Evolución tras 12 días de guerra

Cómo están enfrentando esta crisis los TTOO rusos

8 marzo, 2022

La mayor parte de las aerolíneas y turoperadores rusos han suspendido ya sus rutas internacionales como consecuencia del cierre escalonado del espacio aéreo a aviones rusos establecido por gran cantidad de países, entre ellos todos los de la Unión Europea y Estados Unidos. La evolución del sector turístico del país y de los consumidores ha experimentado continuos cambios desde que comenzó la invasión de Rusia sobre Ucrania el pasado 24 de febrero, comenzando por los primeros desvíos de reservas hacia los países que aún las permitían hasta llegar a un punto en que apenas se mantienen las salidas a algún destino, como es el caso de Minsk, en Bielorrusia. La Asociación de Turoperadores Rusos, ATOR, ha enviado a su gobierno una serie de propuestas para salvar al sector, considerando que la situación va mucho más allá de la provocada por la COVID y puede llevar a un cambio estructural. Entre las medidas que solicitan incluyen el apoyo frente a litigios que surgirán relativos al pago de fondos entre operadores internacionales.

En los primeros días, tras comenzar la guerra, y tras producirse los primeros cierres de espacio aéreo, se produjo una reorientación que llegó a provocar colapsos. El día 2 de marzo, la ATOR publicaba un artículo explicando "cómo llegar al único país de Europa que no tiene cerrado el cielo a Rusia". Se refería a Serbia, desde donde aún se podía llegar a través de Air Serbia, cuyos boletos se agotaron al día siguiente. En ese momento ya los turoperadores registraban una caída de reservas de paquetes turísticos del 72% hacia el extranjero y de un 50% dentro de Rusia.

Por entonces estaban en marcha las repatriaciones desde Estados Unidos y el Caribe, mientras poco después se lanzaron desde ocho países europeos. Sin embargo, el día 3 Pegas Touristik aún mantenía los vuelos a Turquía y Egipto y luchaba porque no cayeran estas rutas. El día 4 muchos turistas estaban dispuestos a pagar "cualquier precio" por un billete (de ida) hacia Turquía y Emiratos Árabes, siendo los destinos más populares Estambul y Dubai. Un billete a Estambul pasó de 50.000 a 160.000 rublos en un día. Dubai subió de 80.000 a 420.000 rublos.

Pero cada vez se reducen más las opciones, empezando porque tanto Aeroflot como S7 Airlines han cancelado ya todos sus vuelos internacionales. La primera comunicó este sábado que sólo mantendrá Minsz, capital de Bielorrusia.

Charters de los TTOO anulados desde esta semana

Desde el sábado 5 de marzo la compañía Azur Air, que tiene entre sus principales socios a los turoperadores Anex Tour e Intourist, anunció que, por recomendación de la Agencia Federal de Transporte Aéreo, a partir de este martes 8 de marzo de 2022 suspende temporalmente todos sus programas de vuelo en el extranjero.
También dos aerolíneas socias del operador Pegas Touristik, Nordwind y Pegas Fly, anunciaron una suspensión temporal de los vuelos internacionales desde 7 de marzo, también debido a las restricciones por las sanciones.

Los turoperadores rusos piden apoyo financiero para enfrentar caída de ingresos y reembolsos. Foto: ATOR.

El sector turístico ruso se asfixia

Ante la cruda situación, la ATOR ha enviado un paquete de propuestas al Gobierno ruso, a través de la entidad Rostourism, y han aprovechado para pedir tanto apoyo financiero como cambios legislativos. La asociación afirma que la situación que se ha desarrollado en el mercado turístico ruso ahora es mucho más complicada que al comienzo de la pandemia, principalmente porque absolutamente todos los segmentos y tipos de turismo, toda la cadena de relaciones con proveedores y contrapartes, incluidas las financieras, se ven afectados.

La situación es impredecible, señala la ATOR. Si durante la pandemia se trataba de una disminución grave pero temporal de la rentabilidad, ahora, según las voces del sector, la pregunta es sobre la supervivencia del mercado en cuanto a la configuración en que se ha desarrollado en los últimos 10 o 15 años

Y cita a uno de los expertos, quien señaló que, “en estas circunstancias, sin medidas urgentes y efectivas de apoyo estatal, la industria del turismo simplemente puede colapsar”.

Por ello, la Asociación de Turoperadores Rusos elaboró ​​sus propuestas para el paquete de medidas necesario para apoyar a la industria. Las medidas prioritarias se relacionan principalmente con el apoyo financiero en las condiciones de crisis actuales. Se trata de compensación a los turoperadores por los costes de exportación de turistas de países extranjeros cerrados, pago no previsto de billetes y hoteles de turistas que se quedaron en el extranjero por el cierre del cielo por parte de la UE, EEUU y Canadá.

ATOR presta especial atención a la urgente necesidad de solucionar cuanto antes el problema de las consecuencias de las sanciones a los transportistas. Por ejemplo, por: coordinación de vuelos nacionales e internacionales desde aeropuertos rusos para aerolíneas de países amigos (Kazajstán, Azerbaiyán, Bielorrusia y otros estados que se negaron a sumarse a las sanciones contra Rusia se nombran como posibles socios); concesión del derecho de cabotaje (posibilidad de que las líneas aéreas rusas realicen vuelos nacionales e internacionales bajo banderas de otros países, siempre que se mantenga el personal de la línea aérea).

Además, enfatizan en la Asociación, es necesario brindar apoyo estatal a los bancos que dan depósitos y garantías para los operadores turísticos rusos, miembros de IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo).

Apoyar la demanda doméstica

Para estimular la demanda de tours en Rusia, que se redujo entre 2 y 3 veces a fines de febrero, los turoperadores consideran necesario continuar con el programa de reembolso turístico en marzo, incluso para la temporada alta, y asignar fondos adicionales para eso. Al mismo tiempo, en caso de escasez de fondos, puede maniobrar excluyendo de la acción en los meses de verano los destinos turísticos que tienen una gran demanda durante este período -Territorio de Krasnodar, Territorio de Stavropol, Moscú, Regiones de Leningrado, etc.-.

En la actual crisis, ATOR propone aplicar un mecanismo de transferencia de pagos en efectivo a los turistas cuyos tours no se realizaron por las restricciones impuestas, similar al que se utilizó durante la COVID. Asimismo, pide aprobar el derecho del turoperador a diferir hasta 2023 los pagos por productos turísticos cancelados por la prohibición de vuelos y servicios turísticos individuales, mientras que durante este período el turista tiene el derecho incondicional de elegir cualquier tour o servicio de la gama por el importe del pago inicial del turoperador.

Dado que, dadas las circunstancias, los operadores turísticos rusos no pueden contar con la devolución o el uso de los fondos pagados a socios extranjeros, se espera una gran cantidad de litigios

En este sentido, ATOR sugiere que se contemple la posibilidad de compensación total de los costos legales en tribunales internacionales y otras instancias en los reclamaciones de los operadores turísticos rusos contra socios extranjeros que no devuelven o bloquean los fondos prepagos para los turistas rusos".

“Dada la situación internacional y las sanciones antirrusas a gran escala, para reducir su impacto negativo, proponemos aplicar medidas para apoyar a los operadores turísticos hasta finales de 2023", proponen. En concreto, abolición del impuesto sobre la renta personal durante tres años, reducir la tasa de contribuciones de seguros a fondos extrapresupuestarios al 7,6% de los salarios, reducir la tasa del impuesto a la renta al 3%, exenta de IVA.

Según ATOR, es importante alentar a los operadores turísticos de turismo receptivo a desarrollar nuevos destinos para atraer turistas a Rusia desde países abiertos. Entre otras cosas, incluir vuelos chárter entrantes en el programa de vuelos chárter aéreos comerciales (programas de vuelo), con respecto a los cuales se otorgan subsidios para el apoyo estatal de los operadores turísticos; incluir bloques de asientos en cruceros fluviales y transporte ferroviario que atiende a turistas extranjeros en el programa de transporte aéreo comercial de pasajeros (programas de vuelo), con respecto a los cuales se otorgan subsidios para el apoyo estatal de los operadores turísticos.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.