Diario 6069 04.12.2020 | 08:59
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Desaparece la Dirección General de Aviación Civil

9 febrero, 2008
El hasta ahora organismo dependiente del Ministerio de Fomento desaparece y se fragmenta para dar paso a la nueva Agencia Estatal de Seguridad Aérea y otra dirección ministerial, por decisión del Consejo de Ministros que ha aprobado sus estatutos. El nuevo ente entrará en funcionamiento antes del 2 de junio de 2008 y asumirá las competencias inspectoras y sancionadoras en materia de seguridad aérea y de protección de los derechos de los pasajeros.
La nueva AESA española surge en el marco de las recomendaciones hechas por la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI) y la Organización Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea (EUROCONTROL), en el sentido de que los Estados de la Unión Europea "adopten medidas adicionales en materia de seguridad, teniendo en cuenta los tráficos crecientes y los altos niveles de congestión del espacio aéreo y de los aeropuertos". El Ministerio de Fomento planteó la necesidad de potenciar la eficacia inspectora y controladora en materia de seguridad aérea modificando el actual modelo de su gestión administrativa. La opción aprobada sigue el prototipo de control de la seguridad de Gran Bretaña, reconocido como uno de los más eficaces de Europa. En España, entre los años 1993 y 2007 el tráfico de pasajeros en los aeropuertos españoles se ha redimensionado en 2,5 veces, pasando de 84 millones de pasajeros a 210 millones en el último año. Antes de 2020 está previsto que crezca en otros 100 millones de pasajeros más. Los nuevos entes El nuevo organismo responsable de la seguridad aérea, creada ayer por el real decreto aprobado en el Consejo de Ministros, tendrá este año un presupuesto inicial de 35,65 millones de euros que serán transferidos del presupuesto de Fomento. Posteriormente, además de las transferencias consignadas en los Presupuestos Generales del Estado, la Agencia obtendrá ingresos propios como contraprestación por servicios; el producto de las sanciones impuestas; de la liquidación de precios públicos y tarifas por la realización de sus actividades e ingresos provenientes de las tasas por servicios y actividades en materia de seguridad y navegación aérea. Su plantilla, de 360 personas, representa el 80% del personal de la desintegrada DGAC. La nueva Agencia de Seguridad incorporará a las funciones de inspección a profesionales de muy diferentes especialidades, pudiendo proceder de los cuerpos especiales de funcionarios. Sin embargo, no existen en el ámbito de esta función pública profesionales como pilotos, medicina aeronáutica, ingenieros superiores y técnicos con experiencia. En el caso de los comandantes de avión, habían hecho una solicitud expresa de una incorporación más activa y en un número superior, dado que la operación aérea es precisamente la materia de competencia de los pilotos y los que más conocen de su seguridad. Por otra parte, Fomento argumenta que este organismo situará a la Administración Aeronáutica en mejores condiciones para velar porque las compañías aéreas respeten los derechos de los pasajeros. Entre las ventajas de la nueva Agencia frente a la actual DGAC, destacan que permitirá una mayor, flexibilidad y agilidad en la gestión de los recursos humanos para la seguridad aérea, mayores posibilidades de incorporar a profesionales con experiencia en la aviación en una estructura mixta; mayor especialización en seguridad aérea; se facilita la investigación en esta materia, conjuntamente con fabricantes de aviones y operadores aéreos; generar a través de sus actividades ingresos adicionales para cintribuir a financiar los gastos o llegar a la autosuficiencia financiera. La nueva organización La estructura de dirección de la Agencia Estatal quedará configurada con los siguientes órganos de gobierno: la Presidencia, ejercida por el director general de Aviación Civil; el Consejo Rector, integrado por el presidente, once consejeros, cuatro designados por el Ministerio de Fomento, cuatro por los Ministerios de Administraciones Públicas, de Economía y Hacienda, Defensa y de Medio Ambiente; dos en representación de las organizaciones sindicales más representativas, y el director de la Agencia, que también es miembro nato del Consejo Rector. La Agencia dispondrá de cuatro direcciones operativas, de Evaluación de la Seguridad y Auditoria Técnica Interna, de Seguridad de Aeronaves, de Seguridad de Aeropuertos y Navegación Aérea y de Seguridad de la Aviación Civil y Protección al Usuario. El otro organismo en el que se desmiembra será una dirección general ministerial que tendrá entre sus competencias fundamentales la de ser rector y proponer medidas para promover el desarrollo del sector del transporte aéreo, negociar convenios internacionales bilaterales de transporte aéreo, o representar al Ministerio de Fomento en los foros nacionales e internacionales y del desarrollo normativo del sector. Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.