Diario 5329 21.07.2018 | 21:50
Hosteltur: Noticias de turismo

El turismo en la Costa del Sol crece en Semana Santa tras resistir la incertidumbre de principios de año

14 abril, 2003
El turismo en la Costa del Sol, a diferencia de otras zonas turísticas españolas, crecerá en Semana Santa tras resistir la incertidumbre que afecta al sector desde principios de año a consecuencia de la guerra en Irak. Las previsiones del Patronato de Turismo de la costa apuntan a que el turismo crecerá un dos por ciento en relación a las mismas fechas del pasado año, aunque la Agrupación Hotelera de las Zonas Turísticas de España (ZONTUR) rebaja esa cifra en estos establecimientos hasta el uno por ciento.
El turismo en la Costa del Sol, a diferencia de otras zonas turísticas españolas, crecerá en Semana Santa tras resistir la incertidumbre que afecta al sector desde principios de año a consecuencia de la guerra en Irak. Las previsiones del Patronato de Turismo de la costa apuntan a que el turismo crecerá un dos por ciento en relación a las mismas fechas del pasado año, aunque la Agrupación Hotelera de las Zonas Turísticas de España (ZONTUR) rebaja esa cifra en estos establecimientos hasta el uno por ciento. Sin embargo, este ligero incremento contrasta con la caída del cuatro por ciento en la ocupación de Semana Santa de 2003 que prevé esta agrupación, que alcanza hasta el 30 por ciento en algunas zonas de Baleares. Dos de las razones que pueden explicar el buen comportamiento de la Costa del Sol son la seguridad, ya que es vista como un destino "refugio", y de forma coyuntural el conflicto bélico que ha motivado al turismo nacional a elegir destinos cercanos, según la gerente del Patronato de Turismo, Ana Gómez. Desde principios de año, la Costa del Sol ha resistido la crisis que atraviesan algunos mercados extranjeros como el alemán y la incertidumbre internacional, como demuestran los indicadores, tanto de ocupación, viajeros y accesos a través de avión o ferrocarril. Hasta el pasado febrero, el aeropuerto de Málaga contabilizó 586.986 llegadas de viajeros, lo que supone un aumento del 0,16 por ciento en relación al mismo periodo del año anterior. La mayor parte, 244.059, correspondieron a británicos, que acapararon un 41,5 por ciento de las llegadas, seguidos de 167.361 españoles (28,5%), 44.054 alemanes (7,5%) y 22.986 holandeses (3,91%). En cuanto a los cruceros, el puerto de Málaga contabilizó 20.582 pasajeros, frente a los 15.595 registrados en las mismas fechas de 2002, lo que supone un aumento del 0,32 por ciento. El Talgo-200 mantuvo prácticamente invariable, con un aumento del 0,02 por ciento, el número de pasajeros llegados a Málaga desde Madrid en los dos primeros meses del año, que se elevó hasta los 46.387. La ocupación hotelera también se mantuvo en un 44,3 por ciento, mientras que las pernoctaciones se elevaron un 0,03 por ciento, el número de viajeros alojados en hoteles un 0,06 por ciento, y el único indicador que se redujo fue la estancia media en tres centésimas, hasta situarse en 4,38 días.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.