Diario 5450 10.12.2018 | 18:51
Hosteltur: Noticias de turismo

Los turoperadores británicos "regalan" viajes a Ibiza: avión y una semana por sólo 200 euros

24 abril, 2003
Nunca unas vacaciones en Eivissa fueron tan baratas como hasta ahora. Una semana en el mes de mayo en la isla en un hotel de tres estrellas en régimen de media pensión, avión de ida y vuelta y traslados desde el aeropuerto sólo cuesta 200 euros. Los afortunados que pueden beneficiarse de este «chollo» son actualmente los turistas británicos. Cada día en la isla les sale por menos de 30 euros. Y es que los turoperadores que trabajan con este mercado están ofreciendo verdaderas gangas a sus clientes con el fin de reactivar la venta de reservas en el archipiélago balear de cara a la próxima temporada.
Nunca unas vacaciones en Eivissa fueron tan baratas como hasta ahora. Una semana en el mes de mayo en la isla en un hotel de tres estrellas en régimen de media pensión, avión de ida y vuelta y traslados desde el aeropuerto sólo cuesta 200 euros. Los afortunados que pueden beneficiarse de este «chollo» son actualmente los turistas británicos. Cada día en la isla les sale por menos de 30 euros. Y es que los turoperadores que trabajan con este mercado están ofreciendo verdaderas gangas a sus clientes con el fin de reactivar la venta de reservas en el archipiélago balear de cara a la próxima temporada. «Estamos realizando unas ofertas del 30% sobre los precios estipulados en los catálogos», reconoció ayer la directora de Barceló Destination Services, Cristina Orcajo, agente en las Pitiüses del mayorista británico First Choice. Los mismos descuentos proponen otros turoperadores ingleses, como JMC quien, en su página web, ofrece descuentos del 30% para los viajes que se realicen en mayo y junio. Las vacaciones de una semana con este mayorista en un hotel de cuatro estrellas y en régimen de todo incluido no llegarían a los 350 euros. Pero no sólo es barato viajar a Eivissa desde Inglaterra. Numerosas agencias de viajes españolas ofertan auténticos chollos para los turistas nacionales que deseen disfrutar de sus vacaciones en la isla pitiusa durante el mes de mayo. Ocho días en un hotel de cuatro estrellas en pensión completa, con avión desde Barcelona o Madrid, tan sólo cuesta 287 euros. Prácticamente más barato que quedarse en casa. Según los agentes de viajes, sólo con esta estrategia se podrán salvar los meses previos al comienzo de la temporada turística. «La ocupación prevista tras la Semana Santa es de un 50%, cuando lo normal para estas fechas es que el porcentaje se situara por encima de un 80%», explicó ayer Cristina Orcajo. Aunque según los turoperadores consultados por este periódico la venta de reservas se ha agilizado desde hace dos semanas debido al final de la guerra en Irak, las expectativas hasta el comienzo de la temporada alta no son excesivamente halagüeñas. «El panorama no es precisamente floreciente. Continúa la incertidumbre en los mercados ante la situación internacional que vivimos. Los clientes se deciden a viajar en el último minuto y si los vuelos se van llenando sólo se debe a los bajos precios que estamos ofreciendo. Los datos para el mes de mayo son un poco más bajos que los de 2002, un año que fue nefasto para el turismo», añadió la directora en las Pitiüses del grupo First Choice. La situación internacional no es la única causa del delicado momento turístico que vive Eivissa. «La isla ha dejado de estar de moda, los turistas la ven como un destino caro, en donde existe muy poca oferta complementaria», constató la agente del turoperador británico First Choice en las Pitiüses. Los turistas prefieren viajar a otros destinos, como Andalucía, Valencia, Palma de Mallorca, Marruecos, Turquía o Túnez. Las perspectivas para los próximos meses son muy poco optimistas. En mayo y junio apenas se podrá llenar el 50% de las plazas hoteleras existentes en la isla, y la temporada alta llegará, en el mejor de los casos, a registrar la tasa de ocupación de 2002, un año negativo para el turismo ibicenco. No obstante, los responsables del ritmo del turismo en la isla no parecen afectarse por estos datos ni por las consecuencias que acarreará las rebajas en los precios por parte de los turoperadores. El conseller insular de Turismo, Josep Marí Ribas, justificó ayer la actuación de los mayoristas para «rellenar el bajón de turismo posterior a la Semana Santa» y rechazó la invitación de este periódico a hacer una valoración de la situación turística que vive la isla. «No tengo ninguna gana de hacerte declaraciones», concluyó el conseller. (E.L., diario El Mundo-El Día de Baleares, 24/04/03)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.