Edición España. Entrevista

RateGain sale a bolsa: la inteligencia artificial toma el mando

"La volatilidad puede permanecer un tiempo más y en este entorno hay que reevaluar la estrategia de distribución" 14 enero, 2022
  • La empresa fue fundada en 2004 y acaba de salir a bolsa en la India, su país de origen
  • El corazón de esta empresa es su tecnología de distribución e inteligencia artificial
  • "Enero está flojo. Pero febrero y marzo de momento tienen una buena demanda para España"

RateGain Travel Technologies, fundada en 2004, acaba de salir a bolsa en la India, su país de origen. Entre sus clientes se incluyen 23 de las 30 mayores cadenas hoteleras del mundo, 25 de las grandes OTA, compañías de cruceros, rent a car, etc. La compañía opera en un centenar de países, incluyendo España. El corazón de esta empresa es su tecnología de distribución y de inteligencia artificial, que permite hacer pronósticos sobre la demanda de viajes a tres meses vista. ¿Cómo es posible realizar tales previsiones en un entorno tan volátil marcado por la pandemia y qué tendencias observan para España? Hemos charlado con sus responsables para el mercado europeo, Mark Haywood y Christiane Sieveking.

En pocas palabras, ¿cómo se define RateGain?

HAYWOOD: Somos un proveedor de software que trabaja con el mercado hotelero y de viajes, usamos soluciones con inteligencia artificial integrada para ayudar a esas empresas a aumentar sus ingresos. A las compañías de la industria turística les ofrecemos distribución, es decir conectividad; información del negocio o business intelligence, donde comparamos precios, ocupación, etc; y marketing digital o ecommerce, incluyendo campañas en redes sociales, diseño de web, etc.

Pongamos el foco en el área de business intelligence, dado que RateGain realiza previsiones sobre qué puede pasar de aquí a tres meses. Tradicionalmente, este tipo de pronósticos se basaban en datos históricos, pero la pandemia ha roto todos los esquemas. ¿Cómo se puede predecir lo que va a ocurrir en un entorno tan volátil?

HAYWOOD: La inteligencia artificial es la clave. Para ello, contamos con datos propios, por ejemplo, los precios a los que están vendiendo los hoteles para el futuro, y datos de otras fuentes, por ejemplo, ocupación de aerolíneas, incidencia del COVID, etc. Es decir, no estamos mirando datos históricos del pasado, sino que nos basamos en datos actuales.

¿Cómo se obtienen esos datos propios?

SIEVEKING: RateGain conecta 175.000 hoteles en todo el mundo con canales online. Y a través de estos sistemas, obtenemos los datos sobre reservas y búsquedas, por destinos, fechas, número de noches, viajeros, etc. Ahí ves una tendencia de lo que se está buscando y lo que se está reservando. También tenemos datos de tendencias de precios para hoteles, OTA, aerolíneas, etc.

Sin embargo, esas tendencias históricas -que más o menos se repetían cada año- se vieron profundamente alteradas cuando llegó la pandemia, los confinamientos, cierres de fronteras, pasaportes COVID, obligación de PCR, cambios constantes en las decisiones de los gobiernos…

SIEVEKING: Sí. Lo que antes era una tendencia, ahora puede cambiar a diario. Por eso hemos desarrollado una nueva herramienta de business intelligence, que te dice cuál va a ser la demanda a nivel diario en los próximos tres meses en un destino determinado, e incluso en distritos concretos de una ciudad o diferentes zonas turísticas de una isla.

¿Cómo lo hacen?

SIEVEKING: Combinamos los datos propios de búsquedas y reservas que pasan a través de nuestro sistema de distribución y les añadimos datos de vuelos a futuro (capacidad, pasajeros, mercados de origen, destinos…), además de otro tipo de datos (casos de COVID, restricciones, eventos y días festivos, clima, búsquedas en Google...). Tenemos un algoritmo de inteligencia artificial que calcula la demanda de viajes para un destino en una escala de 0 a 100. Este índice de demanda se calcula para cada fecha de check-in. Son pronósticos para los próximos tres meses y pronto cubrirán seis meses.

Mark Haywood (director general de RateGain para Europa) y Christiane Sieveking (associate vice president business development & partnerships).

¿Y según este sistema de predicción, qué impacto ha tenido ómicron en la demanda de viajes a futuro?

SIEVEKING: Ha impactado, claro. Enero está flojo. Pero febrero y marzo de momento tienen una buena demanda. La demanda puede ir cambiando en función de las medidas que adopten los gobiernos y la incidencia del COVID, pero en todo caso hablamos de una business intelligence a futuro, porque los datos de años anteriores en este momento no ayudan nada.

¿La inteligencia artificial es la que maneja todos esos datos y saca las conclusiones?

SIEVEKING: Exacto. Tenemos un gran volumen de datos, a partir del cual se construyen algoritmos, donde se tienen en cuenta muchos factores, y la inteligencia artificial va aprendiendo sola. En todo caso, siempre que activamos un destino nuevo, necesitamos dos o tres meses para que el pronóstico que hacemos sea correcto, pues cada destino tiene sus propios comportamientos dependiendo de los vuelos, la climatología, etc.

¿Esos tres meses son algo así como un período de prueba para asegurarse que la inteligencia artificial realiza buenos pronósticos?

SIEVEKING: Lo que hacemos es crear una base y la sometemos a prueba, mediante un control de calidad donde cotejamos los resultados del pronóstico con los datos oficiales que uno o dos meses después facilitarán los gobiernos, aeropuertos, etc. Esto nos permite comprobar si nuestra previsión era la correcta. Ese control de calidad se ejecuta siempre, de modo que la inteligencia artificial se va adaptando, va entendiendo y un equipo de ingenieros efectúa los ajustes pertinentes.

Además de ingenieros ¿qué otros perfiles profesionales trabajan en RateGain?

HAYWOOD: Por un lado, tenemos los cracks en programación, pero también muchos profesionales que proceden del sector hotelero y de la industria de los viajes en general. Es gente que entiende lo que está conectando porque pertenece al mercado turístico. Por ejemplo, yo mismo llevo diez años en la parte tecnológica, pero antes trabajé como hotelero.

Una imagen promocional de RateGain.

Desde vuestra atalaya donde contempláis tantos datos, ¿podéis decirnos qué tendencias estáis viendo en el mercado turístico, poniendo el foco en Europa?

SIEVEKING: Europa ha sido una de las regiones del mundo más afectadas por la pandemia, más que Asia y América donde la demanda de viajes ha bajado menos. Si ponemos el foco en España, cuando se detectó la variante ómicron a finales de noviembre, enseguida vimos dos semanas con un parón de reservas, pero luego no afectó tanto a las dos semanas de fiestas de Navidad-Año Nuevo. Ahora en enero otra vez hay un poco de parón, pero para febrero y marzo tiene pinta de que vuelve a subir la demanda. Los datos muestran que los mercados principales de España, Reino Unido y Alemania, se reactivan bastante rápido cuando se levantan las restricciones y se puede viajar de nuevo. En cambio, a los mercados emisores de EEUU y Oriente Medio les cuesta un poco más retomar los viajes a España.

De cara a 2022, ¿cuál es vuestro consejo para las empresas turísticas españolas?

SIEVEKING: Que estén informados y que tengan una cierta flexibilidad para adaptarse a las diferentes tendencias, porque la volatilidad que hemos visto en la industria puede permanecer un tiempo más. Lo hemos visto ya en 2021. En este entorno, también hay que reevaluar la estrategia de distribución.

HAYWOOD: La flexibilidad es superimportante desde luego. Hemos visto varios casos donde algunas cadenas hoteleras y aerolíneas no han sido tan flexibles y eso no ha gustado al mercado. Por ejemplo, precios restringidos, no reembolsables, etc., tienen cero popularidad. Esto es fundamental para un destino como España que recibe tantos británicos y alemanes, que somos algo temerosos, y no queremos perder nuestro dinero.

¿Por qué sería importante también reevaluar la estrategia de distribución en 2022?

SIEVEKING: En España hay hoteles que dependían en un 80% de un gran turoperador, que ha dejado de traer clientes; también tenemos destinos vacacionales que dependían muchísimo del mercado británico, que se ha comportado erráticamente; o ciudades que tradicionalmente confiaban en los viajeros estadounidenses, que está costando recuperar. ¿Qué haces en estos casos si la incertidumbre se mantiene dos años más? Pues igual tendrás que dirigir tus campañas a otros mercados y canales.

Os hago una pregunta trampa. ¿Quién ha salido ganando con la pandemia: la venta directa o la venta intermediada?

HAYWOOD: Ufff… Eso depende. Viendo los datos es complicado dar una respuesta clara. Por ejemplo, yo como viajero hago más reservas directas que antes porque quiero cerciorarme de que estaré seguro, en un entorno controlado, etc. Pero hay muchos consumidores en Europa y en el mundo que a raíz de la pandemia han visto mermados sus ingresos económicos y ahora están recurriendo más a los metabuscadores para encontrar el mejor precio y les da igual si es directo o de una agencia cuyo nombre no han escuchado nunca…

SIEVEKING: Y también hay consumidores que prefieren viajar con un turoperador porque les da todas las garantías si ocurre algo. Es cierto que han aumentado las reservas directas online porque mucha gente ha viajado más cerca y en vehículo propio, pero esto no significa que este comportamiento vaya a ser así para siempre. La turoperación también se está reinventando y han vuelto a atraer grupos. En resumidas cuentas, estamos viendo tendencias que suben y bajan con la pandemia, sí, pero pueden ser temporales.

Avatar redactor Xavier Canalís Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.