Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Europa, Latinoamérica y África son los continentes más afectados

La conectividad aérea internacional, devastada por la COVID-19

1 diciembre, 2020 Premium
  • Un informe reciente de IATA revela que la crisis de la COVID-19 ha tenido un impacto devastador en la conectividad aérea internacional
  • Las restricciones han dejado casi sin rutas internacionales e intercontinentales a las regiones de Europa, Latinoamérica y África
  • La recuperación de la economía global de la crisis de COVID-19 se verá seriamente comprometida sin el apoyo de una red de transporte aéreo

Un informe reciente de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) revela que la crisis generada por la COVID-19 ha tenido un impacto devastador en la conectividad aérea, dejando casi sin rutas internacionales e intercontinentales, particularmente, a las regiones de Europa, Latinoamérica y África y, en menor escala, a Norteamérica, Oriente Próximo y Asia-Pacífico. Las reducciones de conexiones aéreas han sacudido el ranking pre pandemia de las ciudades más conectadas del mundo, ahora dominado las que tienen un gran número de conexiones domésticas. "Los test sistemáticos a los pasajeros es la solución inmediata para reconstruir la conectividad aérea que hemos perdido", señalan desde la patronal. "La recuperación de la economía global de la pandemia del coronavirus se verá seriamente comprometida sin el apoyo de una red de transporte aéreo en funcionamiento”, advierten.

Sebastian Mikosz, vicepresidente senior de Relaciones Externas de Miembros de IATA, ha afirmado que existe la tecnología y las pautas para implementar un sistema de pruebas mundial. "Ahora tenemos que hacerlo, antes de que el daño a la red mundial de transporte aéreo sea irreparable", ha indicado al presentar el informe.

"El transporte aéreo es un motor vital para la recuperación de la economía mundial. En tiempos normales, la aviación era el soporte de 88 M de puestos de trabajo y 2.935 M € en PIB. Más de la mitad de este empleo, por lo menos 46 M de puestos de trabajo, además del valor económico, están en riesgo por el desplome sin precedentes de la demanda mundial de viajes aéreos"

Conectividad rota

El índice de conectividad aérea de la IATA mide qué tan bien conectadas están las ciudades de un país con otras ciudades del mundo, lo cual es fundamental para el comercio, el turismo, la inversión y otros flujos económicos.

Es una medida compuesta que refleja la cantidad de asientos que se transportan a los destinos a los que se sirve desde los principales aeropuertos de un país y la importancia económica de esos destinos.

Con estos criterios, el estudio ha analizado los impactos de COVID-19 en la conectividad por región (abril de 2019-abril de 2020), medida de acuerdo con el índice de conectividad aérea de IATA (ver i nforme completo).

África sufrió una disminución del 93% en la conectividad aérea. Etiopía logró contrarrestar la tendencia. Durante el primer pico de la pandemia en abril de 2020, Etiopía mantuvo conexiones con 88 destinos internacionales. Muchos mercados de la aviación que dependen del turismo, como Egipto, Sudáfrica y Marruecos, se vieron especialmente afectados.

Asia-Pacífico experimentó una disminución del 76% en la conectividad aérea. Las naciones con mercados de aviación domésticos más fuertes, tales como China, Japón y Corea del Sur, tuvieron un mejor desempeño entre los países más conectados en la región. A pesar del mercado de la aviación nacional relativamente grande, Tailandia se vio gravemente afectada quizás debido a la gran dependencia del país del turismo internacional.

Europa sufrió un desplome del 93% en conectividad aérea. Los países europeos experimentaron caídas significativas en la mayoría de los mercados, aunque la conectividad aérea rusa se ha mantenido mejor que los países de Europa occidental.

Los países de Oriente Medio vieron disminuir la conectividad aérea en un 88%. Con excepción de Qatar, los niveles de conectividad aérea de los cinco países más conectados en la región se redujeron en más del 85%. A pesar de los cierres de fronteras, Qatar permitió que los pasajeros transitaran entre vuelos.

La conectividad aérea de Norteamérica disminuyó un 73%. La conectividad aérea de Canadá (disminución del -85%) se vio más afectada que la de Estados Unidos (-72%). En parte, esto refleja el gran mercado de la aviación nacional en los Estados Unidos, a pesar de una disminución significativa.

Latinoamérica sufrió un colapso del 91% en conectividad aérea. México y Chile se desempeñaron relativamente mejor que los otros países más conectados, quizás debido al momento de los cierres internos en estos países y cuán estrictamente se aplicaron.

Ciudades desconectadas

  • Londres, la ciudad número uno más conectada del mundo en septiembre de 2019, ha experimentado una disminución del 67% en la conectividad aérea. Para septiembre de 2020, había caído al número ocho.
  • Shanghai es ahora la ciudad mejor clasificada en conectividad con las cuatro ciudades más conectadas de China: Shanghai, Beijing, Guangzhou y Chengdu.
  • Nueva York (-66%), Tokio (-65%), Bangkok (-81%), Hong Kong (-81%) y Seúl (-69%) han salido de los 10 primeros.
  • El estudio revela que ahora dominan las ciudades con un gran número de conexiones domésticas, lo que muestra hasta qué punto se ha cerrado la conectividad internacional.
  • La conectividad del mundo se ha reordenado en los últimos meses.
  • Antes de la pandemia de COVID-19, el crecimiento de la conectividad aérea fue una historia de éxito mundial. Durante las últimas dos décadas, el número de ciudades conectadas directamente por vía aérea (conexiones entre pares de ciudades) aumentó a más del doble, mientras que durante el mismo período, los costes de transporte aéreo se redujeron aproximadamente a la mitad.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.