Hosteltur: Noticias de turismo
Por Comunicación FETAVE, en Distribución FETAVE solicita a las Comunidades Autónomas no excluir de las ayudas directas a las empresas con pérdidas en 2019 si pueden demostrar su solvencia, tal y como han efectuado Galicia y Andalucía en sus convocatorias.

Cuenta atrás para solucionar el disparate que castiga a los cumplidores

FETAVE reitera su solicitud a Economía y a Hacienda para que permita que las facturas pagadas durante el periodo de pandemia y los bonos de viajes emitidos acorde al RD Ley11/2020 sirvan para justificar las ayudas directas. 29 julio, 2021 (08:29:44)

25 asociaciones, entre ellas FETAVE, que representan más de 100.000 empresas y autónomos, solicitan un cambio urgente de los criterios de aplicación de las ayudas directas para que puedan ser efectivas y no solo reducción del riesgo del ICO y de las entidades financieras.

Con la reciente recepción de las primeras ayudas directas del plan de 7.000 millones comienza la cuenta atrás para poder solucionar el disparate que castiga a empresarios y autónomos cumplidores

Madrid, 29 de julio de 2021. FETAVE, Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas, como firmante e impulsora del “Manifiesto por una distribución de ayudas directas que no castigue a autónomos y empresas responsables y sea una ayuda real y no solo reducción de riesgo del ICO y de la Banca”, firmado por 25 organizaciones de los sectores de hostelería, hoteles, transporte de viajeros y mercancías, agencias de viajes, empresas de espectáculos y ocio, etc., que representan a más de cien mil empresas, fundamentalmente, pero no exclusivamente, pymes y autónomos, cree que éste es una clara expresión del descontento empresarial con las instrucciones emanadas de los Ministerios de Hacienda y Economía, asumidas, pero no precisamente compartidas, por las Comunidades Autónomas que ejecutan las ayudas, e igualmente, el detallado informe elaborado por CEOE sobre ellas, viene a poner en evidencia que los 7.000 millones de ayudas directas aprobados por el Gobierno de España mediante el Real Decreto Ley 5/2021 en marzo, no están funcionando después de más de cuatro meses.

Ello tiene especial gravedad porque, acorde a los datos de la AIREF, el nivel de ayudas directas, incluso sumando los 7.000 millones del Gobierno de España al de las pocas CC.AA. que han aportado algo a ellas, sitúa a España a siglos luz de las otorgadas por Alemania, Italia o Francia, por citar solo unos países que las han concedido, siendo mucho mayor el impacto de la crisis en España que en esos países.

Para que esas ayudas sean realmente ayudas directas a empresas, pymes especialmente, y autónomos, y no puedan quedar en menos de 3.000 millones prácticamente en su totalidad dedicados a reducir riesgo del ICO y de las Entidades Financieras, no resulta suficiente ampliar el concepto de facturas pendientes de pago con el de compensación de pérdidas, como parece haber hecho Economía, porque no cambia el problema de fondo que solo se resuelve aceptando que las ayudas puedan aplicarse a las facturas pagadas, además de las ya autorizadas que están pendientes de pago, del periodo de referencia y, como agencias de viajes, solicitamos que se incluya también lo referente a la devolución por las agencias de viajes a sus clientes de los bonos emitidos al principio de la pandemia por la cancelación de viajes combinados debidos a la COVID-19 autorizada por Real Decreto Ley 11/2020, todo ello sin perjuicio de mantener la posibilidad de reducción de los créditos financieros y con la prevalencia indicada en el RD Ley 5/2021.

Queremos enfatizar que, para la casi totalidad de los autónomos, acogerse a la posibilidad de reducir deuda financiera, dado que la ayuda es un ingreso, les supondrá reducir su liquidez en un 20% de esa ayuda para el correspondiente ingreso a Hacienda a cuenta, con lo que, si su liquidez es escasa, que lo es, acogerse a la reducción de créditos es, simplemente, un suicidio y tener facturas pendientes de pago, una fantasía de la Administración que lo hace frecuentemente sin responsabilidad ni efectos para ella, pero incompatible con que a un autónomo, o incluso pequeña pyme, le sigan manteniendo suministros y pueda seguir funcionando.

Por ello, si no cambian de manera urgente, en la línea que solicita FETAVE y otras, al menos 24 organizaciones, representando a más de 100.000 empresas y autónomos, las instrucciones emanadas de Economía y Hacienda, los 7.000 millones no se utilizarán ni con mucho en su totalidad y no porque no sean imprescindibles, sino por esas instrucciones no promulgadas ni públicas y aparentemente hasta sin membrete ni firma, el ICO y las entidades financieras reducirán algo sus riesgos con aquellos pocos, normalmente no autónomos y pocas pymes, que se acojan a lo de reducir créditos, pero los pretendidos beneficiarios teóricos de las ayudas mayoritariamente no las recibirán por la restrictiva interpretación aplicada.

Por ello, FETAVE, como ya hizo en mayo, ha vuelto a solicitar una modificación de sus instrucciones a los Ministerios de Economía y Hacienda, responsables de a qué se pueden aplicar estas ayudas, confiando en que estos recapaciten y puedan revisarse las indicaciones emitidas siempre dentro de lo previsto por el RD Ley 5/2021, para que con ello las empresas, sobre todo pymes, y autónomos puedan acceder efectiva y realmente a los 7.000 millones de ayudas directas aprobadas por el Gobierno de España para hacer frente a sus necesidades, pues, en caso contrario, mucho nos tememos que el censo de empresas pymes y autónomos cerradas por la pandemia crecerá inexorablemente y no será porque no se haya indicado reiteradamente tanto al Gobierno de España como a los de las diversas Comunidades Autónomas, la necesidad de esas ayudas y su canalización a las necesidades de empresas y autónomos.

FETAVE solicita a las Comunidades Autónomas una armonización de sus disposiciones en lo referente a la posibilidad de acceso a las ayudas de empresas solventes con pérdidas en 2019, lo que solo depende de las Comunidades por delegación del Gobierno de España, de forma que, en todas ellas, las empresas solventes con pérdidas en 2019 puedan acceder y los criterios de solvencia sean lo más simples y homogéneos posibles como han dispuesto, por ejemplo, Galicia cuyos criterios FETAVE cree muy generalizables o Andalucía entre otras y ello por elementales razones de unidad del mercado y evitar competencias entre empresas sobre bases administrativas diferentes; razones por las que FETAVE se ha dirigido a aquellas Comunidades que habiendo publicado sus Decretos de distribución de ayudas directas no han previsto esa posibilidad de incorporar a las empresas solventes con pérdidas circunstanciales en 2019 que pueden incluso ser simbólicas de unos pocos euros o como puede haber sido la quiebra de Thomas Cook u otras circunstancias extraordinarias.