Diario 5407 22.10.2018 | 07:48
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

La OMT presiona en favor de la liberalización del comercio con los países pobres

18 diciembre, 2003

El turismo debe consignarse con firmeza en el programa del diálogo internacional actual como un medio de crear empleo y propulsar los ingresos de las naciones más pobres del mundo, explicó el viernes el secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Francesco Frangialli, antes de la reanudación de las conversaciones sobre la liberalización del comercio en el marco de la Ronda de Doha para el Desarrollo tras el fracaso de Cancún. El presidente del Consejo General de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Carlos Pérez del Castillo, en una reunión informal de jefes de delegación mantenida el 9 de diciembre de 2003, informó de que las consultas con los miembros para reiniciar las conversaciones registraban avances, aunque seguían existiendo brechas importantes entre las distintas posturas. El director general de la OMC, Supachai Panitchpakdi, apremió a los miembros a seguir trabajando con conciencia de la urgencia y el compromiso precisos. A escala mundial, los ingresos por turismo alcanzaron los 605.000 millones de euros en 2002 (incluyendo el transporte aéreo), lo que sitúa al sector en una de las categorías más importantes del comercio internacional, con un 7,5% del volumen total. Si se descuenta el transporte aéreo, aún sigue generando unos 500.000 millones de euros, con lo que se sitúa aproximadamente a la par de las exportaciones de petróleo y automóviles. La eliminación de las barreras comerciales que todavía existen en el turismo, un sector liberalizado ya en gran medida, dejaría la vía libre para un progreso considerable que permitiría que se creasen más puestos de trabajo en el ámbito turístico tanto en los países emisores como en los países de destino. La Organización Mundial del Turismo desea que las próximas conversaciones sobre comercio no pasen por alto el turismo. "Los países más pobres se beneficiarían especialmente de la expansión del movimiento Norte-Sur. Pero los países desarrollados no perderían nada, ya que sus empresas se beneficiarán de ese incremento del comercio resultante de una mayor liberalización", explicó Frangialli. La OMT presentó su nueva iniciativa sobre comercio bajo el título de "liberalización de rostro humano" en la última reunión de la Ronda de Doha para el Desarrollo celebrada en Cancún. El proyecto vincula la eliminación de las barreras comerciales aún existentes -muchas de las cuales no tienen que ver con aranceles, sino con medidas tales como las advertencias a los viajeros de ciertos gobiernos, que a veces resultan abusivas y castigan injustamente a numerosos destinos- con políticas respetuosas con los derechos de la población de los países de destino. "En Cancún, nuestra iniciativa despertó verdadero interés, pero tuvo una resonancia limitada debido a la atmósfera cargada de una reunión dominada por intereses especiales y notables recelos", explicó Frangialli, y añadió: "Es en cierto modo desconcertante comparar la cantidad de tiempo y energía dedicada a las negociaciones agrícolas, que la conferencia no logró desbloquear, con la falta total de atención prestada hasta ahora a los intercambios turísticos". "Aunque el turismo está considerado, en principio, en el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios de 1994, parece haberse olvidado que los ingresos por turismo representan un volumen mayor del comercio mundial que las exportaciones de alimentos agrícolas". (HOSTELTUR) (redaccion@hosteltur.com) 

Más sobre Innovación