Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Entrevista a Víctor Monzón, CEO de Bioscore

"La pandemia nos ha concienciado de que la sostenibilidad no es opcional"

12 marzo, 2021 Premium
  • Los alojamientos quieren trasladar cada vez más las acciones que emprenden en materia de sostenibilidad
  • "En España nos encontramos que se hace mucho más sobre sostenibilidad de lo que pensamos", apunta Monzón
  • Para las nuevas generaciones la sostenibilidad es un valor necesario en sus compras, explica el CEO de Bioscore

Entrevista/ La crisis de la COVID-19 ha llevado a la sociedad a tomar conciencia de la necesidad de apostar cada vez más por empresas sostenibles, entre ellas las del sector turístico, como los hoteles. Un parámetro que si bien a día de hoy se presenta como un valor diferenciador para los clientes, "un valor añadido", en un futuro lo será "de exclusión", según explica a HOSTELTUR Víctor Monzón, CEO de Bioscore, una compañía dedicada a certificar el nivel de sostenibilidad, así como el compromiso medioambiental y social, de los establecimientos. A su juicio, en un futuro no solo será un requisito legislativo: el propio usuario lo demandará. "La pandemia ha hecho que cada vez nos vayamos concienciando más de que la sostenibilidad no es opcional y que si invertimos nuestro dinero, ya sea en hoteles, ropa o el alquiler de un servicio, debe haber detrás una empresa que trate de tener impactos positivos", constata.

¿Qué es Bioscore?

Es una plataforma que permite la gestión de la sostenibilidad para los alojamientos. Tiene dos funcionalidades principales. Una de ellas es el área de certificación y la otra es el área de informes, donde podemos desarrollar memorias de sostenibilidad. En el área de certificación hay un proceso de evaluación de los alojamientos en el que se les otorga un porcentaje de sostenibilidad basado en determinados estándares internacionales. Con relación a esto se obtienen cuatro tipos de iconos con unas diferencias de entre el 50-70% de sostenibilidad o del 70-80%.

Estos iconos los hemos alineado con la imagen de los electrodomésticos, para que luego el usuario final lo pueda ver en OTA, de una forma sencilla y fácil, y pueda entender que en este establecimiento se están haciendo cosas en términos de sostenibilidad

Y luego la otra área interna que tienen los hoteles es un software que les permite gestionar todos los datos no financieros, con una amplitud máxima de memoria de sostenibilidad anual, pero que también les permite hacer informes tanto mensuales como trimestrales, escogiendo también KPIS, sobre estándares GRI, alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que hemos focalizado en el sector de hoteles, y les permite seleccionar qué indicadores quieren comunicar en función de los grupos de interés a que se dirijan. Luego con estos informes se puede incluso monetizar temas energéticos, hídricos y de recursos humanos. Cada vez vamos dando más funcionalidades para que este espacio de información no financiera que es Bioscore les sea de utilidad a los hoteles.

Víctor Monzón, CEO de Bioscore, empresa radicada en Valencia.

¿Cómo evalúa la compañía la sostenibilidad de los hoteles?

Tenemos siete bloques de información, sobre cuestiones energéticas, de huella hídrica, cálculos de unidad de carbono... La plataforma también tiene una calculadora interna en la que ellos pueden desarrollar cálculos de huella de alcance uno y alcance dos. Tienen que pasar por estos bloques donde se han establecido en función de un análisis que hemos hecho de criterios importantes en términos de sostenibilidad, seleccionados con los de distintas instituciones, con otras etiquetas que hay en el mercado, etc. En función de esto, cada bloque tiene unos pesos específicos. Cada pregunta y cada indicador tienen otros pesos. De ahí se hacen unos cálculos en el sistema en automático que dan el porcentaje de sostenibilidad. Nosotros, de forma manual y en 72 horas, les pasamos un formulario de sostenibilidad y evaluamos las evidencias que solicitamos aportar. No se trata solamente de formularios online en los que no solicitamos ninguna evidencia. Se solicitan evidencias en según qué preguntas. Luego les damos este informe les indicamos áreas de mejora. Y tienen la suerte de que contemos con la información de muchos otros alojamientos, con lo cual damos recomendaciones de lo que está haciendo el sector, qué están haciendo hoteles de similar perfil turístico... Al final es una nota subjetiva, pero sirve de autoevaluación. Por ejemplo, cuando nos encontramos con cadenas vemos que les gusta mucho la parte en que van viendo cómo se posiciona cada uno de sus hoteles. Aunque tienen unas políticas comunes, varía la puntuación de unos a otros, y esto permite ir acogiendo buenas prácticas. Siempre valoramos en positivo, si al final algún alojamiento no pasara del 50% mínimo que tenemos, simplemente no valoramos. Tratamos de que la sostenibilidad sea una puntuación para el futuro.

Responsabilidad social y de gobierno

También certifican otros elementos...

Sí, cuando empezamos a evaluar hace unos años vimos que muchas empresas ponían mucho foco en la parte medioambiental, y nosotros incluimos la parte social y de gobierno. Es muy importante cómo la empresa se comporta con el entorno, con sus empleados, sus acciones hacia el exterior... Para nosotros eso es un pilar fundamental y en nuestra certificación hay un bloque específico. Tratamos de que las compañías se involucren en los tres bloques: ambiental, social y de gobierno.

Han certificado el nivel de sostenibilidad de más de 32.000 hoteles. ¿Estas cifras eran impensables hace unos años?

Obviamente, la tecnología nos hace muchísimo más fácil acceder a toda la información pública que tienen los alojamientos y nos hace más fácil comunicarnos con ellos, con lo cual hace unos años era mucho más complicado. También cada vez más, afortunadamente, sabemos que la sostenibilidad más que una tendencia ya es una realidad. Cada vez comunican más y los alojamientos quieren decir más cosas sobre lo que están haciendo, con lo cual también nos lo ponen más fácil.

¿Cuántos de ellos están en España? ¿Cómo está la conciencia ambiental en nuestro país?

Tenemos más de 2.400. Aquí en general nos encontramos que se hace mucho más de lo que pensamos. Se invierte mucho. En general los usuarios, el ciudadano de a pie, no somos conscientes de la cantidad de inversiones que hacen las compañías, tanto humanas como económicas. Y esto también es una cosa que Bioscore trata de solucionar, que se comunique de una forma fácil y sencilla. Para un usuario entrar a buscar qué hace en sostenibilidad determinada organización le requiere hacer ocho, nueve o diez clics en webs, o sea, ha de tener mucho interés. Si al final tratamos de ayudar a las organizaciones a crear un impacto positivo en el turismo, también tenemos que ponérselo fácil a la persona que a lo mejor no tiene una mentalidad tan sostenible, pero sí puede acercarse a tomar una decisión en ese sentido.

Viajeros que pedirán sostenibilidad

El interés de los viajeros respecto al cuidado del medio ambiente ya había crecido mucho en los últimos años. ¿La pandemia va a acelerar el proceso de que el cliente, a la hora de reservar, apueste por parámetros como la sostenibilidad?

Creo que sí. Todos hemos visto en el confinamiento lo que ha pasado con las ratios de contaminación, que han bajado muchísimo. Hemos visto situaciones en que se ha mezclado la naturaleza en ciudades. Yo creo que nos hemos dado cuenta, aunque ya lo veíamos. Ya llevamos muchos años con esto y hay mucha gente que se dedica a la sostenibilidad y que compra en términos sostenibles. Lo que sí que ha hecho esto es que cada vez nos vayamos concienciando más de que no es opcional, que si yo invierto mi dinero, ya sea en un hotel, comprándome ropa o en el alquiler de un servicio, quiero que allí donde lo invierta haya una empresa detrás que trate de tener impactos positivos. Impactos negativos todos vamos a tener, esto es inevitable. No podemos buscar el impacto cero, porque va a ocurrir en cualquier actividad empresarial. Pero sí que al menos haya voluntad de crear más impactos positivos.

Yo mismo tenía una actitud diferente hace 10 o 15 años de la que tengo hoy. Afortunadamente mi hija ya lo tiene en el ADN. Para los milenials y las nuevas generaciones es un valor que tienen prácticamente como necesidad en sus compras, y va a ser una tendencia que va a crecer

¿Va a ser clave por tanto el compromiso medioambiental en el futuro del sector turístico?

Hoy por hoy es un valor diferenciador, pero luego será un valor de exclusión. Ahora es un valor añadido que vayamos contando todo lo que hacemos, porque es algo que el sector y los clientes van a valorar, pero desde luego, en unos años, no habrá una empresa que no comunique bien la información no financiera. Es importante que se comunique, pero siempre en positivo. Al final no se trata de penalizar, se trata de que todos vayamos haciendo en la medida de nuestras posibilidades, recorriendo ese camino de la sostenibilidad. Obviamente hay compañías que disponen de presupuestos y de equipos importantes para hacer más fácil esta transición y otras en las que con herramientas como la nuestra también les podemos ayudar muchísimo, ya sea a que no haya una barrera económica de entrada, que sea más accesible o en el ámbito de consultoría, para que sea todo más sencillo. Y en unos años la legislación va a llevar a que cada vez más empresas apuesten por la sostenibilidad, pero también el propio usuario y el mercado lo van a pedir.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.