Hosteltur: Noticias de turismo
Por Laura Pena, en Hoteles y Alojamientos Aunque a veces pueda pasar por alto, el ahorro energético en un hotel resulta ser más importante de lo que se cree. Esto se debe a que son muchas las funciones que se mantienen en ejecución durante todo el día.

Ahorro energético en un hotel

El ahorro energético en un hotel puede marcar la diferencia en las facturas. 15 noviembre, 2019 (21:37:02)

Aunque a veces pueda pasar por alto, el ahorro energético en un hotel resulta ser más importante de lo que se cree. Esto se debe a que son muchas las funciones que se mantienen en ejecución durante todo el día.

Haciendo un análisis rápido, los hoteles se caracterizan por estar compuestos de una gran cantidad de espacios llenos de luces, televisores, sistemas de seguridad y servicios básicos que, evidentemente, consumen un gran porcentaje de energía.

Imagen nota de prensa Hosteltur

Por esa razón, a continuación te vamos a detallar una lista de ideas sobre cómo mantener un buen ahorro energético en un hotel.

La luz como principal fuente de ahorro

Al hablar de ahorro energético en un hotel, resulta evidente que lo primero que se te viene a la mente es pensar en la luz y es que es precisamente este servicio el que suele representar hasta un 20% en el gasto total mensual del toda la energía consumida en el hotel.

Por esta razón, es totalmente necesario aplicar medidas para reducirla al máximo sin que esto afecte la calidad del servicio que brinde el hotel a sus huéspedes.

Para lograrlo, una de las mejores opciones es utilizar iluminación de bajo consumo, es decir, aumentar el uso de bombillas ahorradoras o de luz blanca como también son conocidas. Aunque estas suelen ser más costosas, resultan ser más duraderas y menos consumidoras de energía.

A esta también hay que añadirles un sistema de apagado automático, algo que va a permitir que en algunos lugares, las luces estén encendidas solamente cuando se estén utilizando verdaderamente, algo que es posible con la ayuda de sensores de presencia.

Del mismo modo, podemos trasladar esta idea a cualquier electrodoméstico: neveras, radiadores, cafeteras, microondas, etc. Un aparato con una eficiencia energética de la clase A+++ ahorra mucho más a largo plazo, aunque inicialmente sea algo más caro.

En este sentido, cuando llegan las épocas de verano, puede ser interesante pensar en un climatizador para las habitaciones en vez del clásico aire acondicionado. Para espacios pequeños funcionan muy bien, purifican el aire, lo humidifican y consumen mucho menos.

Finalmente, volviendo al tema de la luz, si hay algo a lo que un hotel debe sacarle el máximo provecho, es al uso de la luz diurna. En este caso, se debe aprovechar al máximo la luz del día hasta un horario en específico que te permitirá ahorrar un gran porcentaje de luz artificial.

¿Qué otros aspectos deben ser tomados en cuenta para un ahorro energético en un hotel?

Además de la luz, el agua representa un alto nivel de consumo energético en un hotel, lo que significa que si lo que pretendes es ahorrar energía, el agua es algo en lo que se debe prestar atención.

Para lograr esto, solo basta con la instalación de dosificadores en duchas, grifos y sanitarios que permitan ahorrar un mayor porcentaje de agua cuando se utilicen estos espacio.

En definitiva esto consiste en instalar herramientas que contribuyan ahorrar el agua mientras no se utilice, como pasa con los sensores en los grifos inteligentes que una vez retiras tus manos, el grifo se cierra.

La concienciación como método de ahorro energético en un hotel

Muchas personas no toman en cuenta algo muy importante y es que, a pesar del gran gasto energético que genera un hotel, el verdadero ahorro debe partir por la concientización de sus trabajadores y huéspedes.

Esto significa que el factor humano representa la herramienta más importante al momento de ahorrar energía en cualquier lugar.

En este sentido, incentivar a los trabajadores a disminuir el consumo de energía, así como también hacer lo mismo con campañas que motiven a los huéspedes a poder ahorrar un mayor porcentaje de energía mientras disfrute de su estadía en las instalaciones del hotel.

Para nadie es un secreto que cada granito de arena es importante, lo que significa que cada acción puede representar un gran beneficio para el ahorro energético en un hotel y en estos casos, tanto los huéspedes como los trabajadores tienen la responsabilidad en sus manos.