Diario 5404 18.10.2018 | 01:26
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

El Parlamento balear aprueba la derogación de la ecotasa

22 octubre, 2003

El Parlamento balear aprobó ayer la derogación del impuesto sobre las estancias en empresas de alojamiento, destinado a la dotación del fondo para la mejora de la actividad turística y la preservación del medio ambiente, conocido como ecotasa, por 30 votos a favor, 26 en contra y tres abstenciones. Esta fue la decisión adoptada por la Cámara autonómica, que suprimió el citado impuesto con el respaldo del grupo popular, el rechazo de la oposición y la abstención del grupo mixto, integrado por los diputados de Unió Mallorquina. Previamente, en la votación a las enmiendas presentadas por PSOE, PSM y EU-EV, estas fueron desechadas por 32 votos a 26. El consejero balear de Economía y Hacienda, Lluís Ramis de Ayreflor, defendió la eliminación de este impuesto por vía de urgencia por considerar como "errónea" la ley de lo que sustenta, además de tratarse de una medida "injusta" y "discriminatoria", que perjudica gravemente el sector turístico de Baleares. Ramis de Ayreflor criticó la actuación del Gobierno del "Pacto de Progreso" durante la anterior legislatura y acusó a varios de sus miembros de haber realizado declaraciones en las afirmaban que "sobraban dos millones de turistas", algo que fue "magnificado" por los competidores de Baleares en los mercados emisores. En su intervención, el consejero de Hacienda también consideró inoportuna la puesta en marcha de la ecotasa por haberse realizado en un momento de crisis en el sector turístico, tras los atentados del 11 de septiembre. Además, reiteró las palabras del presidente del Gobierno balear, Jaume Matas, durante el debate del estado de la Autonomía cuando éste afirmó que la ecotasa la habían pagado "los ciudadanos de Baleares con sus puestos de trabajo". En la exposición de argumentos de la enmiendas de la oposición a la retirada de la ecotasa, los portavoces de estos grupos coincidieron en achacar el origen del rechazo al impuesto turístico a los intereses y presiones de los operadores turísticos extranjeros, los empresarios hoteleros locales y el Gobierno central. El diputado socialista Antoni Diéguez comparó la actuación del PP con el reinado de Fernando VII y la iniciativa de la ecotasa con la resistencia de los autores de la Constitución de 1812, analogía que fue criticada por el portavoz del grupo parlamentario popular, Joan Huguet, quien reivindicó la "legitimidad" obtenida en las urnas por su partido para derogar el impuesto. Diéguez, además, rechazó los argumentos del PP para justificar la eliminación del gravamen al señalar que todos tenían solución sin cambiar el fondo de la ley. El representante socialista subrayó que con esta decisión "se pausa pero no se detiene el progreso de Baleares" y, añadió en el turno de réplica, que "la ecotasa queda dormida esperando, sino un príncipe azul, sí un presidente de progreso". Entre las primeras reacciones a la aprobación parlamentaria de la ecotasa, está la de la Federación Hotelera de Mallorca por boca de su vicepresidente Ignaci Esteve, que calificó la derogación de la ecotasa como "el fin de un período muy frustrante" para el sector de alojamiento de Baleares y aseguró que los empresarios tardarán "entre dos y tres años" en recuperarse de sus consecuencias. En declaraciones a EFE, Esteve dijo que es "el fin de un período muy frustrante, que no lo hubiese sido tanto si se nos hubiese permitido aportar soluciones". "Se han perdido cuatro años muy importantes, y ahora hay que trabajar con mucha energía e intensidad para recuperar el terreno perdido", subrayó. Para el dirigente de la patronal hotelera, "no hay ningún aspecto positivo de la ecotasa; empezando por su concepto, que era equivocado, hasta la fórmula que se intentó vender y el arma política que se intentó utilizar es negativa". "Espero que jamás ningún otro partido político y Govern tenga las tentaciones que ha tenido este pasado Ejecutivo", indicó. Esteve cifra entre dos y tres años el tiempo que el sector hotelero tardará en recuperarse. "Lo importante es saber cuánto le va a costa a la Comunidad el capricho de unos señores, un capricho de una formación política, que además no informaba a sus socios de Govern", dijo. "En un intento de justificar lo injustificable no les tembló (a los socios del 'Pacto de Progreso') el pulso de demonizar la imagen de Baleares, y para rectificar eso todos tenemos que remar mucho en una sola dirección", señaló Esteve. Por su parte, el Grup d'Ornitologia Balear (GOB) lamentó que con la derogación de la ecotasa las islas han "perdido una oportunidad y un medio para que los turistas financien proyectos medioambientales". En un comunicado, los conservacionistas reprochan que la suspensión de este impuesto "sólo responde a la voluntad del nuevo Ejecutivo del PP de "contentar a los grandes hoteleros". Asimismo, advierten de que ahora "se reducirán notablemente las inversiones en medio ambiente" y de que es una falacia pensar "que los proyectos ambientales que hasta ahora eran pagados con el gravamen se financiarán a través de los presupuestos generales del Estado o de la Comunidad". "Lo único que se hace es que al final lo pagamos entre todos", critica el GOB, que insiste en que se ha perdido un instrumento que servía para sufragar la conservación de la naturaleza "sin que eso supusiera un incremento de la presión fiscal sobre los habitantes de Baleares ni sobre las empresas 

Más sobre Innovación