Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La demanda doméstica ha permitido ya la recuperación en el país asiático

Meliá: China se salva del impacto y el Caribe comienza a recuperarse

26 febrero, 2021 Premium
  • Superadas las restricciones iniciales, la demanda interior en China ha permitido que Meliá recupera niveles similares a antes de la pandemia
  • Los destinos dependientes de la demanda internacional fueron los más afectados, aunque también se resintió la demanda doméstica
  • Meliá ya observa una evolución positiva en el Caribe, que podría anticipar un verano de cierta normalidad en México y República Dominicana

Meliá Hotels International presentó ayer sus resultados correspondientes al ejercicio completo 2020, cuando sufrió pérdidas de 425 millones de euros, mitigadas en parte por su plan de contingencias. La cadena ha señalado que, dado el carácter global de la pandemia, la crisis ha impactado con dureza en la práctica totalidad de las áreas en las que Meliá se encuentra presente, con la excepción de China, donde una vez superadas las fuertes restricciones iniciales, la demanda interior ha permitido una recuperación de niveles de reservas prácticamente similares a los anteriores de la pandemia, que se mantendrán siempre que la Covid19 continúe bajo control en dicho país. Aunque los destinos más dependientes de los viajeros internacionales han sido los más seriamente afectados, las restricciones afectaron también a la demanda doméstica. También el Caribe muestra signos positivos en las reservas. En todas las regiones, la compañía continuó implementando estrategias para generar demanda a corto y largo plazo.

De hecho, la cadena señaló este jueves que, para todo el 2021, tiene prevista la apertura de 15 nuevos hoteles, un 40% de los cuales se concentra en las zonas de China y el Sudeste Asiático, acreditando que la apuesta del Grupo por el crecimiento en esta importante región del mundo continua con más fuerza que nunca.

Si bien las actuales perspectivas auguran una reactivación del mercado cuyo inicio apunta a lo largo del segundo trimestre del año y con despegue en el tercero especialmente en los hoteles vacacionales, ello estará absolutamente condicionado tanto a las campañas de vacunación en los países emisores y los destinos, así como a los tratamientos médicos y una eficiente coordinación de sistemas de control y configuración de “corredores seguros” u otras alternativas similares para incentivar el turismo entre mercados emisores y destinos.

Meliá registra en el primer trimestre una positiva evolución de las reservas en el Caribe, que podría anticipar un verano de cierta normalidad en destinos como México y la República Dominicana, país que podría beneficiarse además del fuerte impulso y las positivas medidas adoptadas por el Gobierno para la recuperación del turismo con seguridad

La reacción de Meliá al ofrecer pruebas gratuitas de antígenos a los clientes, junto con un completo seguro Covid, añadido todo ello a la garantía del programa Stay Safe With Meliá, le permitió atenuar el impacto que supuso el cierre de fronteras en Canadá y la exigencia de pruebas de antígenos a los viajeros que regresaran a los Estados Unidos.

Spa en el Gran Meliá Xian.

Además, la positiva evolución de la campaña de vacunación en Estados Unidos, (principal mercado emisor para los hoteles de Meliá en el Caribe), de forma similar a la evolución en el Reino Unido, principal emisor para los hoteles europeos, apuntan hacia una progresiva reanudación de la movilidad a partir del mes de mayo. Por otra parte, las búsquedas de viajes hacia el Caribe registran en febrero un nivel superior al registrado el mismo periodo del año pasado, cuando aún no se había declarado la pandemia a nivel global, confirmando una tendencia positiva para los destinos del Caribe.

En general, se prevé que la recuperación del segmento vacacional– en el que la compañía es líder y en el que concentra el 60% de sus habitaciones (la mayoría en régimen de propiedad y gestión) –será más rápida debido a que la crisis, aunque profunda, tiene un carácter coyuntural, permaneciendo casi intacta la demanda embalsada, mientras en el segmento urbano el impacto del Covid es más estructural, al producirse un cambio de paradigma en el Viaje Corporativo y de negocios, por lo que los hoteles de las capitales europeas podrían tardar al menos dos años en recuperarse.

"Seguimos sin tener una bola de cristal para predecir el momento exacto en que se reactivará la demanda turística", señala el CEO de Meliá, Gabriel Escarrer, "pero la respuesta del mercado en crisis pasadas y la reciente evolución en China, confirman nuestros datos sobre la fortaleza de la demanda actualmente latente"

"De este modo, añade, confío en que lo peor puede haber ya pasado, y que podremos tener una positiva temporada de verano, siempre y cuando los programas de vacunación y tratamientos continúen ampliando su eficacia en el control de la pandemia. Mientras tanto, seguiremos trabajando en las líneas de digitalización, reorganización interna hacia un modelo más digital y eficiente, y en luchar por seguir asegurando la liquidez de la compañía".

Avatar redactor Ángeles Vargas Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.