Diario 5326 19.07.2018 | 01:59
Hosteltur: Noticias de turismo
La UE los equipara a otros modos de transporte

Los pasajeros de autocar tendrán derecho a asistencia y compensaciones

2 diciembre, 2010
La Comisión Europea ha acordado garatizar los derechos de información, asistencia, alojamiento y compensación en caso de retrasos de los pasajeros que viajan en autocar, equiparándolos a los de otros medios de transporte.
Después de meses de negociación, los países de la Unión Europea (UE) y el Parlamento Europeo (PE) decidieron garantizar estos derechos para todos aquellos pasajeros que recorran distancias superiores a los 250 kilómetros en autocar.

Quedan parcialmente excluidos de esta obligación los servicios de autobús urbanos y suburbanos, en los que sólo habrá que garantizar el cumplimiento de ciertos derechos básicos como la no discriminación de personas con movilidad reducida, facilitar información en caso de retrasos o establecer servicios para la gestión de quejas.

Todos los estados miembros tendrán que designar entidades nacionales independientes que velen por la aplicación del reglamento y puedan imponer sanciones en caso de que no se cumpla.

Derechos establecidos

El Ejecutivo comunitario recordó que tendrán derecho a asistencia -bebida y alimentos- los pasajeros que sufran retrasos superiores a 90 minutos en viajes de más de tres horas, así como a dos noches de hotel, por un máximo de 80 euros cada una, excepto en caso de condiciones meteorológicas severas y desastres naturales.

Las compañías deberán además ofrecer compensaciones equivalentes al 50% del precio del billete cuando se produzcan retrasos de más de dos horas, cancelaciones o el operador no pueda reorientar el viaje a través de otra ruta o reembolsar el billete.

Los pasajeros víctimas de un accidente también tendrán derecho a recibir asistencia y ser acomodados en un hotel durante dos noches, así como las personas con movilidad reducida a recibir asistencia gratuita.

El vicepresidente de la CE responsable de Transporte, Siim Kallas, destacó en un comunicado que la nueva medida servirá para elevar los estándares de calidad de los desplazamientos en autocar y autobús y recordó que con ello se equiparan los derechos con los de los usuarios de otros medios de transporte.

El principal punto de desacuerdo entre las instituciones comunitarias durante las negociaciones fue el alcance mismo de la medida. Mientras el PE pedía que se incluyesen todos los servicios de autobús a partir de distancias de 50 kilómetros, los Veintisiete defendían extender ese margen hasta los 500 kilómetros.

España, partidaria de dejar el límite en los 300 kilómetros, intentó durante su semestre al frente de la UE como presidencia de turno cerrar un acuerdo sobre este dossier, pero encontró dificultades para que los socios europeos aceptasen aplicar las mismas exigencias a servicios de larga y corta distancia.

Los países aceptaron finalmente un umbral intermedio, pero a cambio lograron incluir en el acuerdo un periodo de transición de ocho años para la aplicación completa de la normativa, según han confirmado fuentes diplomáticas.

Debido al desacuerdo entre el Consejo y el Parlamento, que codeciden en esta materia, la medida -propuesta por la CE en diciembre de 2008- tuvo que ser negociada en el llamado "comité de conciliación", compuesto por representantes de los países y la Eurocámara y en el que también participa la CE.

La decisión tomada tendrá que ser ratificada oficialmente por mayoría absoluta en el PE y por mayoría cualificada en el Consejo en las próximas ocho semanas. Está previsto que el Pleno de la Eurocámara aborde la materia en febrero próximo, por lo que podría entrar en vigor en abril de 2011.


Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.