Estados Unidos pone condiciones al espacio trasatlántico

La Administración Bush ha dejado claro que su ambición a la hora de negociar la creación de un espacio aéreo común con la UE es mucho más limitada que la europea.

La Administración Bush ha dejado claro que su ambición a la hora de negociar la creación de un espacio aéreo común con la UE es mucho más limitada que la europea. Una delegación del Gobierno estadounidense se ha entrevistado en Bruselas con representantes de la Comisión Europea para preparar los aspectos prácticos de las negociaciones sobre aviación civil que comenzarán la semana próxima en Washington, con motivo de la cumbre entre EEUU y la UE. Los representantes estadounidenses comunicaron a los europeos que el mejor enfoque para abordar la negociación sería ir cerrando acuerdos por etapas. Es decir, empezar por los temas más sencillos -adaptar los actuales acuerdos bilaterales creando un acuerdo único-, y dejar para más adelante las conversaciones sobre aspectos sobre los que en la otra orilla del Atlántico no hay consenso y necesitarían de complicados cambios legislativos -normas comunes de competencia y ayudas de Estado, y techos de participación de capital extranjero en compañías norteamericanas-. "El proceso será largo y todos los temas están sobre la mesa", afirmaban ayer fuentes norteamericanas, "pero hay cuestiones en los que podemos obtener beneficios inmediatos para nuestras empresas y consumidores, beneficios que no tienen porqué esperar a que se alcance un gran acuerdo final". La delegación americana incluso evitó hablar de si en su visión de futuro del sector aéreo tiene cabida las fusiones y la creación de grandes líneas mixtas europeas y estadounidenses. "En este momento, las aerolíneas no piensan en lo que pasará dentro de diez años, sino dentro de diez días", se limitaron a ironizar, al mismo tiempo que admitían que para ellos es más viable negociar un acuerdo que deje de bloquear las fusiones entre las aerolíneas europeas, que uno que abra la puerta a fusiones transatlánticas. Las compañías europeas y norteamericanas operan en las líneas transatlánticas sumidas en la inseguridad jurídica desde que el pasado mes de noviembre el Tribunal d Justicia de la UE declarara ilegales los acuerdos bilaterales entre cada uno de los Quince y Washington, por discriminar a las aerolíneas de la UE en función de su nacionalidad. (Diario Expansión, 23-6-03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.