Diario 2006 22.04.2019 | 01:06
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Pilotos consideran “terriblemente extraño” el accidente; Germanwings se niega a especular

Dos argentinos, un colombiano y un mexicano fallecieron en el accidente de Germanwings

“Una circunstancia muy complicada a bordo para maniobrar”, según COPAC 24 marzo, 2015

Dos personas de nacionalidad argentina, una de Colombia y una de México fallecieron en el accidente de Germanwings, según la lista parcial de pasajeros a la que tuvo acceso ABC en el aeropuerto El Prat de Barcelona. En el avión que se estrelló en los Alpes este martes, según diversas fuentes viajaban 67 alemanes, 47 españoles y al menos una persona de nacionalidad estadounidense, turga, belga y marroquí.

El Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (Copac) sugirió que puede haber ocurrido una "circunstancia muy complicada a bordo para maniobrar" el A320 de Germanwings accidentado este martes en los Alpes franceses mientras cubría la ruta Barcelona-Düsseldorf con 150 personas a bordo, en un accidente "terriblemente extraño" dados los sistema de rastreo y seguimiento existentes en la zona. Por su parte, desde la compañía alemana –filial low cost de Lufthansa- se niegan a especular sobre las causas de la tragedia.

Si bien resulta "temprano para valorar" las "infinitas" circunstancias que han podido originar el accidente, la zona de los Alpes en la que el avión se estrelló es un "área magníficamente controlada y donde funcionan todos los sistemas de rastreo de un avión", con "seguimiento radar y seguimientos de los sistemas propios del avión", dijo a Europa Press Televisión, el decano del Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial, Luis Ignacio Lacasa.

La Dirección General de Aviación Civil (DGAC) de Francia negó que el piloto del avión siniestrado enviase una señal de alerta durante el brusco descenso (11.000 metros en 8 minutos), a pesar de lo que declararon previamente las autoridades.

"La aeronave no realizó ninguna llamada de socorro, pero la combinación de la pérdida del contacto por radio y el descenso de la aeronave llevaron al controlador a aplicar la fase de la alerta", dijo un portavoz de la DGAC.

Esto, en opinión de Lacasa, "sugiere una circunstancia muy complicada a bordo para mantener el control del avión" lo cual "sorprende porque en Europa somos lo más avanzado que hay en cuanto a seguridad y la operación de aeronaves".

La vicepresidenta para Europa del grupo Lufthansa, Heike Birlenbach, dio una rueda de prensa en el aeropuerto de Barcelona.
La vicepresidenta para Europa del grupo Lufthansa, Heike Birlenbach, dio una rueda de prensa en el aeropuerto de Barcelona.

Las condiciones meteorológicas del área de la localidad francesa de Barcelonnette "no eran en absoluto adversas" teniendo en cuenta las dificultades que encuentran los pilotos "en otras zonas como los entes intertropicales", indicó, por lo cual "no parece que haya sido el problema”.

Lacasa aclaró que el principal riesgo en una aeronave cuando se sobrevuela terreno montañoso es la descompresión, que obliga al avión a "bajar a los 10.000 pies", altitud donde se comienza a poder respirar con normalidad, y siempre "teniendo en cuenta los mínimos de seguridad" por el relieve. Por ello, subrayó el hecho de que el aparato de Germanwings no procediera al "desvío de la ruta" propio de un caso de emergencia, pese a la pérdida de altitud".

Apoyo sí, especulaciones no

La vicepresidenta para Europa del grupo Lufthansa, Heike Birlenbach, expresó en la noche del martes que no podía dar información sobre las causas del accidente del avión de Germanwings ni confirmar las identidades porque "sería especular", y aseguró que la compañía tiene el foco puesto en la investigación y en dar apoyo a los amigos y familiares de las víctimas

En rueda de prensa, remarcó que la compañía que representa y Alemania viven un "trágico momento" tras el accidente. Rehusó contestar a preguntas como si lo sucedido fue un fallo del avión, si se han recuperado las cajas negras o si podría haber supervivientes y ha invitado a los medios a no especular.

Sí fue entregada la lista de pasajeros a los "entre 100 y 150" familiares y amigos que se acercado al aeropuerto de El Prat, Barcelona, origen del vuelo. Algunos de ellos han pedido que les trasladen al lugar de los hechos –una zona montañosa sólo accesible en helicóptero- a lo cual Birlenbach no ha precisado cómo lo harán.

Según el secretario del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla), Álvaro Gammicchia, el accidente podría deberse a algo que impida continuar el vuelo, ya sea por un fallo estructural del avión o por un elemento externo. Otra opción, ha añadido, sería una pérdida de control en vuelo.

Dos argentinos, un colombiano y un mexicano fallecieron en el accidente de Germanwings

En opinión de Beatriz Jerez, controladora aérea que trabaja en el Centro de Control de Madrid, la caída y la posterior desaparición de los radares apunta a "un fallo masivo y absolutamente repentino", puesto que las condiciones meteorológicas en la zona no eran desfavorables.

Por otro lado, Jerez ha negado que la huelga que estaban manteniendo los controladores aéreos franceses haya podido influir en el accidente. "En absoluto. Esto tiene que ver con un fallo de la aeronave, no con que haya más o menos personal", ha declarado a TVE, asegurando que cuando se hace una huelga nunca se pone en peligro la seguridad, según recoge Europa Press.

Por su parte Gammicchia ha negado que la antigüedad del A320 de Germanwings, que tenía 58.300 horas de vuelo y 24 años de servicio según su fabricante, Airbus, pudiese "a priori suponer un mayor riesgo" o hacer que fuera "más susceptible de sufrir algún tipo de accidente".

"Los aviones están sometidos a un control de aeronavegabilidad continuado según el cual en la medida en que un avión en concreto esté cumpliendo con sus plazos de mantenimiento y de revisiones, se considera que está en condición aeronavegable, es decir, que es igual de seguro que un avión que acaba de salir de la fábrica", ha dicho en declaraciones a Antena 3 y TVE recogidas por Europa Press.

Además, ha destacado que el A320 es, entre los aviones de corto y medio recorrido que vuelan en Europa, "uno de los modelos que ha triunfado" junto con el Boeing 737, de la competencia. "Tiene un historial de seguridad conocido y bastante acreditado", ha subrayado.

Al lugar del siniestro sólo se puede acceder en helicóptero
Al lugar del siniestro sólo se puede acceder en helicóptero

Según Gammicchia, cuando se decide que un avión de esta antigüedad no siga volando, "normalmente no es por cuestiones de seguridad", sino porque el consumo de combustible suele ser más elevado o porque los motores hacen más ruido y eso obliga a las aerolíneas a pagar unas tasas más altas de uso de los aeropuertos.

La fase de crucero, la menos crítica

El piloto ha señalado la relevancia que tiene el hecho de que el avión accidentado se estrellara durante la fase de crucero ya que se supone que es "menos crítica" que la de despegue y la de aproximación y aterrizaje.

Según ha explicado, "la aproximación a la investigación no es la misma" si el avión estaba en una fase considerada crítica que si estaba en la de crucero, en la que "los sistemas están sometidos a menos demanda y el vuelo transcurre en una condición más estable".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.