Diario 2157 19.11.2019 | 01:59
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Evasión tributaria online

OCDE quiere unificar los impuestos a la economía digital para 2020

Estándar internacional para gravar a las multinacionales de servicios vía web 16 octubre, 2019
  • Un estándar internacional para gravar a las empresas de la economía digital debería estar pronto para fines de 2020, dispuso la OCDE
  • Uruguay reguló la tributación digital porque "había una distorsión no deseada en el mercado, una competencia desleal" según la DGI
  • La OCDE apunta a determinar de manera concreta dónde deben ser pagados los impuestos de la economía digital y bajo qué base

Un estándar internacional para gravar a las empresas de la economía digital debería estar pronto para fines de 2020. Así se lo ha propuesto la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). En Uruguay, el subdirector de la DGI, Álvaro Romano, dijo a HOSTELTUR que "el país está a la vanguardia a nivel mundial" ya que reguló "de manera muy temprana la tributación de la economía digital, cobrándole impuestos desde 2017 a algunas empresas", como Uber. Y hace pocos días anunció la inclusión de Airbnb como contribuyente.

Qué hacer con la economía digital es el principal debate mundial a nivel de política tributaria, esto es, cómo regular impositivamente a las empresas y plataformas digitales que no pagan impuestos ni tienen sede fiscal en todos los países que operan. Es el caso de servicios como Netflix, Spotify o Airbnb.

Los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) tienen en el programa de Erosión de la Base y Traslado de Beneficios (BEPS, por sus siglas en inglés) uno de sus ejes, que entre otros temas alude a la tributación de la economía digital.

La OCDE tiene una hoja de ruta para la regulación global de la economía digital
La OCDE tiene una hoja de ruta para la regulación global de la economía digital

En mayo de este año, en una reunión plenaria con 289 delegados de 99 países fue acordada una hoja de ruta bajo dos principios para aplicar impuestos a la economía digital.

"Un documento servirá como base para la decisión que tomen los países de la OCDE y otros observadores para gravar las plataformas y empresas tecnológicas a fines de 2020", según informó Diario Financiero de Chile.

Si en 2015 se estimaba que el 10% de los ingresos globales por impuestos a las utilidades corporativas eran evadidos por las empresas de la economía digital, esta proporción seguramente creció debido a la popularización del consumo de servicios y productos digitales en todo el mundo.

La OCDE apunta a determinar de manera concreta dónde deben ser pagados los impuestos y bajo qué base, además de establecer la porción de las utilidades que "podría o debería" tributar en la jurisdicción donde los clientes o usuarios están ubicados (denominado principio de "ubicación de los beneficios").

En segundo pilar es el diseño de un sistema que asegure que las compañías multinacionales -en la economía digital y otros sectores- paguen un nivel mínimo de impuestos: "Este pilar debería proveer a los países con una nueva herramienta para proteger su base fiscal del traslado de utilidades hacia países de nula o baja tributación, y tiene la intención de hacerse cargo de los problemas vigentes que identificó la iniciativa OCDE/G20 BEPS", asegura el documento oficial citado por DF.

Uruguay no quiso esperar

En este contexto, el subdirector de la Dirección General Impositiva (DGI) de Uruguay, Álvaro Romano, dijo que "no podíamos seguir esperando, porque había una distorsión no deseada en el mercado, una competencia desleal con los agentes tradicionales".

Así que, mientras se define ese estándar, Uruguay se adelantó y "reguló de manera muy temprana la tributación de la economía digital, cobrándole impuestos desde 2017 a algunas empresas (N. de R. Uber) y desde el 1º de enero de 2018 está aplicándose un sistema de tributación para empresas de la economía digital, prestadores de servicios e intermediarios de contenidos audiovisuales (Netflix)", dijo Romano a HOSTELTUR.

Álvaro Romano, subdirector de la DGI de Uruguay
Álvaro Romano, subdirector de la DGI de Uruguay

Uruguay, afirmó, "está a la vanguardia a nivel mundial en el tratamiento tributario de la economía digital, de las plataformas" porque "son pocos los países que han logrado estructurar una imposición del IVA y del Impuesto a la Renta".

Hoy en día "todos los jugadores relevantes están o bien pagando sus oblligaciones o en proceso de verificación de su deuda" ante el fisco uruguayo.

Si bien son muchos los países que están esperando la definición de la OCDE para gravar estas actividades, Romano apuntó que países importantes como Francia y Reino Unido "han dictado normas específicas y eso seguramente haga que la comunidad internacional avance en la búsqueda de soluciones globales".

Para el subdirector de la Impositiva uruguaya, una ventaja de la economía digital regulada es que tiene 100% de trazabilidad, lo que supone un mayor control y menos posibilidades de evasión.

Acerca del anuncio de que Airbnb comenzará a pagar el IVA sobre las comisiones que percibe por transacciones en el mercado uruguayo, Romano -sin nombrar a la plataforma- mencionó que lo que fue presentado en términos de "acuerdo" se aplica a las facilidades de pago de la deuda que mantenía. "La administración tributaria no negocia con los contribuyentes. sino que aplica el marco normatvo, en este caso de una ley vigente desde 2018", dijo Romano.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.