Las pérdidas de las aerolíneas alcanzarán los 6.500 M € en 2009, según la IATA

El consejero delegado de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), Giavanni Bisignani, reconoció ayer que la industria aérea mundial cerrará el año con pérdidas globales de unos 9.000 millones de dólares (unos 6.500 millones de euros). Esto supone duplicar las previsiones realizadas en marzo, debido al "rápido desplome de los ingresos".

Durante la celebración de la 65 Asamblea General de la IATA, que se celebra del 7 al 9 de junio en Kuala Lumpur, Bisignani señaló que esta situación también se dio respecto a los resultados de 2008. Las pérdidas estimadas estaban en 8.500 millones de dólares (6.400 millones de euros) y el año terminó con uno 10.400 millones de dólares (unos 8.000 millones de euros).
 
El consejero delegado de la IATA consideró que el sector de la aviación comercial está viviendo una situación sin precedentes. Recordó que jamás se ha vivido una coyuntura tan grave. Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 se registró una caída del 7%, recordó, pero “volvimos a crecer rápidamente”.
 
Resultados regionales
 
Las previsiones de la IATA apuntan que las aerolíneas de América del Norte llegarán a los unos 1.000 millones de dólares (750 millones de euros). Serán las mejor paradas pues esto  supone una importante mejora con respecto a los 5.100 millones de dólares (3.800 millones de euros) del año anterior. Por su parte, las europeas pueden perder unos 1.800 millones de dólares (1.300 millones de euros) debido sobre todo al desplome de la demanda de los servicios de business en sus mayores
mercados.

Las más perjudicadas por la crisis serán las de la región Asia-pacífico, son las que a juicio de la IATA pueden tener las mayores pérdidas, unos 3.300 millones de dólares (casi 2.500 millones de euros).  
 
Las latinoamericanas mientras se situarán en unos 900 millones de dólares (676 millones de euros), como consecuencia de la debilidad de la demanda de Estados Unidos y China. Mientras, las africanas podrían alcanzar los 500 millones de dólares (unos 375 millones de euros).

Reorganización y crecimiento sostenible

Para hacer frente a esta situación, Bisignani apuesta por la  "reorganización" del sector y  el "redimensionamiento y el rediseño" de las relaciones entre las aerolíneas y los gobiernos. También se ha comprometido a que el sector siga creciendo sin aumentar las emisiones de CO2.
 
En el primer punto, la IATA se ha propuesto ahorros por valor de 10.000 millones de dólares (unos 7.200 millones de euros), gracias a una mejor gestión del equipaje, los procesos de viajes y la tramitación electrónica de la carga aérea. Son medidas que se sugieren tras los 4.000 millones de dólares (unos 2.900 millones de euros) que se han ahorrado ya ahorrados con la eliminación de los billetes en papel y el uso de los puntos de autoservicio.

El consejero delegado de la IATA pidió también a los proveedores, "incluidos los monopolios" que adapten sus productos y servicios para bajar los costes. En este sentido recordó el aumento del 86% de las tasas de Londres-Heathrow entre 2008 y 2013 o el mantenimiento de las "tasas de aeronavegación más altas de Europa" por parte de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena).

Entre otros aspectos, pidió a los gobiernos la creación de un plan sectorial global relativo a las emisiones de carbono de la industria aérea que sustituya al protocolo de Kyoto. Según las previsiones de la ITA, el impacto de carbono del transporte aéreo se reducirá en un 7%, de este porcentaje un 5% debido a la recesión y un 2% adicional, como resultado directo de mayores eficiencias obtenidas por las líneas marcadas desde el propio sector.

Ángeles Vargas (transportes@hosteltur.com)
 
IATA.jpgIATA.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.