Diario 5353 19.08.2018 | 13:23
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

El consejero de Turismo apoya las medidas patronales para romper en Baleares la imagen de destino caro

6 noviembre, 2003

El conseller de Turismo de Baleares, Joan Flaquer, anunció ayer el apoyo de su departamento a cualquier iniciativa empresarial que tenga como objetivo romper la imagen de las islas como destino turístico caro. En concreto, anunció su disposición a apoyar a la Asociación de Restauración de Mallorca en sus iniciativas para moderar el crecimiento de los precios. Tal y como adelantó ayer DIARIO de MALLORCA, la citada patronal de bares y restaurantes está estudiando la posibilidad de fijar unos precios máximos recomendados, a los que cada empresa podrá adherirse libremente, de forma que los locales que los apliquen puedan identificarse con un logotipo. Flaquer señaló que el presidente de la citada asociación empresarial, Antonio Mas, ya le planteó esta idea durante un encuentro que ambos mantuvieron a principios de esta semana. Aunque subrayó que la Conselleria no puede intervenir en materia de precios, destacó su disposición a colaborar con las medidas que permitan poner fin a la percepción de que las tarifas que la oferta complementaria (restaurantes y bares) cobra son excesivas, aunque ésta no sea real. Un aspecto especialmente valorado por la Conselleria es que esta iniciativa haya surgido del propio sector, lo que en opinión de sus responsables demuestra la madurez y profesionalidad de los empresarios de las islas. Respecto al compromiso de las patronales de restauración y salas de fiesta de denunciar a aquellos empresarios que incumplan la normativa y dañen la imagen del sector, desde Turismo se destacó que la reactivación del plan de modernización de la oferta complementaria va a ser un factor que va a ayudar también a combatir ese tipo de prácticas. El presidente de la federación hotelera de Mallorca, Pere Cañellas, también manifestó su respaldo a la iniciativa formulada desde la asociación isleña de restauración, siempre y cuando la adhesión a los precios máximos recomendados tenga un carácter totalmente voluntario. En cualquier caso, Cañellas destacó que el hecho de que algunas organizaciones vinculadas a la oferta complementaria se planteen un debate sobre los precios que aplican, tal y como ya se ha hecho en otras ramas de la actividad turística, es un "acto de responsabilidad". El presidente de los hoteleros también manifestó su respaldo a la petición formulada por máximo responsable de la Caeb, Josep Oliver, respecto a la necesidad de que poner fin al actual debate público sobre precios, al considerar que éste sólo sirve para favorecer la imagen de destino caro. (F.G., Diario de Mallorca, 06/11/03)