Diario 5902 25.05.2020 | 01:17
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

"No hay convocatoria de huelga de controladores para Semana Santa ni la habrá"

4 febrero, 2010
Para el gestor aeroportuaro hay una estrategia de los controladores para prorrogar artificialmente la negociación. Los controladores denuncian que el organismo quiere dar un golpe de efecto para esconder que ha pactado de manera irregular incrementos salariales, cuya ilegalidad era desconocida por el sindicato.Tras haber roto negociaciones, tanto Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) como la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) expusieron en ruedas de prensa simultáneas su análisis del trasfondo de la discordia. 
Versión AENA

Ratificando la posición asumida la noche del martes, para el presidente de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), Juan Ignacio de Lema, en el fondo lo que hay es una estrategia de los controladores que ?no ha sido otra que la de prorrogar artificialmente la negociación para llegar al 31 de marzo, fecha cuando vence el convenio actual, dejando sin capacidad de maniobra ninguna a AENA parar imponer así unas condiciones inaceptables, tomando como rehenes a los usuarios".
 
Afirmó que AENA "no va a consentir" que la actitud de los controladores "ponga en riesgo la continuidad del servicio con unas propuestas inadmisibles que dejan en manos del colectivo la organización del trabajo". Agregó que las peticiones de USCA "no sólo reducen los costes del control aéreo sino que los aumentan hasta los 912 millones de euros en 2012", lo que supondría un 70% más que la media de los cinco principales países proveedores de control aéreo en Europa.
 
Según AENA, las propuestas de los sindicatos supondrían un aumento de la masa salarial del 40% del colectivo, por lo que un controlador se retiraría "a los 52 años con una media de 170.000 euros al año, cobrando sin trabajar un sueldo de 35.000 euros al mes de por vida".
  
Lema explicó que, tras 65 reuniones con los controladores durante los últimos meses y las diez proposiciones presentadas por el ente que buscó "en todo momento" el acuerdo, USCA únicamente ha planteado a lo largo de cinco años seis únicas propuestas fuera de lógica. Aseguró que habían planteado una jornada de 1.800 horas anuales, una tercera parte de las cuales se cobraría a "precios desorbitados", hasta casi tres veces más que la hora ordinaria, además de aceptar una "hipotética" mejora de la productividad ligada siempre a un aumento del 40% de su salario fijo y en contra de la política de retribución salarial de los empleados públicos.
  
Concluyó que el ente público ha puesto en conocimiento de la autoridad aeronáutica el bloqueo de la negociación con "tiempo suficiente" para que la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) adopte las medidas que considere necesarias, particularmente de cara a Semana Santa, para garantizar que el tráfico se desarrolle en condiciones de "eficacia, seguridad y sostenibilidad".
 
Preguntado por la posibilidad de que las negociaciones deriven en una huelga de celo por parte de los controladores como medida de presión, indicó que "es posible que pueda volver a producirse", como ya ocurrió en diciembre, en Nochebuena, y dada la experiencia de años anteriores, aunque confió en que no se llegue a ese punto y actúen de forma "seria y responsable".
 
Versión de USCA
 
Paralelamente, el presidente de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Juan María García Gil, responsabilizaba, a su vez, a AENA de la situación. El secretario de Comunicación el sindicato, Rafael López, aseguró que USCA está dispuesta a retomar las negociaciones en cuanto sean requeridos. Acusó a AENA y al Ministerio de Fomento de orquestar una campaña política "para escenificar un conflicto que no existe", rechazando que los controladores estén llevando a cabo medidas de presión como una huelga.
 
Aseguró que los controladores, pese a la ruptura de las negociaciones, se comprometen a dar servicio y a garantizar que se puedan prestar servicios a partir del día 1 de abril, cuando vence el acuerdo de ampliación de jornada laboral ratificado entre el colectivo y AENA. Afirmó que, a pesar de que han mostrado "total disponibilidad? y pedido la información al gestor aeroportuario acerca de los requerimientos, AENA se ha negado a proporcionarles esta información.
 
Con respecto a la diferencia de salario con respecto a la media europea, afirmó que radica en que el controlador español trabaja una media de 1.800 horas anuales frente a las 1.300 de los europeos. "Un exceso de jornada se paga en cualquier trabajo", aseveró.
 
El presidente de USCA, Juan María García Gil, por su parte, acusó al Gobierno de "querer reventar al colectivo para hacer propaganda política e intentar recuperar la imagen que ya no tiene", lamentando las imputaciones que vienen haciendo al colectivo. "Ya sólo falta que a los controladores nos pongan un cartelito en el que diga asesinos y delincuentes. El Gobierno ha querido dar un golpe de efecto?. Y añadió enfático ?no hay convocatoria de huelga para Semana Santa, Garantizaremos el servicio quieran o no?.
 
Aumentos ilegales

El abogado representante del sindicato, Federico García, de García Santamarina, ratificó que USCA descarta realizar huelgas y optará por la vía judicial denunciando que existe una "situación insólita" al no haber podido firmar aún un nuevo convenio.
 
Explicó que hasta ahora no había habido problemas por la firma de acuerdos parciales pero AENA pactó de manera ilegal los incrementos salariales del colectivo los últimos cinco años, debido a que no fueron autorizados por el comité de retribuciones, tal y como reconoció recientemente la ministra de Economía y Hacienda y vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado.
 
De hecho, asegura que no se han publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) porque no se hubiera podido justificar sin la autorización de dicha comisión, y afirma que el sindicato desconocía la ilegalidad de estas retribuciones y que cuando pidió explicaciones a AENA, el gestor aeroportuario les contestó que "de lo único que debían preocuparse era por cobrar, ya que los asuntos legales le correspondían al ente público".
 
Agregó que "USCA no ha pactado las horas extras, nos sorprende que la AESA e Inspección de Trabajo no hayan iniciado investigaciones", subrayó el abogado, quien desmintió que el sindicato haya presentado una propuesta que incremente el sueldo de los controladores, aunque afirmó que el Gobierno ya tenía previsto el cese de las negociaciones. "Daba igual lo que presentáramos ", aseguró.
 
Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Estimado Trabajador de Hosteleria, No se quejan de horas extras, pues siempre les ha tocado hacerlas, pero si resulta que ahora el máximo són 80 anuales, pues va a ser que más de uno ya las habrá cubierto para Semana Santa. Si usted hace horas extras sin que se las retribuian, es su problema, ya que por ley deberian pagarselas, y siento decirle que es su problema y que si no lo soluciona usted, no habrá nadie que vaya a hacerlo, así que agradeceria que no abocara sus problemas contra los controladores. Tambien le agradeceria que no intentara gestionar el número de controladores desde el sillón de su casa sin conociemiento de causa, pues una falta de personal puede resultar en algo tan serio como un accidente aéreo. Pero si prefiere eso con tal de poder coger su avión par irse de vacaciones, usted mismo... Siento si eso repercute a sus vacaciones, pero los controladores simplemente van a trabajar lo que les toca, como deberia de hacer cualquier trabajador. Por cierto, si no hay más controladores, es pq AENA no los forma, ya que es la encargada de realizar la selección de personal y el curso pertinente.

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.