Los tiburones ayudan al turismo sostenible en Canarias

Un tercio de los ingresos que genera el turismo de buceo en Canarias se debe a la regular presencia en sus aguas de tiburones y rayas, según un reciente estudio, en el que se defiende la protección y recuperación de estas especies para potenciar el turismo sostenible.

El estudio "Bucear con tiburones y rayas en España", realizado por la Universidad de La Laguna, la organización Shark Alliance y el laboratorio de ideas Nef (new economics foundation), concluye que así como en la Península y Baleares la presencia de tiburones y rayas aporta poco valor financiero para los negocios de buceo, en el caso de Canarias supone hasta un tercio de sus ingresos.

El video adjunto muestra la presencia de un tiburón Angel en Tenerife, oculto en la arena.

Raquel de la Cruz, del Instituto Universitario de Ciencias Políticas y Sociales de la ULL y directora del estudio, explicó que en las islas hay representadas al menos 85 especies de tiburones y rayas y veinte de ellas se pueden encontrar regularmente en cualquier inmersión.

La presencia de otras especies es más esporádica, como el tiburón ballena o la gran raya manta, pero la simple expectativa de que se puede encontrar genera una gran atracción, explicó.

Un tercio de los buceadores quiere ver tiburones

Según el estudio, un 1% de los visitantes de las islas acude atraído por el buceo y un tercio de ellos específicamente por la presencia de tiburones y rayas.

La actividad del buceo genera en las islas anualmente 10 millones de euros de ingresos directos, así como 245 empleos en los centros que organizan excursiones, de los que 3,6 millones de euros y 87 empleos son atribuibles a la presencia de tiburones y rayas.

En conjunto, incluyendo actividades indirectas relacionadas con el buceo, los ingresos estimados alcanzan los 49,7 millones de euros y 1.206 puestos de trabajo, de los que 17,7 millones de euros y 429 empleos están vinculados a la observación de tiburones y rayas.

Beneficios sostenidos para la economía local

Álex Bartolí, biólogo de Shark Alliance, subrayó que el tiburón vale más vivo que muerto, porque cuando se pesca genera un beneficio puntual, mientras que su presencia en las aguas canarias genera beneficios sostenidos en la economía local durante muchos lustros, dado su largo ciclo vital.

El valor pesquero del tiburón en Canarias es muy limitado, y sin embargo su presencia contribuye también al equilibrio del ecosistema marino.

Dado su potencial, es importante que la protección de los tiburones y rayas no parta sólo de la Consejería de Medio Ambiente, sino que deben participar conjuntamente la de Turismo y la de Pesca, porque a todos interesa su preservación, enfatizó.

"El problema es que nadie los considera animales simpáticos", pero lo cierto es que ejercen una gran atracción y ninguna de las especies que se encuentran en Canarias son tenidas por peligrosas, concluye este biólogo.

HOSTELTUR (actualidad@hosteltur.com)
http://twitter.com/hosteltur
 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.