Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Según los cálculos de Exceltur

Con España en ámbar el turismo deja de ingresar 386 M € a la semana

Zoreda y Marichal lamentan la "mala noticia", que merma las expectativas de recuperación depositadas para este mes de junio 4 junio, 2021 Premium

El Reino Unido ha decidido mantener este jueves en 'ámbar' al destino España dentro de su semáforo COVID. Una decisión que se prolongará por lo menos hasta el 24 de junio, cuando volverán a revisarse las restricciones, y que frenan de facto los viajes de los británicos a nuestro país, al verse obligados a pasar una cuarentena a su vuelta. Para el turismo español, no lograr la luz verde supone dejar de ingresar cerca de 386 millones de euros cada semana, según los cálculos de Exceltur.

En declaraciones a la prensa, el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, ha destacado la relevancia de esta cifra tomando como referencia los datos del gasto de los turistas británicos de 2019, antes de que estallara la pandemia.

Por ello, y pese a que esta medida afecta a los demás competidores turísticos, incluido Portugal, que ha salido este jueves de la 'lista verde' británica, la decisión del Gobierno británico conocida este jueves es una "mala noticia" para las empresas españolas del sector.

"Esto también genera unas enormes tensiones en la capacidad de resistencia financiera de miles y miles de empresas que estaban ávidas de empezar a facturar al turismo extranjero", ha lamentado Zoreda.

El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Jorge Marichal, también lo ha calificado de "mala noticia" para el turismo español pues merma las expectativas de recuperación que los hoteleros tenían puestas de cara al verano.

Con España en luz 'ámbar', los británicos que visiten nuestro país tendrán que pasar una cuarentena cuando vuelvan al Reino Unido, entre otros controles.

"El sector alojativo estaba expectante esperando esta noticia, pero desde luego esta mala noticia da al traste con las grandes posibilidades que teníamos de recuperar parte de este verano, sobre todo en este mes de junio", ha dicho.

Marichal ha recordado la necesidad de seguir cumpliendo con las normas sanitarias establecidas por las autoridades competentes para que los índices de contagio sigan bajando y de esa manera "recuperar cuanto antes no solamente el sector, sino lo más importante que es el empleo que este genera".

Cierta esperanza

Pese al revés sufrido por las autoridades británicas, desde los Gobiernos de Baleares y de Canarias, dos de los principales destinos españoles de los británicos, se han mostrado confiados en que a final de junio lograrán la luz verde y el levantamiento de las restricciones.

El portavoz del Ejecutivo balear y conseller de Turismo, Iago Negueruela, ha manifestado su respeto hacia la decisión del Gobierno británico y ha reiterado que el Ejecutivo balear continuará trabajando en la promoción de las islas en otros mercados, como Alemania, el norte de Europa y el español.

Por su parte, el portavoz del Ejecutivo canario, Julio Pérez, ha reconocido que tenían "cierta esperanza" de que Canarias fuera incluida en la ‘lista verde’ por los datos que manejaba, ya que el presidente, Ángel Víctor Torres, está en contacto "casi a diario" con el embajador de Reino Unido y con departamentos del Gobierno británico.

En su opinión, es posible que la decisión de Reino Unido obedezca a la de mantener en la ‘lista ámbar’ al conjunto de España.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Para el Consejo de la Unión Europea, desde principios de octubre de 2020, los límites para estar en zona verde de COVID-19 son: menos de 25 casos por cien mil habitantes notificados en los últimos 14 días (IA-14) y un índice de pruebas positivas inferior al 4 %. El rojo empieza en un IA-14 superior a 50 y un % de pruebas positivas superior al 4%. No han incorporado el porcentaje de vacunados, lo cual sería conveniente, por lo que el efecto de la vacunación lo siguen midiendo por los otros dos parámetros. Los datos del Ministerio de Sanidad del 03/06/2021 arrojan para España: un IA-14 = 118 Y Positividad = 4,86%. Reino Unido lo dijo de forma menos explícita, pero desde finales de verano de 2020, siguen la pauta de considerar zona verde a las que tienen un IA-7 por debajo de 15, lo que a grandes números equivaldría a un IA-14 de 30, muy próximo al límite del Consejo de la UE. Y el rojo comienza en un IA-7 de 20, equivalente a grandes rasgos a un IA-14 de 40. España no está en ámbar, está en rojo y rojo oscuro. Está es la realidad. En Reino Unido y en Alemania, la gente de a pie está que muerde por ir a sus sitios tradicionales de vacaciones, por lo que los distintos gobiernos están haciendo algunas concesiones, para relajar en algo la tensión; pero, en cuanto que se dé un paso atrás en el avance la pandemia, subirán el nivel de sus restricciones. Por otra parte, observando los datos de contagios y de positividad de países que van por delante de España en vacunación, se llega a la conclusión de que no alcanzaremos los límites de zona verde antes de fin de año. Esto significa que, para España, la mayor parte del turismo extranjero de este verano está seriamente comprometido y muy probablemente la primera parte del invierno próximo (Canarias). A estas alturas de la pandemia, sonaría a chiste, si no se tratara de vidas humanas y del hundimiento de la economía, recordar los datos de los pocos países que sí han sabido gestionar con profesionalidad la pandemia. Nueva Zelanda, con una población que representa el 9,5% de la española, lleva en toda la pandemia 2.682 casos y 26 fallecidos y lleva meses con un IA-14 entre 0,5 y 2; equivaldría a 274 fallecidos en España. Taiwan, con una población que representa el 51% de la española, lleva en toda la pandemia 10.446 casos y 187 fallecidos, lo que incluye varios brotes surgidos en las últimas semanas, después de llevar varios meses con menos de 2.000 casos y 20 fallecidos y un IA-14 menor a 1; los 187 fallecidos, equivaldría a 367 fallecidos en España; su IA-14 está ahora en 27, lo que lo situaría en color ámbar. Ambos países se marcaron el objetivo de impedir los contagios y han aplicado sistemas de prevención basados en ingeniería sanitaria, que han dado el resultado previsto. Taiwan no ha confinado por completo a su población en ningún momento y ha tenido casi todas las actividades en marcha todo el tiempo. En Europa, el panorama es desolador y seguimos “dando patadas al balón hacia adelante”. Ahora nuestra confianza está puesta “sólo” en la vacunación que es un proceso que, en todo caso, hay que acelerar significativamente, en todo el mundo. Pero al ritmo cansino al que vamos, el impacto de la pandemia en la economía llegará a nuestros bisnietos. Todavía estamos a tiempo de tomarnos en serio lo que nos sigue pidiendo la sociedad, para controlar la pandemia y recuperar la economía. Pero para ello, los que mandan tienen que recurrir a los profesionales que saben hacerlo, que saben desplegar lo mismo que se ha hecho en los países anteriores y garantizar unos IA-14 por debajo de 25. Sin sistema de prevención, no se puede dar esa garantía. De momento, sobra ignorancia y falta valentía personal y política. Y retamos a un cambio de signo.