La Generalitat catalana espera una buena temporada turística pese a la caída del 2% en julio

La Generalitat espera una buena temporada turística en Cataluña pese a que las primeras estimaciones, a la espera de los datos oficiales, reflejan una caída de casi el 2% del número de turistas en julio respecto al mismo mes del año pasado. "Esta disminución se refiere sólo a julio y todavía faltan cifras definitivas" de agosto, ha puntualizado hoy ante un grupo de periodistas el conseller de Trabajo, Industria y Turismo, Antoni Fernández Teixidó.

La Generalitat espera una buena temporada turística en Cataluña pese a que las primeras estimaciones, a la espera de los datos oficiales, reflejan una caída de casi el 2% del número de turistas en julio respecto al mismo mes del año pasado. "Esta disminución se refiere sólo a julio y todavía faltan cifras definitivas" de agosto, ha puntualizado hoy ante un grupo de periodistas el conseller de Trabajo, Industria y Turismo, Antoni Fernández Teixidó. Sin embargo, el conseller ha aventurado "que este número de visitantes se recuperará el mes de agosto, con lo que podremos tener una temporada turística con los mismos visitantes o un poco más que el año anterior pero seguramente con menos pernoctaciones". "Los únicos datos oficiales de los que disponemos son hasta 30 de junio, en los que el número de turistas ha crecido en estos primeros seis meses un 5%, pero las pernoctaciones han descendido un 6%", ha explicado el máximo responsable del turismo catalán. "Además hay más camas que nunca en Cataluña por lo que bajarán las cifras de ocupación hotelera", ha advertido el conseller, que ha puesto de ejemplo las 11.000 plazas más que este año están disponibles en la oferta turística de la Costa Dorada (Tarragona). Fernández Teixidó también ha reconocido que julio ha sido un período malo para el alquiler de apartamentos en la costa, pero que espera que en el próximo mes las cifras mejoren. No obstante, en Barcelona el turismo urbano sigue respondiendo "muy bien" y es el que más visitantes y mayores incrementos está registrando. En opinión de Pau Morata, consultor de la firma Iconotur, "este año Cataluña vuelve a la normalidad después de la excepcionalidad del 2002, cuando muchos turistas visitaron Cataluña por miedo a volar tras la psicosis de los atentados del 11 de septiembre, beneficiándose de mucho del turista de proximidad que llegó en su coche". Según Morata, "ahora esto ha pasado y llega otro tipo de turista en vuelos baratos que el principal problema que tiene es que gasta menos", lo que explicaría la caída en el número de pernoctaciones. Los mercados que peor están funcionando este año son los alemanes y holandeses, cuyos ciudadanos visitan Cataluña en menor número a causa de la debilidad de la economía de ambos países, ha explicado Morata. "Además el euro está fuerte y esto está suponiendo un retraimiento del turismo ruso que acostumbra a operar en dólares", ha añadido Morata. En cambio un segmento de actividad que según este consultor se encuentra a pleno rendimiento este año es el de los campings, que está registrando altas tasas de ocupación. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.