Temas de portada Hosteltur

Viajeras de negocios, un codiciado cliente para las empresas del sector

Sus desplazamientos son más frecuentes que en los hombres y sus estancias, más largas; priman el confort y la seguridad

La viajera de negocios constituye un perfil al alza que se sale de los estereotipos. Las empresas del sector comienzan a desarrollar productos específicos para dar respuetas a sus necesidades y exigencias. Las cadenas hoteleras son las que más han avanzado en este terreno, y en algunos casos han llevado al extremo la especialización en público femenino con la creación de plantas de habitaciones “women only”. En el ámbito de las aerolíneas, algunas asiáticas se han aventurado con los baños sólo para mujeres en el avión o salas vips solo para ellas en los aeropuertos. Las opiniones de los expertos sobre su perfil son muy variadas y descubren numerosas sorpresas.

Según explica el director general de Iberian Business Travel Association (IBTA), Juli Burriel, en EEUU existe una paridad total de número de viajeras de negocio con respecto al sexo masculino; en Europa ellas apenas superan el 25%.

Burriel señala algunas diferencias con el hombre de negocios. “Podríamos atrevernos a destacar que la mujer tiene muy en cuenta el tema de la seguridad en el proceso de reserva y gestión el viaje. También, según nos confirman los hoteles, la mujer suele pasar más tiempo en la habitación que su compañero masculino y rellenan con mayor frecuencia las encuestas de satisfacción”. Por otro lado, apunta “la mujer de negocios alquila coches menos aparentes y más funcionales, a diferencia de los ejecutivos que suelen coger coches más amplios”.

Según añade Burriel, “las cadenas hoteleras son las que más han avanzado en este terreno. Si la mujer suele pasar más tiempo en la habitación, ven por ello ciertas demandas específicas de ella respecto al sexo contrario. Por ello saben que el servicio de habitaciones, las amenities y los servicios adicionales de la habitación en general suelen ser importantes”.

Por ejemplo, tras los atentados del 11-S y el aumento de las medidas de seguridad en los aeropuertos, se observó entre los viajeros y viajeras de negocios una reducción drástica de equipaje en las maletas, con el fin de superar los controles y escáneres con la mayor celeridad posible. Esto supuso para las cadenas hoteleras tener que ofrecer más productos en la habitación que antes no existían.

Las ejecutivas suelen pasar más tiempo en la habitación del hotel que los hombres. #shu#Las ejecutivas suelen pasar más tiempo en la habitación del hotel que los hombres. Imagen Shutterstock

Los hoteles que han llevado al extremo la especialización en público femenino han creado plantas de habitaciones “women only”, donde solo pueden hospedarse mujeres. Y las viajeras de negocios son sus principales usuarias. Así, el hotel Bella Sky Comwell de Copenhague fue el primer hotel europeo en tener una planta para mujeres, aunque los tribunales daneses han considerado que se trata de un tipo de discriminación. La cadena Riu Hotels & Resorts puso en marcha un programa piloto en el Riu Guadalajara, México, donde se adaptó un piso sólo para mujeres, atendido por personal exclusivamente femenino. Sin embargo, aunque tenían previsto extenderlo a otros hoteles, la experiencia no funcionó, no hubo demanda suficiente y la cadena ha abandonado el proyecto.

De este modo, la estrategia más común ha sido reservar varias habitaciones del hotel sólo para mujeres, con productos específicos para ellas. Así, por ejemplo NH Hotel Group, en el Hesperia Madrid, ofrece productos como pijama de señora, medias, antifaz antifatiga, artículos de maquillaje o espuma para el pelo.

En el ámbito de las aerolíneas algunas asiáticas se han aventurado con los baños sólo para mujeres en pleno vuelo o las salas vips solo para mujeres en los aeropuertos. Así, Korean Air ha puesto a disposición de las viajeras una sala con tocador para maquillaje, snacks dietéticos y sillones reclinables.

En el ámbito de las agencias de viajes no existen las especializadas en la mujer de negocios pero sí destaca el caso de la agencia Focus on women, donde organizan viajes a medida para grupos de directivas. Según explica Alice Fauveau, condejera delegada de la compañía, “buscan una experiencia distinta en el viaje, es una forma más segura y más enriquecedora de conocer un destino, de la mano de otras mujeres destacadas en el país”.

También las web P2P de transportes como Blablacar y Carpooling tienen ofertas de viajes o traslados en coche sólo para mujeres.

Pero, ¿es esto lo que quieren las mujeres? Un reciente estudio de Cornell University constató que las mujeres viajeras tienen una respuesta a las experiencias mucho más emocional que los hombres y en este aspecto es donde deben incidir las empresas de viajes. Así, el citado informe apuntaba que las mujeres de negocios buscan una mayor sensación de seguridad dado que están más preocupadas que los hombres ante la eventualidad de un robo o asalto. Esta inquietud se puede satisfacer con vestíbulos más iluminados, aparcamientos cubiertos o cerraduras de seguridad.

El informe igualmente indicó que las mujeres viajeras priman mucho más que los hombres el sentido de confort, de ahí que concedan gran importancia a la calidad del sueño. También las mujeres buscan que los viajes profesionales contribuyan a ampliar sus horizontes y les alejen de la rutina diaria, por lo que las empresas turísticas pueden diseñar productos y servicios que refuercen su sensación de independencia.

El informe de esta universidad revela también que las mujeres de negocios no sólo viajan más frecuentemente que los hombres, sino que tienen estancias más prolongadas e incluyen más tiempo personal en sus viajes: un 44% incorpora experiencias de ocio y un 20% añade días de vacaciones adicionales para extender su estancia.

Por otra parte, y según un estudio de Carlson Wagonlit Travel, otro aspecto destacado de la viajera de negocios es que las mujeres perciben mayor nivel de estrés en los viajes. La situación más estresante para las mujeres que viajan por negocios es la demora o pérdida del equipaje (83%), probablemente porque la vestimenta formal de negocios para las mujeres es menos estandarizada que en los hombres y reemplazar el guardarropas en un corto plazo es dificultoso y posiblemente costoso. El segundo factor más estresante para las mujeres es la escasa conexión a internet (81%).

Y es que cabe recordar que, como apunta un informe de Skift, las mujeres piden más el wifi gratis. Además disfrutan más de los programas de fidelización y se mantienen más fieles a una marca que les gusta. Esto tiene además gran ventaja porque comparten más activamente la información con su extensa red de contactos y amigos.

Por otro lado, una infografía elaborada por Financiesonline.com explica que las mujeres dominan casi todas las redes sociales. Un 76% de mujeres usa Facebook frente a un 66% de hombres; y un 33% usa Pinterest frente a un 8% de hombres. También refleja que las mujeres interactúan más con las marcas.

---

Esta modalidad constituye una de las nuevas tipologías de viajeros recogidas en un amplio reportaje publicado en la revista HOSTELTUR de julio y puede descargarse como documento pdf a través del siguiente enlace: Nuevos perfiles de turistas ¿estamos preparados para satisfacerles?

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.