Diario 2226 23.02.2020 | 23:47
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Afirman que Buquebus quiso comprar la firma en forma encubierta

Colonia Express denunciará a López Mena por extorsión e intento de monopolio

11 noviembre, 2013

El directorio de la compañía de transporte fluvial uruguaya Colonia Express anunció que denunciará ante las autoridades uruguayas al titular de Buquebus, Juan Carlos López Mena “por extorsión, intento de monopolio del tráfico de pasajeros” entre Uruguay y Argentina “y graves faltas a la Ley 18.159 de la Constitución de la República” (ley de competencia).

La empresa asegura que “detectó una maniobra de Buquebus al intentar, en diciembre del 2012, comprar a Colonia Express, a través de una empresa a nombre de Hernán Calvo, quien en octubre de 2012 compró en una subasta los aviones de PLUNA, y al poco tiempo quedó al descubierto que se presentó a la misma a pedido de López Mena”.

En un comunicado difundido este fin de semana, las autoridades de Colonia Express manifestaron que confían en “poder informar a las autoridades del constante intento de Buquebus por acaparar el 100% del mercado e intentar presionar y hostigar a Colonia Express para que salga del mismo”.

Sebastián Planas, presidente y accionista de la compañía que opera la ruta Colonia-Buenos Aires con dos embarcaciones desde su fundación en 2007, relató al programa No Toquen Nada de Océano FM que en septiembre de 2012 comenzaron los contactos entre la firma y una supuesta compañía española –Martiner- “que nos convoca diciéndonos que estaba interesada en empresas uruguayas de transporte y turismo”.

De acuerdo a la versión de Colonia Express (Lumary S.A.), en septiembre de 2012, representantes uruguayos propusieron la compra de Lumary en nombre “de un grupo de inversores españoles, negando siempre cualquier vínculo con López Mena”.

Colonia Express enfrenta a Buquebus
Colonia Express enfrenta a Buquebus

En diciembre de ese año se firmó una “Oferta Irrevocable de compra de acciones, donde la empresa que aparece como futura compradora es Martiner S.A, con Daniel Ramírez como único accionista y único director seguido, también supuestamente, por un grupo de inversores españoles detrás”.

Un mes después “se rompen las negociaciones por incumplimientos de Martiner S.A.”.

Demanda y contrademanda

Por violar la carta de intención, la empresa oferente demandó a Colonia Express, que prepara una contrademanda. Menciona que los términos del acuerdo son ilegítimos “porque entre otras cosas no era un grupo español, como se expresa en esa carta”.

Paralelamente –siempre según la versión que hizo pública Colonia Express- “la operación comenzó a generar dudas en los directivos de Lumary, quienes constataron detalles que Martiner no divulgó”.

Por ejemplo, en documentos presentados ante la Dirección Nacional de Transporte del MTOP el 12 de abril 2012, “se presentó Daniel Ramírez para pedir servicios de transporte regular de pasajeros, presentando como idóneo para dirigir la gestión a Hernán Antonio Calvo Sánchez.

Colonia Express negociaba con Baleària el charteo de un barco para la ruta Buenos Aires-Colonia.Por otro lado, el 11 de enero de 2013, Sebastián Planas es informado por Adolfo Utor  -propietario de Baleària, la principal empresa de navegación de pasajeros de España- que Hernán Calvo le había señalado que López Mena aseguraba que “tenían prácticamente comprada Colonia Express”.

"No hay dudas"

Para las autoridades de Colonia Express “no hay dudas de que la empresa Martiner es parte del Grupo Buquebus, por la presencia de Hernán Calvo, de Ricardo Gorosito (abogado de López Mena en varios temas) y porque es comprobable que Daniel Ramírez trabaja para López Mena en varios negocios”.

“Una prueba irrefutable es que Martiner usa los mismos barcos que son propiedad de las empresas del grupo Buquebus”, sostienen. Al respecto Planas se pregunta: “¿Quién arrendaría equipamiento a un competidor para que le compita en la ruta en la que tiene virtual monopolio?”.

A la vez, Planas establece que “si Buquebus tiene real interés en adquirir Colonia Express no podría hacerlo sin pasar antes por el dictamen de la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia”, reglamentada por los artículos 7 y 9 de la ley 18.159.

Según expresó el directivo, “si no tiene interés en comprar Colonia Express, sí tiene interés en ahogarla, en acosarla, sea para comprarla por menor precio o para desgastarla mediante demandas millonarias”.

“No sé cuál es la intención definitiva, porque Ferrylíneas, Seacat Colonia, Aliscafos Belt, son todas compañías diferentes, hipotéticamente independientes, que responden a Buquebus”, argumentó Planas.

Desde Buquebus no se habían hecho declaraciones públicas sobre esta denuncia hasta el mediodía de este lunes.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.