Edición España. Consideraciones de Carlos Cendra, director de Ventas y Marketing de Mabrian

El Metaverso, ¿nuevo nicho de oportunidad para los destinos turísticos?

"Si los destinos no se suben al carro pueden arriesgarse a desaparecer si tiene éxito" 5 noviembre, 2021
  • Factores que podrían favorecer el éxito de Metaverso: los viajes de negocios aún no se han recuperado y el impacto del cambio climático
  • La principal debilidad es que aún carecemos de la tecnología apropiada para poder interactuar en ese mundo paralelo que representa Metaverso
  • Los destinos podrían utilizar Metaverso a modo de escaparate, convirtiendo su presencia en oficina de turismo, agencia y servicio al cliente

El lanzamiento de Metaverso está despertando dudas y reticencias en todos los sectores, aunque en HOSTELTUR noticias de turismo ya hemos publicado cómo revolucionará los modelos de trabajo. Y desde Mabrian su director de Ventas y Marketing, Carlos Cendra, recuerda que si la posibilidad de que la gente deje de viajar en el mundo real para irse de vacaciones en Metaverso puede resultar “ligeramente descabellada”, quiénes hubiéramos creído en enero de 2020 que todo el mundo se mudaría a una oficina virtual en sólo unas semanas. Pero este nuevo escenario, de llegar a consolidarse, podría convertirse en un nuevo nicho de oportunidades para los destinos turísticos, como plantea Cendra.

En Mabrian señalan algunos factores que podrían favorecer el éxito de Metaverso. No en vano, aunque la gente poco a poco está volviendo a las oficinas, todavía no se han reanudado los viajes de negocios. Y qué efectos tendría en los viajes si los efectos del cambio climático que vaticinan muchos científicos finalmente se cumplen. “En un escenario así, unas vacaciones virtuales tampoco suenan como una locura”, según reconocen las mismas fuentes.

Chris Cox (izq.), director de Producto de Facebook, en la entrevista en Metaverso realizada por Nicholas Carlson, editor de Insider, en el mundo real del Web Summit.

Pero ese nuevo escenario también presenta algunas debilidades que hacen que, de momento, falten muchos años para que cualquier tipo de Metaverso avanzado pueda suponer una alternativa real a unas vacaciones al uso, por ejemplo, como apunta Carlos Cendra, “creando un mundo de realidad aumentada en 3D en el que las personas pudieran participar y explorar interactuando de manera instantánea”. Sobre todo, añade, “porque la tecnología necesaria para hacerlo de manera apropiada no es nada práctica para el día a día”.

A pesar de todo ello Cendra desaconseja “simplemente ignorarlo y volver a ello dentro de 10 años, pero no porque sea una amenaza, sino que en muchos sentidos puede representar una oportunidad que no debe desaprovecharse”

Pero hay muchas cosas en las que los destinos turísticos deberían estar ya pensando para no perder el tren. No en vano, de alguna manera el Metaverso ya está aquí, citando como ejemplo “los video juegos de realidad virtual, las criptomonedas, los sistemas de navegación por satélite en los móviles o las experiencias inmersivas de compra online”.

Y en el caso concreto del sector, menciona “las empresas de tours virtuales, operativas desde hace algunos años, o muchos hoteles y destinos que permiten al usuario visitarlos en 3D, además del creciente interés en aceptar pagos con criptomonedas”.

¿Compra de tierras en un mundo virtual?

Para rizar más el rizo ya se están vendiendo parcelas de tierra virtual por cantidades de seis cifras, como cuando la gente compraba nombres de dominio, de modo que parece que se está produciendo una apropiación de tierras.

En este sentido los destinos pueden plantearse hasta qué punto les interesa entrar en el Metaverso cuando lo que realmente quieren es que la gente los visite en el mundo real. Sin embargo Cendra les sugiere utilizar su presencia en ese mundo paralelo a modo de escaparate del destino, “algo así como una web superdotada, permitiendo a la gente deambular por sus calles, echar un vistazo a los restaurantes, explorar posibles hoteles y más”.

Pero también propone a los destinos pensar en su impacto en las experiencias de ventas y de reserva, ya que su presencia en el Metaverso podría convertirse en “una oficina de turismo, un agente de viajes y un equipo de servicio al cliente todo en uno. Bots o equipos de trabajo en remoto podrían contestar preguntas, ofrecer recomendaciones a la gente, encontrarles ofertas y resolver sus problemas”.

Todo ello por supuesto, según admite el experto, “requerirá nuevas herramientas y tecnologías para monitorizar el engagement, medir su impacto en la reputación e interactuar con la audiencia. Sin duda la publicidad en Google y Facebook será aún más necesaria que ahora, al igual que una nueva mentalidad”.

Y aunque ningún destino tendrá que contratar a 10.000 personas para construir su Metaverso como está haciendo Facebook, Cendra recomienda que “cualquier estrategia de destino inteligente empiece a considerar todo esto para inspirar a la gente para visitarlo y que vuelva”. Irónicamente, concluye, “en este mundo de realidades alternativas no hay otra opción: subirse al carro o arriesgarse a que el destino deje de existir”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.