Según el presidente de Abertis, Salvador Alemany

Todas las autopistas serán de peaje a finales de la década

Cataluña asume que no puede mantener la red y pide un modelo armónico para todo el país

A finales de esta década no quedará ninguna autopista libre de peaje en toda España por la situación de la economía y los desequilibrios presupuestarios, según ha afirmado el presidente de Abertis, Salvador Alemany.

Todas las autopistas serán de peaje a finales de la décadaTodas las autopistas serán de peaje a finales de la década

“No quedará nada de la gratuidad”, ha asegurado en la presentación del libro 'Las autopistas de peaje en España', editado por la patronal de las autopistas de peaje Aseta, celebrada en el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Cataluña.

Ha señalado que, hasta el momento, el peaje en la sombra había dado lugar a autopistas gratuitas, algo que a su juicio se ha acabado porque “el sistema no puede funcionar sin una tarificación”.

Asimismo ha recordado que a principios de los años 80 se creó la Empresa Nacional de Autopistas, vigente hasta 2003: “Veremos si no tenemos que volver a crearla, porque el ciclo se repite debido a los problemas de financiación”.

Situación en Cataluña

También ha asistido a la presentación del libro el secretario de Territorio y Movilidad de la Consejería de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Damià Calvet, quien ha admitido que el Govern no puede mantener la red, por lo que ha apostado por un modelo armónico en todo el país.

En este sentido ha indicado que el establecimiento de peajes es un tema “extremadamente sensible” en Cataluña, ya que junto con La Rioja es la comunidad que más vías de pago concentra. Según Calvet, la Comunidad catalana tiene 475 kilómetros de autovías titularidad del Estado de pago, mientras que tan sólo 335 están libres de peaje, frente a los 1.376 de Andalucía.

“Para corregir este desequilibrio la Generalitat ha impulsado las vías libres de pago y los peajes en la sombra a cargo de los presupuestos, pero las administraciones públicas no podemos mantener la red”, ha asegurado, ya que un 40% de los presupuestos están destinados a pagar obras ya realizadas.

Calvet aboga por un trinomio integrado por la euroviñeta, un modelo armónico en todo el país y nuevas fórmulas de financiación como la colaboración público-privada.

Disparates y desajustes

El vicepresidente de Aseta y coautor del libro, José María Morera, considera que se han producido “disparates y desajustes” en los últimos tiempos, incompatibles con el sistema de concesiones.

Ha advertido que a España no le queda otro remedio que aplicar la tarificación en las autopistas para mantener la red, y ha sostenido que un primer paso será que el peaje en la sombra se convierta en un peaje físico y real.

España no es suficientemente rica para mantener la red que hemos construido, por lo que no queda otro remedio que la tarificación”, ha señalado, a la vez que ha indicado que de 15.000 kilómetros de vías de alta capacidad que hay en nuestro país, unos 3.000 son de peaje.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.