Diario 6059 24.11.2020 | 06:50
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El fabricante ha tenido que acometer cambios en el aparato y en la formación de los pilotos

Boeing celebra la vuelta del 737 MAX después de 20 meses en tierra

18 noviembre, 2020

El fabricante norteamericano Boeing ha celebrado la autorización de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos de este martes para la reanudación de las operaciones comerciales de los Boeing 737-8 y 737 9 MAX, después de 20 meses en tierra tras los accidentes de Indonesia y Etiopía que dejaron 346 muertos por fallos en el modelo.

“Permanecerán en nuestra memoria las personas que perdieron la vida en los dos trágicos accidentes que condujeron a la decisión de suspender las operaciones”, ha afirmado en un comunicado David Calhoun, consejero delegado de Boeing. “Esos sucesos y las lecciones que hemos aprendido después nos han servido para reconfigurar la compañía y centrar la atención aún más en nuestros valores fundamentales: seguridad y prevención, calidad e integridad”, añadió.

La aerolínea explica que durante los últimos 20 meses, Boeing ha colaborado estrechamente con las aerolíneas, les ha proporcionado recomendaciones detalladas para mantener los aviones aparcados a largo plazo, además de garantizar que sus aportaciones y comentarios se tuvieran en cuenta para la vuelta de los aviones al servicio con las máximas garantías.

Boeing ha tenido que introducir mejoras en el software del 737 MAX, entre otras exigencias, para poder reanudar los vuelos.

En una Directiva de Aeronavegabilidad, la FAA establece los requisitos que habrá que cumplir antes de que las aerolíneas estadounidenses puedan reanudar el servicio, entre los que destacan: instalar las mejoras de software, completar las modificaciones en el aislamiento del cableado, realizar la formación de los pilotos y acometer las tareas para revertir las medidas de preservación de aviones inactivos de forma exhaustiva para garantizar que están listos para volver al servicio.

“La directiva de la FAA es un hito importante”, declaró Stan Deal, presidente y consejero delegado de Boeing Commercial Airplanes, quien agregó que “seguiremos trabajando junto a los reguladores internacionales y a nuestros clientes para que el avión vuelva al servicio en todo el mundo”.

Tres medidas de seguridad y calidad

Además de los cambios realizados en el avión y en la formación de los pilotos, Boeing ha tomado tres medidas importantes para reforzar la atención que se presta a la seguridad y la calidad.

Alineación organizativa: Se ha reunido a más de 50.000 ingenieros en una única organización que incluye una nueva unidad de Seguridad de Productos y Servicios, que unifica las responsabilidades de seguridad en toda la compañía.

Enfoque cultural: A los ingenieros se les han otorgado mayores facultades para realizar mejoras en materia de seguridad y calidad. La compañía identifica, diagnostica y resuelve problemas con un mayor nivel de transparencia e inmediatez.

Mejoras en procesos: Con la adopción de procesos de diseño de última generación la compañía está permitiendo que se alcancen mayores niveles de calidad a la primera.

Boeing ha vivido desde marzo de 2019 una prolongada crisis por los accidentes del 737 MAX, su modelo más vendido, que le ha costado cerca de 20.000 millones de dólares (16.856 millones de euros), incluida la compensación que debe pagar a las víctimas y a las aerolíneas.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.