Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El índice ClosinGap sitúa la paridad en España en el 64,1%

La igualdad de género impulsaría el PIB un 18,5%: aportaría 230.847M€

8 marzo, 2021 Premium
  • Este índice se estrena situándose en 2020 en el 64,1%, entendiendo el 100% como la igualdad plena
  • Las mujeres representan el 51,4% de la población en edad de trabajar, pero solo contribuyen un 41,5% al PIB
  • La paridad en el empleo se sitúa en el 65%, en educación en el 67,9% y en conciliación en el 44%

La igualdad de género no llegará en España hasta 2055, dentro de 35 años. Esta falta de paridad tiene un elevado coste en la economía española: hubiera aportado 230.847 millones de euros al PIB español en 2019, un 18,5% más y este potencial incremento vendría acompañado por la creación de hasta 3,2 millones de empleos de mujeres. Así lo pone de relieve el Índice ClosingGap que se ha presentado este viernes, que revela que a pesar de que las mujeres representan el 51,4% de la población en edad de trabajar, solo contribuyen en un 41,5% al PIB. "Tenemos un 18,5% de PIB por ganar, en un momento de recesión por la pandemia es una oportunidad si impulsamos tanto en el sector público y en el privado, medidas para cerrar la brecha de género", ha reclamado durante la presentación del informe Ana Polanco, directora de Operaciones para Europa de Merck y presidenta del Comité Ejecutivo de ClosinGap. La situación no es mucho mejor en el sector turístico: las mujeres representan el 57% de la fuerza de trabajo del sector turístico en España, frente al 60% en Europa y el 55% a nivel global, pero solo el 33% ocupa cargos de alta responsabilidad. Este porcentaje se reduce al 13% en el caso de las directoras de hoteles de 5 estrellas, al 5% en el ámbito de las directoras de cadenas hoteleras y hasta un efímero 3% de mujeres CEO. No obstante, en el ámbito de la igualdad, en el turismo hay más avances que en otros sectores como el motor o la construcción.

Según ha detallado durante la presentación del informe Manuel Martín Espada, socio responsable de Mercados de PWC España, este índice arranca situándose en 2020 en el 64,1%, entendiendo el 100% como la paridad total, por lo que todavía falta cubrir 35,9 puntos para llegar a esa igualdad plena.

"La paridad es un tema de justicia, pero también de recuperación económica. También es necesaria para mejorar la economía del país", ha defendido

Según Espada, el índice surge tras analizar cinco categorías críticas y prioritarias para cerrar la brecha de género: Empleo, Educación, Conciliación, Digitalización y Salud y Bienestar. Cada una tiene su particular evolución, pero solo una, el empleo tiene un impacto directo en el PIB.

Un momento de la presentación del informe.

La paridad en el empleo se situó en el 65% en 2020, según el índice, que apunta que pese a que las mujeres cada vez participan más en el mercado laboral y a lo largo de más años, siguen trabajando menos horas y cobrando menos que los hombres. Estas desigualdades se traducen a la larga en unas pensiones más precarias.

Además, los datos analizados indican que aún queda mucho camino por avanzar en cuanto a paridad en posiciones de liderazgo y de toma de decisiones, especialmente dentro del ámbito privado

Según este informe, de igualarse la distribución sectorial del empleo femenino a la de los hombres, el PIB se incrementaría hasta un 1%.

"Se hacen necesarias acciones en materia de conciliación porque se sufre una doble discriminación, por ser mujer y madre", ha reclamado Isabel Álvarez, directora del Instituto Complutense de Estudios Internacionales y cofundadora de mujeres en Economía, quien ha advertido de que las mujeres continúan sin ocupar puestos de responsabilidad, lo que influye en la brecha de ingresos: "Faltan referentes femeninos en la escala empresarial y funcionarial".

Educación

En cuanto a la categoría de Educación, esencial en el desarrollo personal, social y profesional tanto de hombres como mujeres, el Índice ClosinGap se sitúa en el 67,9%, por lo que queda aún un 32,1% de brecha por cerrar. Aquí, el informe detecta que las mujeres cuentan con mayor educación universitaria que los hombres, pero son ellos los que predominan en carreras técnicas.

Así, alerta de que en los últimos cinco años la brecha de género en Educación se ha incrementado debido al bajo acceso de las mujeres a las carreras de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés). "La inmensa mayoría de los matriculados a estos grados, que son el presente y futuro del mundo laboral, siguen siendo hombres", subraya.

Conciliación

Es en este ámbito donde más se debe trabajar aún, según el documento, que señala que la brecha de género en materia de Conciliación se sitúa por debajo de la mitad, en el 44%, dejando una camino del 56% por cerrar.

"Las mujeres asumen la mayor parte del trabajo no remunerado lo que repercute en unas tasas de inactividad y parcialidad laboral más elevadas", constata

A pesar de ello, es la brecha que también se está estrechando a un mayor ritmo anual -del 4,4% desde 2015- por lo que de seguir esta progresión, habrá desaparecido en 2040, dentro de 20 años, según pone de relieve.

En este punto, Anna Merino, directora de Consultoría Estratégica y Económica de PwC y coordinadora del informe, ha señalado que este es el ámbito donde más queda por hacer, dado que existen "hábitos muy arraigados y asumidos", como el rol de la mujer como cuidadora de pequeños y mayores, algo que "genera renuncias importantes en las carreras profesionales".

Para la presidenta de ClosinGap, Marieta Jiménez, es necesario aún hablar más de "corresponsabilidad desde los ámbitos familiar, empresarial y de los sectores públicos".

Digitalización

A pesar de que apenas se aprecian diferencias en el uso de nuevas tecnologías a nivel usuario entre hombres y mujeres, el porcentaje de mujeres especializadas en TIC en el mercado laboral es aún muy bajo. Así, el índice se coloca en Digitalización en el 71,3%, con una brecha de género por cerrar del 28,7%.

Salud y Bienestar

Por su parte, es en la categoría Salud y Bienestar donde más cerca se está de alcanzar la paridad, con solo un 15,5% por estrechar: el índice se sitúa en el 84,5%. No obstante, el informe advierte de que pese a que las mujeres viven más años, presentan peor salud y calidad de vida que los hombres.

El ClosinGap, el primer indicador que mide el coste de oportunidad de la desigualdad de género en la economía española, ha sido elaborado por PwC y el clúster empresarial ClosinGap.

Sector turístico

¿Cuál es la situación de la mujer en el sector turístico? Desde Meliá Hotels ilustran con algunas cifras concretas: la cadena cuenta con un 31% de mujeres en puestos directivos y con un 41% de mujeres en mandos intermedios. Según los datos de la compañía, que integra el clúster de ClosinGap, la brecha salarial en directoras de hotel es de 0,83 (el 83% del salario de un hombre) mientras que la de directoras en oficinas corporativas se sitúa en 0,81.

Si bien en teoría no existe brecha salarial en un sector altamente regulado con un convenio colectivo que lo impide, "la realidad muestra que existe un techo de cristal, que hace que haya menos mujeres en puestos de responsabilidad, por factores varios, desde los hijos y personas a cargo, menos disponibilidad para viajar o para formarse durante las tardes o fines de semana", explica Dolores Ordóñez, directora Técnica de AnySolution.

En esta línea, incide en que si bien la igualdad es un tema que afecta a todos los sectores, el turístico está avanzando de una manera más rápida que otros donde el número de mujeres directivas es mucho menor, en comparación por ejemplo con áreas como la construcción, con un 2,9% de mujeres directivas, o del motor, con un 7,1%

No obstante en el turismo, aún se está por detrás de sectores como Sanidad o Educación donde la presencia de la mujer es incluso superior, señala Ordóñez.

Si bien hasta la fecha se estaba avanzando bastante en el ámbito de la igualdad la crisis del coronavirus también ha tenido su impacto, si bien es pronto para evaluar cuánto.

"Es muy complejo en un periodo de incertezas como el actual, en el que el turismo ha sido el sector más afectado, hablar de ese impacto de manera directa. Los ERTE están ahí, y lo que va a ser importante es analizar cómo se va a salir de la pandemia, los puestos que se van a recuperar, cómo se habrá adaptado la cadena de valor del sector turístico al turismo posCOVID", explica Ordóñez

Al respecto, apunta la posibilidad de que un escenario de trabajo desde casa y deslocalizado permita facilitar un incremento en las funciones de las mujeres y, por lo tanto, ascender en puestos de mayor responsabilidad.

"Indiscutiblemente las empresas están trabajando en el ámbito de la igualdad, y cada vez se están viendo más mujeres ocupando puestos directivos. Estamos inmersos en un proceso que debe continuar hasta consolidarse", avanza la directora Técnica de AnySolution.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.