Diario 5716 17.10.2019 | 23:12
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Los turistas españoles, los más caseros

10 julio, 2003
El sector turístico español cree que la tendencia negativa de los últimos meses está cambiando. Turoperadores y hoteleros comienzan a ver la luz tras comprobar que las reservas se desbloquean tras un mayo flojo, cuando se registró una caída del 24% en el volumen de contrataciones para el verano, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.
El sector turístico español cree que la tendencia negativa de los últimos meses está cambiando. Turoperadores y hoteleros comienzan a ver la luz tras comprobar que las reservas se desbloquean tras un mayo flojo, cuando se registró una caída del 24% en el volumen de contrataciones para el verano, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. Pero, sobre todo, los hoteleros de costa agrupados en Zontur se sienten optimistas porque consideran que la ocupación llegará a ser del 93% en estos meses. A la vista de que las playas se van a llenar, la incógnita es saber si van a aumentar los ingresos. Según el mercado, las ventas se mantendrán en los niveles del año pasado, ya que los precios continúan en tendencia bajista. Las grandes cadenas hoteleras, sin embargo, hablan de aumentos de entre el 2% y el 3% de los ingresos. La crisis, la sensación de inseguridad tras la guerra y la neumonía asiática han aumentado la tendencia que tienen los latinos y, en particular, los españoles a no salir del país este verano. De hecho, el 81% de los españoles piensa quedarse en la costa (un 62%) y en el campo (un 15%), según un estudio de Europ Assistance. Sólo el 10% se irá a otro país europeo y un 5% se animará a viajar fuera del Viejo Continente. También los italianos pasarán las vacaciones en su país, en un 72% de los casos. El estudio refleja que en general los latinos relacionan las vacaciones con familia, por lo que la mayoría pasarán el tiempo en apartamentos, en casas particulares de familiares y en hoteles. En este punto, son los ingleses, los turistas europeos que más estancias hoteleras contratan cerca de las playas españolas, seguidos de los españoles, alemanes y franceses. España sigue siendo el destino vacacional preferido por los alemanes, según una encuesta del Instituto de Investigación sobre el Consumo en Alemania. Sin embargo, afectados por la crisis económica de aquel país, han dejado su liderazgo como país emisor a los británicos, aunque la depreciación de la libra podría influir en su decisión de elegir a otros destinos más baratos, según el sector. Mientras que gran parte de los latinos se quedarán en casa, los austriacos, alemanes y belgas serán los más aventureros. Más de la mitad de los mismos ha decidido salir a otros países europeos y entre el 12% y el 16% viajarán a otros lugares fuera del Viejo Continente. Uno de cada seis encuestados dijo que España es su destino favorito, seguido a bastante distancia por Italia, Grecia, Francia, Holanda y Portugal. El español es el europeo que más gasta en nuestro país (lo hace en hoteles, excursiones, comida, espectáculos y servicios complementarios), por encima de cualquier visitante extranjero. Además, son los más fieles a la hora de repetir destino (un 27% de ellos identifica el hecho de haber ido al mismo sitio durante muchos años). Por el contrario belgas, alemanes y austriacos son los que menos repiten, con un 10%, 11% y 14%, respectivamente. Pese a que los europeos eligen diferentes destinos y culturas, en función de su origen, todos van coincidiendo en reservar a última hora para cazar la mejor oferta. El presidente de la Cúpula Asociativa de Agencias de Viajes (Caave), Jesús Martínez Millán, apunta que 'los viajeros esperan hasta el final para comprar sus vacaciones, por lo que, previsiblemente, las ventas se concentrarán en el último momento'. Esto significará un lleno para los hoteles. Sol Meliá pronostica casi el 90% de la ocupación y dice que junio tuvo un buen comportamiento. A pesar de esta buena evolución de la actividad, Martínez Millán estima que los ingresos se reducirán a causa del efecto negativo que ejercen las ofertas de última hora. Los mayores problemas de los turistas en vacaciones están relacionados con los retrasos y cancelaciones de vuelos, equipajes perdidos, overbooking y mala atención, en el 80% de los casos. (A.N., diario Cinco Días, 10/07/03)
Avatar redactor Carlos Paquito

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.