Mercados hoteleros de Europa del Este, en el punto de mira de los inversores en 2006

Los inversores hoteleros prevén que este año los mercados de Europa Oriental "se lo pongan difícil" a sus colegas occidentales en cuanto a rentabilidad se refiere, según un estudio de Jones Lang LaSalle Hotels.

Los inversores siguen confiando en las perspectivas de compra y venta de activos en Londres, París, Roma y Amsterdam. La oferta sigue siendo un problema en Alemania y España, según el director de Jones Lang La Salle Hotels en España, Jordi Frigola y, para 2006 se prevé que algunos mercados como Praga y Moscú rivalicen con algunas ciudades europeas más consolidadas. La opinión de los inversores sobre los hoteles situados en España ha experimentado grandes cambios y las intenciones de "vender" han dado paso a las de "comprar" y a las de "mantener" los activos. Según el estudio, se pensaba que este mercado había tocado techo, pero parece que la actividad puede volver a acelerarse de nuevo. El mayor cambio en la opinión del inversor se ha dado en Londres, donde la intención de vender ha caído notablemente y la de comprar ha crecido un 17%, debido fundamentalmente a que la ciudad ha sido elegida como sede de los Juegos Olímpicos en 2012. El estudio, en el que han participado 2.000 inversores y propietarios de hoteles de todo el mundo, revela que la mayoría de ellos están interesados en mantener sus activos hoteleros en Europa, especialmente en Birmingham y Manchester, en las que se esperan crecimientos a corto plazo. Según Frigola, el interés de los inversores por la construcción de nuevos hoteles sigue siendo muy bajo en Europa. No obstante, Moscú presenta las mejores perspectivas de nueva oferta, mientras que Dusseldorf sigue mostrando las peores. En su opinión, la causa es que Alemania, como España, está empezando ahora a resolver su problemas de exceso de oferta. El suelo urbanizable sigue siendo escaso y caro en las grandes ciudades europeas y los costes de construcción están subiendo. Sólo el 13% de los inversores hoteleros prevén vender sus activos europeos a corto plazo, un porcentaje similar al que se da en el resto del mundo. La intención de "vender" es más fuerte en España y, sobre todo, en Alemania, con Dusseldorf y Berlín a la cabeza, debido a "tímidos" signos de recuperación y a que los inversores prefieren vender en un mercado en alza. En cuanto a la rentabilidad de las inversiones, los inversores esperan que los requisitos de rentabilidad, que siguen elevándose, se ralentice durante los próximos meses a excepción de Hamburgo, donde los requisitos de rentabilidad han disminuido. Los inversores han constatado una considerable mejora del rendimiento de los activos hoteleros en Londres, Milán y Amsterdam, lo que refleja las buenas perspectivas de compraventa de hoteles en estos mercados, concluye. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.