Debate abierto

Confrontación entre hoteles y vivienda turística ¿Cómo acabará?

Expertos advierten: el clima de confrontación entre hoteleros y viviendas turísticas perjudicará a toda la industria del turismo

Publicada 02/05/24 -Actualizada 06/05/24 07:41h
Confrontación entre hoteles y vivienda turística ¿Cómo acabará?

Expertos en economía, derecho y análisis de datos advierten que el clima de confrontación que se vive actualmente entre hoteleros y viviendas turísticas, marcado por críticas cada vez más feroces en ambas direcciones, terminará siendo perjudicial para todos los actores involucrados en la industria turística. Este enfrentamiento, según indican, no solo afectará al sector de alojamiento, sino que tendrá consecuencias negativas para todos los actores del turismo.

Las críticas del sector hotelero contra la vivienda turística no son nuevas, pero se han intensificado en las últimas semanas, sobre todo al calor de las protestas ciudadanas que se están registrando en diferentes comunidades autónomas.

Por otra parte, en diferentes foros por internet, comentarios en las noticias, etc., también es habitual leer duros reproches lanzados por propietarios y gestores de viviendas turísticas contra el sector hotelero.

Sin embargo, este clima de confrontación no traerá nada bueno para el conjunto del sector, según advirtieron varios expertos que participaron este lunes 29 de abril en un debate organizado por la Federación Catalana de Apartamentos Turísticos (Federatur).

Pugna entre hoteleros y vivienda turística ¿Un boomerang?
Debate organizado por Federatur. De izquierda a derecha: Pablo Molina, Gonzalo Bernardos, David Riba, Marian Muro y Luis Falcón. Fuente: Hosteltur.

¿Están en riesgo los beneficios de los hoteleros por la vivienda vacacional?

Uno de los participantes en dicho debate fue Gonzalo Bernardos, profesor de Economía en la Universidad de Barcelona, quien afirmó: "El problema lo tiene un gran lobby de este país, los hoteleros".

A modo de ejemplo, Bernardos destacó que en los centros urbanos de algunas ciudades españolas ya hay más plazas de viviendas turísticas que de hotel. Esta situación ha llevado a los hoteleros a creer que sus beneficios futuros están en riesgo, añadió.

Sin embargo, este experto también señaló que el modelo de la vivienda turística "también interesa al hotelero" y de hecho "ya hay empresas hoteleras que ya están comprando edificios enteros de apartamentos, a los que prestan servicios desde el hotel, y se convierten así en operadores de viviendas de uso turístico".

Pero al margen de esas iniciativas puntuales, en general, "los hoteleros ven la vivienda turística como un gran competidor, cuando en realidad no lo son tanto si tenemos en cuenta el público principal al cual se dirige esta fórmula de alojamiento: las familias".

En opinión de Gonzalo Bernardos, las nuevas regulaciones para restringir la vivienda turística que se están implantando ahora en diferentes comunidades autónomas responden a una lógica muy clara: "El político trabaja según las presiones que recibe. Y los hoteleros están detrás de esas presiones, al echar la culpa de todos los males a la vivienda de uso turístico. Ese discurso lo han comprado los políticos".

Con relación al incremento del precio de la vivienda que se ha registrado en los últimos años (subidas que se usan como justificación para reducir la oferta de vivienda turística), Gonzalo Bernardos señaló: "Lo que está sucediendo en Barcelona o Madrid pasa en todas las capitales europeas. Milán tiene alquileres más caros, también Frankfurt, y no es por su atractivo turístico. Cargar todas las culpas a las viviendas de uso turístico es incorrecto. Nos movemos por intereses. Hay intereses enfrentados", concluyó.

¿Son los hoteles los enemigos de la vivienda turística?

Otro participante en el debate fue el abogado Pablo Molina, especialista en urbanismo y socio en el bufete Garrigues.

Según señaló este experto, "es una pésima idea confrontar los hoteles con los apartamentos turísticos. Si los hoteleros identifican las viviendas de uso turístico con problemas es un error. También a la inversa: es un error identificar a hoteleros como el enemigo".

Este experto también se mostró muy crítico por el modo en que las administraciones públicas están intentando resolver el problema de la falta de vivienda en España, pues creen que reduciendo la vivienda vacacional mediante nuevas regulaciones encontrarán la solución, según apuntó Pablo Molina.

"Los poderes públicos deben garantizar el acceso a la vivienda, según la ley. Sin embargo, han rehuido de esta tarea y han pensado que simplemente lanzando nuevas normas y decretos-leyes solucionarían el problema. Pero el problema se soluciona gestionando la realidad", indicó.

¿Vuelve vivienda vacacional al mercado de alquiler convencional?

Quien también considera que se está produciendo un agrio enfrentamiento entre hoteleros y vivienda turística es al arquitecto urbanista Luis Falcón, director de inAtlas, empresa especializada en datos del mercado inmobiliario.

"Desde el año 2011 no se está construyendo vivienda social en España en cantidades suficientes y la administración intenta resolver el problema a corto plazo, mediante leyes dirigidas a la vivienda turística. Pero el primer gran error es que estas nuevas regulaciones no garantizan que vuelva vivienda turística al mercado de alquiler convencional", según expuso Luis Falcón durante su intervención.

En su opinión, "el problema es que se ha construido una situación de confrontación" entre hoteleros y vivienda turística.

"El hotelero se ha equivocado al echar la culpa a las viviendas de uso turístico", comentó Falcón. Según apuntó, esta estrategia de ataque se acaba girando en contra de todo el sector, pues el turismo está ahora en el punto de mira de muchas protestas ciudadanas.

¿Qué alternativas existirían para desenredar esa confrontación? "La estrategia es entender la complejidad y entender lo que aporta la vivienda de uso turístico al destino. Es entender la economía del visitante, entender que el turismo no es una actividad finalista en la ciudad, sino una actividad que permite el desarrollo de otras actividades económicas", indicó.

En este sentido, puso como ejemplo "la pujanza tecnológica que tenemos en ciudades como Barcelona se explica porque tenemos servicios de primer orden, desde hoteles a viviendas de uso turístico, que juegan un rol en esta economía".

Pugna entre hoteleros y vivienda turística ¿Un boomerang?
Una pintada a pocos metros del lugar donde se celebró el debate organizado por Federatur, en el Colegio de Economistas de Barcelona. Fuente: Hosteltur

¿Qué actividades se verían perjudicadas si se cercena la vivienda turística?

El debate fue moderado por Marian Muro, exdirectora general de Turismo de la Generalitat y exdirectora general de Turisme de Barcelona, que ahora dirige su propia firma de consultoría.

Muro remarcó la necesidad de seguir aportando cifras al debate, pues "el dato mata al relato" y comentó, por ejemplo, que en Cataluña la Administración "puede saber perfectamente cuántas viviendas de uso turístico están activas por la liquidación del impuesto turístico".

En todo caso, Marian Muro remarcó que ciudades como Barcelona han logrado cosechar en los últimos años un gran éxito, pero no solo como destinos de vacaciones y escapadas, y ello ha sido en parte gracias a la oferta de vivienda turística. "¿Queremos que dejen de venir estudiantes, pacientes de otros continentes para operarse en clínicas, dejamos de ser un hub tecnológico? ¿Queremos dejar de ser una economía vibrante?".

Preocupación entre los apartamentos turísticos por la supresión de licencias

Por su parte, el presidente de Federatur, David Riba, concluyó el debate indicando que gestores y propietarios de viviendas turísticas "no estamos en contra de la regulación" pero considera que el decreto lanzado por la Generalitat el pasado noviembre no tiene en cuenta las repercusiones para el conjunto de la economía y para numerosos municipios catalanes.

Dicho decreto, recordó David Riba, "impide abrir nuevas licencias y que las actuales pueden quedar fuera de ordenación en un plazo de cinco años".

Pero si miles de viviendas se ven obligadas a cerrar, otras actividades económicas saldrán perjudicadas, señaló.

"El alojamiento solo supone el 30% del gasto de un turista que va a un apartamento turístico. El resto se reparte en comercios, restaurantes, transportes... Cerrar apartamentos turísticos implicará cerrar toda una economía agregada y si obligan a clausurar apartamentos, muchos otros negocios de su entorno les seguirán", indicó Riba.


Noticias relacionadas con la vivienda turística:
- Federatur lleva las viviendas de uso turístico al Tribunal Constitucional
- Viviendas turísticas: claves para un debate sereno que falta en España
- Los hoteleros catalanes, satisfechos con el decreto de vivienda turística

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.