Edición Latam. Crisis de seguridad

Ecuador entra en “estado de excepción” y Turismo pide mantener los viajes

El sector privado teme perder al poderoso mercado emisor norteamericano 20 octubre, 2021

Ante una crisis de seguridad calificada como “sin precedentes en el país”, el Gobierno de Ecuador decretó el “estado de excepción” en todo el territorio y puso en las calles a las Fuerzas Armadas, junto a la Policía Nacional. Pese a ello, el Ministerio de Turismo aseguró que las actividades turísticas no se verán afectadas y pidió mantener los viajes programados. Los privados temen que se pierda el potente mercado norteamericano, que significa más de un tercio del receptivo.

Ecuador volvió a ser noticia mundial la semana pasada por un hecho de violencia “sin precedentes en el país”: una masacre carcelaria dejó 118 muertos (incluyendo decapitados), mientras crecen los ataques vinculados al narcotráfico en las calles y se multiplican los robos a la población y los turistas. Y las imágenes dieron la vuelta al mundo.

En respuesta, el Gobierno nacional, liderado por Guillermo Lasso, publicó este martes 19 de octubre el Decreto 224, que declara el “estado de excepción” por 60 días en todo el territorio y pone a las Fuerzas Armadas en la calles y caminos para apoyar a la Policía Nacional en el establecimiento de controles preventivos para “resguardar la seguridad y bienestar de nuestros ciudadanos y visitantes”.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, visitó Ecuador y se reunió con Guillermo Lasso

Y es que toda esta situación hizo temer que el Departamento de Estado de los EEUU emitiera una alerta o incluso que volviera a bajar a Categoría 4 el nivel de seguridad ecuatoriano.

En diálogo con HOSTELTUR, el presidente de la Federación Nacional de Cámaras Provinciales de Turismo (Fenacaptur) y titular de la Cámara de Turismo del Guayas, Holbach Muñetón, afirmó: “Es un tema muy penoso, que hasta el Papa lo mencionó. Nunca habíamos visto casos como los que ocurrieron en las cárceles de aquí, y a eso se suman los Travel Warning de EEUU, que le dice a sus pasajeros que en la propia zona de su Embajada están asaltando o que existe un problema con el narcotráfico. Y Canadá lo mismo”.

La preocupación es grande porque, de acuerdo a los datos disponibles, los pasajeros de esos dos mercados significan más de un tercio del receptivo de Ecuador en condiciones “normales” (como 2018 o 2019 antes de las revueltas sociales y la pandemia).

“En 2019 entraban 1,5 millones de turistas. Unos 500.000 entraban por la frontera (unos 250.000 por Perú y otros 250.000 por Colombia). El otro millón corresponde a la vía aérea y, de ellos, 440.000 son estadounidenses y 37.000, canadienses. ¿Qué quiero decir con esto? Que más del 50% viene de esos dos países. ¿Qué pasa si deciden subir la alerta? Me preocupa porque ellos escuchan muchísimo a sus embajadas”, sostuvo Muñetón.

Un día después de la declaración del “estado de excepción”, el Ministerio de Turismo emitió un comunicado en el que asegura que “las actividades turísticas en todo el territorio ecuatoriano no se verán afectadas y continuarán desarrollándose con normalidad, respetando las medidas de bioseguridad y en los horarios y aforos establecidos”.

Las Fuerzas Armadas reforzarán el trabajo de la Policía Nacional ante la escalada de violencia (Foto: Agencia Télam)

“Invitamos a los turistas a mantener sus planes de viaje y continuar disfrutando de Ecuador”, concluye el mensaje de la cartera, en el que se explica que las medidas corresponden a acciones para preservar justamente “el bienestar de los prestadores de servicios y visitantes en general”.

Finalmente, el organismo liderado por Niels Olsen informó, sin mucha relación con el tema en cuestión (excepto enfatizar esa imagen de “normalidad”), que el Comité de Operaciones de Emergencias (COE) Nacional autorizó un aforo del 60% en los espectáculos públicos en lugares abiertos techados, dando continuidad a las medidas de reapertura para el sector.

En este contexto, el presidente Lasso recibió esta misma semana al secretario de Estado de los EEUU, Athony Blinken, y uno de los grandes temas en la agenda bilateral fue justamente el de la seguridad, vinculada a la lucha contra el narcotráfico, y el funcionario de Joe Biden comprometió el apoyo de su país en ese aspecto.

Avatar redactor Rolando Klempert Izaguirre Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.