Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Suiza: Hace falta una cultura de seguridad en las compañías aéreas, según IATA

7 enero, 2004
Es precisa una "cultura de seguridad" por parte de las compañías aéreas para limitar el peligro de accidentes tan trágicos como el ocurrido en el Mar Rojo, en el que perecieron los 148 ocupantes del Boeing de la compañía privada egipcia "Flash Airlines".
Es precisa una "cultura de seguridad" por parte de las compañías aéreas para limitar el peligro de accidentes tan trágicos como el ocurrido en el Mar Rojo, en el que perecieron los 148 ocupantes del Boeing de la compañía privada egipcia "Flash Airlines". Así lo señaló este lunes a EFE el portavoz de la IATA (Asociación Internacional del Transporte Aéreo), William Gaillard, que indicó que muchas veces no basta como garantía el "control puntual" de una aeronave ya que no ofrece suficiente información sobre el funcionamiento de una compañía o los programas de capacitación de sus pilotos. "Hay unas reglas internacionales mínimas de seguridad, a las que se suman, en el caso de los países desarrollados, normas nacionales más rigurosas, y luego algunas compañías gastan millones anualmente para capacitar a sus pilotos, adquirir el instrumental de navegación o los sistemas informáticos más avanzados, algo que otras, sin embargo, no hacen", señaló. "La diferencia, dijo Gaillard, está en cómo un piloto bien entrenado, con experiencia de vuelo y la ayuda de sistemas de a bordo muy desarrollados puede hacer frente a una situación de emergencia" . IATA cambió sus reglas hace tres años de modo que también las compañías de vuelos chárter pudiesen integrarse en ellas, explicó Gaillard, quien dijo que lo más importante en cualquier caso es que el organismo de aviación civil del país en cuestión ejerza bien sus funciones de control. Sin embargo, no ocultó las garantías que ofrece la condición de miembro de IATA y citó como uno de los "grandes beneficios" el trabajo de sus "comités técnicos de seguridad", que proceden a análisis de incidentes de las grandes compañías, que van mucho más allá de la información que puede obtenerse de una empresa con sólo dos aviones como "Flash Airlines". "Hay un sistema de análisis electrónico de las grabaciones de las cajas negras, que permiten analizar y entender cualquier incidente antes de que degenere en accidente", agregó el portavoz de IATA. Asimismo se ha establecido un nuevo estándar de auditoría, llamado IOSA (International operational safety audit), que las compañías aliadas y acreditadas ofrecen a cualquiera que lo solicite aunque no sea miembro de IATA, por ejemplo, en el caso de compañías que comparten código con alguna de las primeras. El portavoz de IATA dijo que ese "terrible acontecimiento" que se ha producido en el Mar Rojo servirá al menos para reforzar la "conciencia de seguridad" por parte de todos los actores. Es preciso ayudar a los países en desarrollo a mejorar sus controles, dijo Gaillard, según el cual también los operadores turísticos que recurren a esas compañías chárter tienen una parte importante de responsabilidad. En relación con otro tema polémico, la presencia de agentes armados a bordo de aviones, como ha comenzado a exigir Estados Unidos, el portavoz dijo que IATA "no está a favor" de ese tipo de medidas antiterroristas "aunque reconocemos que en algunos vuelos pueden ser necesarias". "La principal línea de defensa está en el suelo, y los controles se han reforzado enormemente en los últimos años, dijo Gaillard, según el cual "todo lo que pueda suceder a bordo es una derrota". "En cualquier caso, siempre que sea necesario, el personal armado tiene que estar bajo la sola responsabilidad del comandante el avión", algo que no está claro de momento y "esto es muy peligroso", advirtió. El portavoz señaló que las compañías aéreas gastaron el año pasado 5.000 millones de dólares más en seguridad aérea, lo que calificó de "inaceptable puesto que la seguridad es responsabilidad de los Estados". Las anulaciones de vuelos por presuntos motivos de seguridad como los que han afectado últimamente a algunos con destino a EEUU "contribuyen a crear una atmósfera poco favorable al desarrollo del transporte aéreo". "Además ya que se trata de información que los Estados interesados califican de confidencial o reservada, resulta imposible determinar si esas medidas están o no justificadas", agregó.
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.