Diario 5350 16.08.2018 | 19:46
Hosteltur: Noticias de turismo

Mundo Mágico admite que no puede atender las vacaciones de mil familias

20 junio, 2003
Con el agua al cuello. En esta situación se encuentra ahora la agencia de viajes Mundo Mágico Tours S.A. tras el cierre de oficinas en España. En estos momentos, los responsables de la empresa tratan de hacer frente a sus compromisos con 1.089 clientes desde la sede oficial de la compañía en Benalmádena, aunque reconocen que no pueden ofrecer las vacaciones en los términos pactados, según manifestó a SUR un portavoz de la agencia.
Con el agua al cuello. En esta situación se encuentra ahora la agencia de viajes Mundo Mágico Tours S.A. tras el cierre de oficinas en España. En estos momentos, los responsables de la empresa tratan de hacer frente a sus compromisos con 1.089 clientes desde la sede oficial de la compañía en Benalmádena, aunque reconocen que no pueden ofrecer las vacaciones en los términos pactados, según manifestó a SUR un portavoz de la agencia. Los clientes han llegado a pagar entre 3.000 y 12.000 euros a la empresa, que les garantizaba tres semanas de descanso anuales en aparthoteles, hoteles o apartamentos a cambio de unas condiciones ventajosas. De momento, la empresa sólo vislumbra la solución de hacerse con viajes de última hora y ofrecérselos a los clientes, como cualquier agencia. Un matiz: ya han pagado (o están pagando) miles de euros por adelantado. En su versión de los hechos, el portavoz de la compañía mantiene que «están haciendo lo que pueden» para seguir dando el servicio acordado. «La situación de los clientes está a expensas de lo que haga el BBVA -entidad financiera que, según las citadas fuentes, respaldó el proyecto-, porque nosotros también hemos salido perjudicados por una decisión unilateral», afirma el portavoz. Según este representante, la entidad bancaria ha dejado de financiar la actividad de Mundo Mágico Tours sin previo aviso y sin mediar explicación alguna. Pese a todo, la agencia subraya en un comunicado que ha intentado ponerse en contacto con el banco sin recibir respuesta por el momento. Por su parte, un portavoz del BBVA se ha limitado a afirmar que se cortó la línea de financiación por una decisión de negocio en base a una política de riesgo. El problema para las familias sale ahora a la luz debido a que la agencia no tuvo liquidez en los meses de noviembre a febrero para reservar los paquetes turísticos. Según la empresa, el BBVA no comentó de manera oficial que le cortaría la financiación: «Han mareado la perdiz durante meses y no tuvimos capacidad para reaccionar y dirigirnos a otra entidad financiera», asegura el portavoz. Mientras tanto, el colectivo de las agencias pide que la administración intensifique los controles para evitar este tipo de casos, según el presidente de Asociación de Empresarios de Agencias de Viajes, Francisco Pérez, quien apuntó que los problemas con esta empresa «se veían venir porque vendía 'time-sharing'» (tiempo compartido) de una manera encubierta, y «perjudican al sector», indicó Pérez. Con respecto a la relación entre el banco y la agencia de viajes, el representante de Mundo Mágico Tours declaró que el proyecto inicial respaldado por el banco se creó como I+D -con dos años de inversión y tres de desarrollo- en 2001, aunque se indica que la relación de los socios con la entidad bancaria se remonta a 10 años atrás. Mundo Mágico Tours mantiene que la estructura de financiación creada -a la medida de la agencia- proporcionó sustanciosas comisiones a la entidad financiera durante todo este tiempo. Según ha podido constatar este periódico, la sociedad anónima mercantil Mundo Mágico Tours se creó en abril de 1998, fijando su sede en la calle Marqués de Larios de Málaga, donde también estaban radicadas otras empresas con propietarios coincidentes. Posteriormente, cambiaron la sede hasta llegar a la actual, en Benalmádena. En cuanto a la financiación de los créditos, Mundo Mágico Tours esgrime que la decisión del banco «pone en grave peligro la continuidad del servicio y las expectativas de los clientes que suscribieron un contrato de afiliación con la financiera, lo que supone, según el portavoz, la práctica totalidad de sus clientes. No obstante, afectados han manifestado que tuvieron que suscribir un crédito personal o pagar en efectivo con sus ahorros. A raíz de todos estos problemas, según el portavoz, la compañía se encuentra en una delicada situación financiera. Incluso, les han cortado las líneas telefónicas por impago, por lo que han tenido que enviar a sus clientes una carta certificada ofreciendo un teléfono móvil para hacer sus consultas. (J.C./G.M., diario Sur, 20/06/03)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.