La cadena Sol Meliá construye un hotel de cinco estrellas en Guía de Isora, Tenerife

El alcalde de Guía de Isora, Pedro Martín Domínguez, ha informado que la cadena hotelera Sol Meliá ha iniciado hace unos meses en el núcleo costero de Alcalá la construcción de un hotel de cinco estrellas y una amplia zona residencial.

El alcalde de Guía de Isora, Pedro Martín Domínguez, ha informado que la cadena hotelera Sol Meliá ha iniciado hace unos meses en el núcleo costero de Alcalá la construcción de un hotel de cinco estrellas y una amplia zona residencial. Martín ha señalado que "cuando concluyan las obras, la antigua finca agrícola "La Jaquita", se convertirá en un importante complejo turístico que contará con un hotel de 5 estrellas gran lujo con unas 609 habitaciones y unas 340 plazas de aparcamiento, que además dispondrá de amplias zonas con vegetación autóctona, espacios deportivos y 15 piscinas que ocuparán unos 4.137 metros cuadrados dentro de los casi 190 mil metros cuadrados del Plan Parcial". El alcalde isorano añade que "el complejo contará una zona donde se construirán cerca de un centenar de viviendas con tipología ciudad jardín, con lo cual se aumentará las áreas residenciales del municipio". En la tarde de este miércoles, el Director General de Sol Meliá en Canarias, Carmelo Pérez Abreu, y el alcalde de Guía de Isora, Pedro Martín, visitaron los terrenos del citado Plan Parcial "La Jaquita" en Alcalá, con motivo de la próxima finalización de la primera fase de las obras, consistentes en la limpieza y desmonte de todos los terrenos, así como la extracción de tierra de la antigua finca de plátanos. En dicho encuentro, Carmelo Pérez le manifestó al alcalde del municipio, que en los próximos días se iniciarán los trabajos para la urbanización de calles y avenidas previstas en el proyecto, así como los accesos correspondientes al complejo desde la carretera general. Según se desprende del proyecto de este complejo hotelero de lujo, que supondrá una inversión que ronda los 42 millones de euros, "los clientes accederán a través de un gran espacio abierto, en el primer piso, a un lobby bar y área de recepción que estarán separados entre sí por una bóveda de más de 10 metros de diámetro y con vistas al mar, allí se encontrarán con áreas comerciales, salones de cartas y lectura y otras áreas administrativas". El edificio del hotel se divide en tres grandes brazos abiertos al mar, con dos accesos a las habitaciones mediante patios abiertos con mucha vegetación y con pasillos iluminados por luz natural, donde el cliente encontrará y disfrutará de unas instalaciones complejas, con muchas zonas a descubrir, donde el jardín estará íntimamente unido a la arquitectura y los espacios abiertos. Las grandes áreas verdes darán sensación de lujo y mejorarán la calle, evitando así la imagen del típico edificio sobre el vial. En su vista al mar, el hotel se ha limitado a planta baja con otros dos niveles superiores, integrándose en el perfil del litoral. En el nivel menos uno, inferior a la planta baja, es donde el hotel posee toda su riqueza. Una gran plaza colonial bordeada de columnas y arcadas a modo de claustro, será el verdadero centro del complejo. A ella dan todos los espacios comunitarios, restaurantes, salones, bares y demás. Este lugar público es como la plaza de una ciudad, lugar natural de encuentro de sus habitantes. Destaca también en este nivel el gran balcón circular en cuyo centro hay una glorieta para eventos especiales, donde la vista de La Gomera está muy presente. Cada brazo del proyecto alberga un jardín canario, con las plantas, el picón y las flores que darán sensación del lugar en el que se ubica, en concordancia con los elementos arquitectónicos del complejo. (Diario Atlántico Canarias, 23/05/03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.