Diario 5329 21.07.2018 | 08:21
Hosteltur: Noticias de turismo

Estados Unidos calcula el peligro que representa cada viajero

13 diciembre, 2006
Estados Unidos ha implantado un nuevo sistema para controlar a todos los viajeros que entran o salen del país. El llamado Automated Targeting System (ATS) ha sido desarrollado por el departamento de Seguridad Interior del Gobierno federal y ya ha levantado las iras del sector.
El sistema pone en pantalla todos los datos de los viajeros y les otorga un "nivel de riesgo" que permite a las autoridades aventurar si son "potenciales violadores" de la ley en los EE UU. En funció­n de ese nivel de riesgo, Seguridad decide si es importante o no recabar nuevos datos sobre esa persona antes de darle permiso para entrar en el paí­s. El sistema se creó­ hace años para establecer el potencial riesgo de las mercancí­as aé­reas, pero finalmente se ha hecho pú­blico que el Gobierno federal ha estado utilizá­ndolo en secreto durante cuatro años para "fichar" a los pasajeros en funció­n del riesgo que puedan representar. Actualmente, los pasajeros que llegan en vuelos internacionales deben dar extensa informació­n sobre ellos mismos con su Passenger Name Record (PNR), los documentos de control sobre su identidad que incluyen datos personales y bancarios. Precisamente toda esa informació­n ha sido considerada por el Parlamento europeo una "invasió­n de la intimidad" de los ciudadanos que viajan a Estados Unidos, una valoració­n emitida por el Parlamento aú­n desconociendo el uso secreto que el Gobierno federal hací­a del sistema ATS. Asociaciones empresariales como la Business Travel Coalition (BTC), la Association of Corporate Travel Executives, la National Business Travel Association, la US Civil Liberties Union, y la Cato Institute and the Electronic Frontier Foundation (EFF) han criticado ya el uso de este sistema de control de pasajeros en los Estados Unidos y han pedido su retirada. En concreto, la BTC asegura en un comunicado que "el sistema ATS representa una mé­todo masivo de acumulació­n de datos e informaciones personales de ciudadanos inocentes que no han dado su consentimiento, que ademá­s no tienen opció­n de acceder y corregir esas informaciones que les afectan y que figuran en los informes gubernamentales, que verá­n có­mo esos datos personales será­n compartidos con otros gobiernos y terceras partes sin saberlo ni autorizarlo y que, ademá­s, deberá­n convivir con todo ello durante 40 años", el tiempo que la informació­n personal de los viajeros será­ retenida por la Administració­n. Esther Mascaró­ (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.