Diario 6008 24.09.2020 | 21:06
Hosteltur: Noticias de turismo
Por Francisco Javier Ribera Van-Daalen, en Hoteles y Alojamientos El Gran Hotel Peñiscola **** implantó este servicio al principio de este verano, de forma totalmente gratuita, como fórmula para descongestionar su Restaurante Buffet, en previsión de que fuera necesario.

El Take-Away también gana adeptos este verano en los hoteles vacacionales.

La necesidad de "vivir una experiencia diferente" o la necesidad de "seguridad" de poder comer tranquilamente sin compartir espacio con un gran número de comensales, dos razones de peso que dejan atrás el objetivo inicial 24 agosto, 2020 (18:13:51)

En puertas de la fecha fijada para la reapertura del establecimiento y retomar la actividad veraniega, las esperanzas estaban puestas en que todo y a pesar del confinamiento y de los casos vividos por el Coronavirus, el verano podría ser finalmente mejor de lo que en un principio se había estimado, por lo que era imprescindible trazar un Plan B por si las cosas iban finalmente mejor de lo esperado.

De ahí nace la propuesta de implantar en el establecimiento el servicio Take-Away, que vendría inicialmente a ofrecer una alternativa al cliente que, o bien por aforo completo tuviera que alojarse en Sólo Alojamiento y quisiera realizar un consumo adicional en el establecimiento, o bien para el que estuviera con Pensión incluida no quisiera algún día respetar el turno de comida asignado, lo cual le permitiría de alguna forma ganar flexibilidad en sus planes para ese día.

Y es que la reducción de aforos en el Salón Comedor, los tiempos extra necesarios para limpiar e higienizar las mesas, y el hecho de querer evitar colas y esperas innecesarias a determinadas horas del día, hacían preciso implantar un sistema de turnos de cumplimiento obligatorio, por lo que se hacia necesario ofrecer en contrapartida alguna forma de poder flexibilizar esta rigidez sobrevenida. Así como poder ofertar un servicio alimenticio a los clientes que se hubieran visto a contratar Solo Alojamiento por no disponer de más plazas para clientes con Pensión incluida.

Basado principalmente en algunos platos estándar y fijos, que se conjugarían cada día con una pequeña variedad de platos de los que se programan para cada servicio cada día de la semana, el servicio Take-Away se ofreció desde el primer instante, y aunque no era necesario realmente su uso como elemento disuasorio al no alcanzarse las ocupaciones anheladas, si empezó a ser usado por ser un servicio novedoso y para paliar la curiosidad de muchos de los huéspedes. Primero fueron unos pocos en probarlo, y tras un resultado más que satisfactorio en la primera experiencia, empezaron a solicitar dicho servicio en más de una ocasión, de forma salteada, durante su estancia. Algo que fue ganando adeptos según nos adentrábamos en el mes de Julio, la mayoría haciendo uso del servicio en 3 o más ocasiones durante su estancia. Otros, sabedores de la existencia del mismo antes de reservar, empezaron a usarlo de forma continuada durante toda su estancia, en los 3 servicios, como opción a no tener que "rejuntarse" con otros clientes en un salón comedor.

Solicitado por vía electrónica a través de un formulario, se le entrega al cliente a la hora concertada en el punto de recogida acordado, y su consumo debe producirse en la media hora inmediatamente siguiente a su entrega. En cuanto a donde puede ser consumido, se han habilitado diferentes opciones: en las propias terrazas exteriores de los bares del establecimiento, en interior del propio Bar Piscina, o incluso en la propia habitación.

¿Pero cual fueron realmente los motivos por los que los clientes se animaron a solicitar el Servicio, y a repetir en numerosos casos? Del análisis realizado a este respecto se desprenden principalmente tres motivos:

- En el caso de los Take-Away de Desayuno, no tener que madrugar si el turno horario asignado para desayunos era demasiado temprano.

- En el caso de los Take-Away de Comida, la posibilidad de flexibilizar los planes de ocio y entretenimiento del día, lo que permitiría disfrutar más tiempo de la piscina, o de la playa sin estar pendiente del reloj para entrar a comer a la hora asignada del turno.

- Y en el caso de las peticiones nocturnas de Cena, estas se concentraban principalmente en las habitaciones con orientación al Mar/Piscina, por lo que el servicio se consolida en este caso como experiencia sensorial, al poder disfrutar así de una tranquila y agradable velada en la terraza de la habitación, cenando con unasmaravillosas vistas sobre la costa mediterránea, con Peñíscola de fondo, porqué no, en numerosas ocasiones bajo la atenta mirada de la luna de verano.

En la actualidad, en los 57 días que lleva en funcionamiento este servicio, se han servido más de 600 menús take-away, de los que más de un 85% han sido por curiosidad y placer.

Imagen nota de prensa Hosteltur

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.