Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Jornada '¿Qué es lo próximo en carreras profesionales y responsabilidad social?' organizada por Les Roches Marbella

¿Qué perfiles profesionales van a sumarse a la industria tras la crisis?

18 abril, 2021 Premium

Desde hace unos años, el sector turístico ha crecido laboralmente sumando una serie de profesionales ligados a las competencias tecnológicas: en las empresas ya hay matemáticos, analistas, programadores o expertos en Big Data. Pero ¿qué nuevos puestos van a aparecer en la industria en los próximos años, una vez superada la crisis de la COVID-19? Aumentarán contrataciones de personal de profesiones a las que el sector turístico no está habituado, como aquellas relacionadas con la salud -biólogos veterinarios o psicólogos-, pero también del ámbito medioambiental, como expertos en residuos y energías y licenciados en ciencias ambientales. Así lo puso de relieve este jueves José Ángel Preciados, CEO de Ilunion Hoteles, durante la jornada virtual “¿Qué es lo próximo en carreras profesionales y responsabilidad social?”, organizada por Les Roches Marbella, que contó además con la participación de Manuel Butler, director ejecutivo de la OMT y Carlos Díez de la Lastra, director general de Les Roches Marbella, y que fue moderada por Antonio López de Ávila. Asimismo, durante el encuentro, se puso de relieve la importancia de la responsabilidad social para impulsar el crecimiento turístico después de la pandemia.

"Van a parecer nuevos puestos en el ámbito de la salud. Habrá biólogos veterinarios que se preocuparán de todos los aspectos de la alimentación que hay en el hotel. Y también psicólogos. Hay muchas dificultades y más en estos tiempos que estamos viviendo con muchos traumas, enfermedades y limitaciones y eso tiene que recogerlo la sociedad: en la universidad, en las empresas y en lo público", avanzó Preciados.

En este sentido, recordó que en su compañía ya cuentan con psicólogos en los hoteles e incidió en la importancia de su labor. "Todo lo que facilite la relación con el cliente y que haga que sea lo mejor posible es fundamental", destacó.

Así, abundó en que estas nuevas profesiones, también en el ámbito medioambiental, van a pasar a ser parte del sector y de la relación con el cliente. "El momento es apasionante. En la tecnología, lo social, la formación y lo que es las personas, los recursos humanos, habrá una transformación tremenda", constató

En cuanto a los profesionales del sector turístico del futuro, los ponentes destacaron la importancia de las relaciones interpersonales y los valores.

“Cuanta más tecnología, más importancia cobra la aportación de valor añadido que genera el trato humano con el cliente. El eje ganador será el que logre el equilibrio entre ambas tendencias”, destacó Díez de la Lastra, quien incidió en que no se trata tanto de enseñar el funcionamiento de una tecnología en concreto, porque los grandes avances en la materia la harían obsoleta en unos pocos meses, sino que lo prioritario es que los alumnos puedan identificar qué tecnología es la adecuada para sus proyectos profesionales. "Se debe formar a los estudiantes en identificar qué tecnología es clave para sus procesos de valor", explicó.

Un momento del acto virtual.

"Hay que tener facilidad para entender, empatizar, convencer y comunicarte con el otro. A esto hay que poner una guinda: ser ejemplar, ético, crecer y basarse siempre en valores", añadió Preciados.

"Estamos ante una auténtica revolución, el futuro está aquí ya", indicó Butler, que coincidió en que el futuro del turismo pasa por la formación, "centrarnos en las personas" y la atracción y retención del talento.

Responsabilidad social

Por otro lado, el director ejecutivo de la OMT explicó que la responsabilidad social es una de las herramientas imprescindibles para impulsar el crecimiento turístico después de la pandemia. “En las últimas décadas empresas y organizaciones nos hemos centrado enormemente en el factor económico, pero no debemos olvidar que el impacto social es clave y que nuestra industria es, precisamente, una industria de personas”.

A día de hoy, señaló, urge impulsar un modelo de turismo más responsable, que cuente con una mayor colaboración público-privada y más destinos inteligentes que permitan estudiar el estado de esta industria a través de datos rigurosos y fiables, para de ese modo lanzar políticas turísticas adecuadas.

Para Butler, la industria se enfrentará en los próximos años a dos grandes revoluciones: la economía circular y el impacto social.

"Las compañías no van a desaparecer por pura necesidad económica, las van a hacer desaparecer los clientes y la sociedad cuando la gente discrimine en función de las propuestas que generen un valor social añadido", advirtió Preciados, que consideró imprescindible que las empresas se replanteen sus hojas de ruta y apuesten no solo por la rentabilidad económica, sino también social

Al respecto, el director general de Les Roches Marbella apuntó que en esta ecuación son las universidades las que deben liderar el cambio. “Las universidades deberíamos ser un faro que ilumine a las próximas generaciones el camino a seguir, y debemos hacerlo mediante el ejemplo”.

En cuanto a los principales desafíos que esto supone para las instituciones educativas, Díez de la Lastra aseguró que existe un factor crítico: preparar a los jóvenes para que realmente sean conscientes de su papel como futuros líderes en situaciones tan críticas como la actual. “Desde Les Roches hemos incorporado a nuestros programas la gestión de crisis para que los estudiantes sean conscientes de su impacto, y de que no solo se trata de saber reaccionar económicamente”, detalló.

Proyectos finalistas

Durante el acto, la OMT y Sommet Education, integrado por Les Roches, Glion Institute of Higher Education, y Ecole Ducasse, presentaron los tres proyectos finalistas del certamen 'Hospitality Challenge' que han recibido una beca de formación en Les Roches, todos ligados a la tecnología, el compromiso social y la capacidad emprendedora.

Zeynep Demirbilek fundadora de Service Club Delivery, dio a conocer su solución de contratación para mejorar las condiciones de los repartidores; Ana María Poley, creadora de Coliving Hotels, su plataforma de alquileres de viviendas compartidas a medio y largo plazo; y Katia Rivera, impulsora de Little Big Travel, un proveedor de viajes y experiencias en lugares no masificados.

En palabras de Carlos Díaz de la Lastra, “ver esta dinámica nos hace a todos tener muchas esperanzas en el sector. Ideas como las expuestas muestran cómo las personas emprendedoras pueden mantener el turismo y los viajes a la vanguardia del desarrollo sostenible”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.