Diario 5717 19.10.2019 | 05:05
Hosteltur: Noticias de turismo
Por Luis Motes Gallego, en Innovación

Nethits prueba con éxito un sistema que controla la afluencia a las playas

27 octubre, 2017 (12:15:22)

Juan Antonio Just. Responsable de Desarrollo de Nethits Telecom Solutions.

Valencia. 27-10-17. El traslado al sector turístico de los conceptos en los que se basan los desarrollos tecnológicos para las Smart City ha desembocado en lo que se define como Destino Turístico Inteligente. Debido a la especial configuración del turismo de la Comunidad Valenciana, y en especial en todo el arco mediterráneo español, este concepto cobra un sentido especial cuando lo trasladamos al entorno de las playas.

La evolución tecnológica que ha llegado de la mano de equipos como tablets y smartphones ha provocado gran impacto en el sector turístico. A este fenómeno hay que añadir el uso generalizado de las redes sociales, tanto para recibir información en tiempo real de la oferta turística en el destino en el que nos encontramos como para mostrar a otros visitantes nuestra opinión al respecto de la variedad y calidad de los servicios ofertados. Administración pública, gestores de destinos, empresarios del sector y turistas configuran los distintos aspectos del modelo.

Uno de los principales retos a los que se enfrenta el sector turístico es el de recoger datos de forma fiable, en especial conocer de la forma más exacta posible en tiempo real cual es el flujo de visitantes durante todo el año. En este nuevo marco tecnológico, NETHITS, empresa líder en el sector de las telecomunicaciones, ha estado desarrollando durante los últimos meses una línea de innovación enfocada a la sensorización de playas y entornos turísticos de toda índole.

El marco inicial en el que se han movido esta línea de innovación ha sido un proyecto piloto en el paseo de la playa de Gandia, liderado por La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, a través del Instituto Valenciano de la edificación. El objetivo del proyecto ha venido marcado por la necesidad básica de recopilar información en tiempo real del número de visitantes durante todo un año en una zona turística definida, estableciendo una serie de herramientas digitales que permiten obtener datos fiables para la elaboración de mapas de flujo o mapas de calor.

Para ello, se han instalado en la zona objeto del estudio una serie de puntos de acceso en modo sensor. Estos puntos de acceso, distribuidos de forma uniforme a lo largo del área de trabajo, y con la configuración adecuada, están permitiendo recabar en su radio de alcance, y de forma anónima, los dispositivos que son detectados lanzando peticiones de conexión wifi. El uso generalizado de equipos smartphone, tablets y similares, hace muy senillo extrapolar esta información a una estadística fiable.

En este sentido, ha sido clave trabajar de forma conjunta con los distintos actores en el proyecto, para definir y geoposicionar los puntos de control en las ubicaciones de mayor relevancia para dar sentido al estudio a realizar, así como el poder establecer una densidad de elementos de detección acorde a las particulares condiciones geográficas la ubicación. El despliegue de estos puntos de acceso se ha realizado utilizando la infraestructura de alumbrado público, y se ha utilizado tecnología inalámbrica mediante enlaces punto a multipunto para interconectar en red los distintos equipos de control. Esto ha permitido una significativa reducción de costes, tanto por la utilización de infraestructura existente, como por la tipología de los equipos empleados y la reducción en los tiempos de instalación.

El sistema es capaz de recolectar datos procedentes de los sensores, los cuales pueden ser analizados en tiempo real de manera que se proporciona una visión exacta de la situación de la zona. Este análisis facilita conocer el entorno en tiempo real y tomar decisiones en consecuencia. Para poder analizar estos datos procedentes de los sensores, se cuenta con una plataforma que permite recolectar los datos de los sensores, procesarlos y volcarlos a una base de datos en tiempo real para poder servir unos cuadros de mando que permitan analizar los indicadores correspondientes y tomar decisiones informadas en tiempo real.

La plataforma permite que los diferentes sensores y dispositivos se comuniquen entre sí de manera automática, sin intervención humana, es decir, es una plataforma M2M (machine-to-machine) recogiendo los datos de cada uno de los sensores hacia un sistema centralizado donde se procesan y almacenan en una base de datos que permite su análisis. Dentro de este sistema de información adquiere especial relevancia el almacenamiento de estos en datos en la nube, ya que estos equipos están mandados datos durante 24H a un servicio que los recoge de forma global, para facilitar su posterior tratamiento y así poder elaborar información útil al respecto.

La detección y geolocalización de forma anónima de equipos móviles (tablets y smartphones) durante todo un ciclo anual, sirve para la creación y modelización de mapas de calor que dan información real del número de visitantes según zonas previamente definidas, permitiendo conocer diariamente, por tramos horarios, cuáles son las zonas de mayor afluencia de una zona concreta y cuáles son las que menos visitantes registran. Esta información es fundamental para poder establecer planes de respuesta para reducir la estacionalidad de los destinos turísticos y la mejora del desarrollo de estrategias: mejorando la información al visitante, adaptando la disponibilidad de los servicios públicos, y ayudando a los empresarios del sector a generar una oferta de ocio adecuada.

Más sobre Innovación

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.