estará en vigor hasta el 31 de diciembre de 2021, momento a partir del cual volverá a aplicarse el III Convenio Colectivo de pilotos de Vueling en su integridad.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.