Los españoles son los turistas occidentales más reacios a visitar Egipto

Egipto se ha propuesto recuperar la visita de los turistas españoles, que fueron los occidentales que más desertaron de este país por la guerra en Irak, afirma el ministro egipcio del ramo, Mamduh Al Beltagi, en declaraciones a EFE, y añadió que en marzo, al inicio del conflicto y ultimo mes del que se tienen datos, el número de españoles que visitaron Egipto bajó el 75 por ciento, un descenso mucho mayor que el registrado entre norteamericanos y británicos, cuyos países participaron militarmente en la contienda.

Egipto se ha propuesto recuperar la visita de los turistas españoles, que fueron los occidentales que más desertaron de este país por la guerra en Irak, afirma el ministro egipcio del ramo, Mamduh Al Beltagi, en declaraciones a EFE, y añadió que en marzo, al inicio del conflicto y ultimo mes del que se tienen datos, el número de españoles que visitaron Egipto bajó el 75 por ciento, un descenso mucho mayor que el registrado entre norteamericanos y británicos, cuyos países participaron militarmente en la contienda. "Nos ha sorprendido mucho el descenso del número de españoles que viajan a nuestro país. No entiendo porqué los españoles han dejado de venir de forma tan masiva. La posición del Gobierno de Madrid respecto a la guerra no es un motivo, porque buen número de norteamericanos y británicos han seguido viniendo", explicó. "Parecen preocupados por el despliegue de tropas en la región, pero deben entender que Egipto está lejos del teatro de las operaciones militares. Puede que sean demasiado sensibles", afirmó el miembro del Gobierno del presidente Hosni Mubarak. Agregó que "por eso queremos subrayar que Egipto es un país amigo, que queremos que vuelvan y que serán muy bienvenidos". Según las estadísticas del departamento egipcio de Turismo, este sector sufrió en marzo una caída total del 22 por ciento en comparación con el mismo período de 2002, un porcentaje mucho menor que en el caso de los visitantes españoles. De acuerdo con esas mismas estadísticas, el descenso de viajeros británicos se situó tan solo en el 29 por ciento, y en el 48 por ciento el de los estadounidenses. La cifra relativa a España también destaca en comparación con la media europea, situada en el 23 por ciento. Pese a la sorpresa de las autoridades egipcias por la actitud de los españoles, el ministro subrayó que aunque no existen problemas turísticos, políticos o de seguridad en su país -"que además se había mostrado opuesto a la guerra", recordó-, las reticencias a venir a Egipto son "lógicas y comprensibles". "Los medios de comunicación ha desempeñado un papel primordial en esto, provocando, con su cobertura exhaustiva de la guerra, el miedo de la gente a venir a un país que geográficamente está muy lejos del campo de operaciones", explicó. No obstante, el ministro egipcio de Turismo se mostró optimista sobre el futuro del sector en su país, donde al parecer "las cosas han empezado a cambiar después del fin de la guerra, y confiamos en que la recuperación continúe y podamos volver al nivel normal a partir de junio o julio próximos". Pese a los buenos resultados registrados en 2002, un año después de la crisis del sector provocada por los atentados del 11 de septiembre en EEUU, los primeros meses de 2003 ya se vieron afectados por los "preparativos" para la invasión de Irak. La crisis en el sector turístico, que con 4.400 millones de dólares anuales representa el 11,3 por ciento del ingreso nacional anual y emplea a más de 2,2 millones de personas, es una de las principales preocupaciones para el Gobierno de Egipto, que tiene en las visitas de extranjeros una de sus primeras fuentes de divisas. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.